Calificar:

9,6

14 votos

Sinopsis de LA SEMANA DE COLORES

Los relatos de La semana de colores, son historia al mismo tiempo inquietantes, aterradoras y bellas en las que la existencia y la inocencia de sus personajes se llenan de grietas por donde se cuela, cegadora, una luz que profana y desvanece la realidad, la verdad fatua de la humanidad. Son seres que se sumergen en un sueño para no regresar nunca a la vigilia. Elena Garro demuestra con esta obra que la lucidez poética es un antídoto contra los dogmas de la razón, que la locura no es otra cosa sino exacerbada conciencia. Su prosa la ubica como escritora única en la escena de la literatura mexicana del siglo XX, como una presencia a veces incomoda que desde su mirada escéptica y transgresora se acerca a una reflexion sobre la vida, donde se percibe, mas que comprensión, sensibilidad metafísica.

5 reseñas sobre el libro LA SEMANA DE COLORES

Debe ser dificil que un libro de Elena Garro no consiga maravillarte. Y su libro de cuentos "La semana de colores" no debería ser la excepción. Sí es dificil entender por qué Garro no alcanzó el reconocimento en la historia de la literatura latinoamericana a la altura de sus célebres contemporáneos latinoamericanos o a la medida de su inmenso talento. Quizás haya sido la sombra de Octavio Paz (quien fuera su esposo varios años), la libertad ideológica que la arrastró al exilio, el simple hecho de ser mujer; o la suma de tales circunstancias. En cualquier caso estamos ante una terrible injusticia. "La semana de colores" es un manjar para los sentidos: es juego y fantasía, la realidad más dura vista a través de una mirada desestructurada, lo cotidiano pasado por el tamiz de la extrañeza. Todo aquí es cuestionado, todo se escapa de nuestras ideas preconcebidas. El tiempo, la muerte, la amistad, la familia, las convenciones sociales, el rol de la mujer; todo es arrastrado hacia un torbellino de percepciones que cuestionan la racionalidad a partir de una concepción del mundo como fantasía e imaginación no exenta de brumas y densidad. Sus historias están hechas de maravilla y sordidez. En sus relatos caben desde un mundo creado por la inocencia y la poesía de la mirada de niñas traviesas (las hermanas Eva y Leli protagonizan varios relatos) nombrando realidades con su desbocada imaginación hasta relatos brumosos poblados de injusticias, pobreza y apariciones, tiempos no lineales convergiendo, voces arcaicas que dialogan con el presente. La claridad creadora de sentido y una oscura realidad plena de misterios y enigmas conviven en sus páginas. Considerada una precursora o iniciadora del realismo mágico, Elena Garro exede y reniega de esa etiqueta. Es dueña de una prosa depurada, exquisita y poética que nos transporta a mundos oníricos, mágicos y simbólicos a la vez que reales; develando lo que yace oculto tras lo mundano, terrenal y cotidiano de nuestra realidad. Con una mirada siempre luminosa y colorida, aunque a veces sus tonos se tornan opacos e inquietantes, logra armonizar y cohesionar los diversos elementos presentes en su narrativa. "El mundo no era tan aparente como parecía, existía otro mundo imprevisto, que era el revés del mundo en el que yo vivía y en el cual sucedía el amor, la música, la belleza…"


El tiempo el inefable...ni su medición ni su categorización resultan iguales para todos los seres humanos. La realidad nunca la misma en todos los entornos, es más, siempre presenta grietas y resquicios por los cuales se cuelan la ilusión y la fantasía. Mas si se toman de la mano de los niños. Tomando por asalto el mundo de los adultos. Lo sobrenatural siempre estará presente donde un ser vivo sea capaz de imaginar. La relación de los seres humanos siempre será una en la realidad y otra en su mente. . La muerte tiene tanto de natural como de sobrenatural, trasciende fronteras espacio/ temporales, de la realidad, se convierte en algo místico- mágico. Es luz y es sombra. Es liberación y condena eterna. Todo ello sucede en una semana de colores, donde a pesar de su colorido y brillantez , predomina el gris sombrío de la inefabilidad. En una semana donde el lustre de los viernes puede ser precedido de tres jueves, o saltarse un sábado, contener pecado y virtudes, donde las semanas se convierten en meses, en años, a veces ligerísimas, a veces con un peso que oprime el pecho hasta impedir la respiración. La capacidad de Elena Garro para dotar a sus personajes de la posibilidad de trastocar cualquier convencionalismo cotidiano en ilusión, magia y fantasía al alcance de su mano, no puede ser puesta en duda . Convierte situaciones del día a día en cuestiones que de no ser tan perfectamente escritas rayarían en lo absurdo. Estos 13 cabalísticos relatos pasean al lector por el mundo de la ilusión, la fantasía y la magia,sin desprenderle completamente de lo inefable que constituye la realidad más imponderable todos los ríos desembocan en el mismo mar. Desde el cuento que da título al libro pasando por “antes de la guerra de Troya “ “ el robo de Tiztla” “ el duende “ “ el día que fuimos perros” donde la narradora es una niña, “ el árbol, “ “el anillo” “que hora es “ “ era Mercurio” oníricos, sobrenatural tomado de la mano de realidades negadas. “ La culpa es de los tlaxcaltecas “ tiempo inexisente , tiempo ue se desvanece, y el más reconocido de sus relatos. “ Perfecto Luna “...perfecta mente llevado al cine. Hasta la conclusión. “ Nuestras vidas son los ríos”. Rebosa feminismo, desborda inconformidad . Su lectura aporta fantasía que se adhiere a todos los sentidos y perdura por...semanas con colores en la lengua,sabores el tacto, olores en la vista , sonidos en la piel,texturas en el olfato. Elena Garro, por vivir con Paz ( Octavio ) vivió sin Paz Elena Garro, tal vez hubiese sido diferente en Paz y sin Paz Pero indudablemente magnífica exploradora de las múltiples vertientes que ofrece el cuento Más allá de la historia...mucho más allá de la simple historia


El realismo mágico es Elena Garro, yo soy Elena Garro desde otro día hablándome por el pasillo de antier, paso por una puerta café de madera vieja, ahí un hombre chicoteaba los días, en el techo se escuchaba el cantar de un duende, en la cocina tomo agua mientras un zapaterito dice que viene de Guanajuato y come junto a su nieto. Salgo al patio donde observo un pozo sobre la pared por él cual por alguna razón corro por instinto, hacia el monte dónde una mujer abraza un árbol confesando sus pecados. Es la primera vez que me encuentro con Elena Garro y fue la mejor experiencia en mi vida, dos tiempos un mismo espacio, la semana de colores.


MÁS LIBROS DEL AUTOR ELENA GARRO


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


LA HIJA DEL ESTE

CLARA USON

Calificación General: 8,6Por leer

RELATOS I

JOHN CHEEVER

Calificación General: 9,1Por leer

FRASES DEL LIBRO LA SEMANA DE COLORES

Hice la tontería de jurarle que la vería todos los minutos de toda la vida


Publicado porEdd62

En aquel entonces también las palabras me parecieron de piedra, sólo que de una piedra fluida y cristalina. La piedra se solidificaba al terminar cada palabra, para quedar escrita para siempre en el tiempo. ¿No eran así las palabras de tus mayores?


Publicado porCristiB1983

Cuando se gaste el tiempo, los dos hemos de quedarnos el uno dentro del otro, para entrar en el tiempo verdadero, convertidos en uno solo


Publicado porEdd62

Yo me enamoré de Pablo en una carretera, durante un minuto que me recordó a alguien conocido, de quien ya no me acordaba


Publicado porEdd62

Ahora no le quedaba sino huir, borrar sus huellas abandonadas en el pueblo y en los caminos, tirar su nombre y buscar otro. No dejar rastro de Perfecto Luna.


Publicado porSara Seg