LITERATURA CONTEMPORÁNEA

LA REVOLUCION ES UN SUEÑO ETERNO

ANDRES RIVERA

Calificar
7,9 30 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de LA REVOLUCION ES UN SUEÑO ETERNO

En La revolución es un sueño eterno Andrés Rivera interroga el pasado argentino y muestra algunos de los rasgos con los que nace nuestro país a principios del siglo xix. La conclusión es dramática: hay capítulos de nuestra historia que parecen repetirse sin remedio. Tal vez por eso, a pesar de la gran distancia temporal que nos separa de él y de su época, Castelli parece ser hoy nuestro contemporáneo. Los turbulentos días de mayo de 1810 han quedado lejos. Tras ser uno de los representantes de la Primera Junta y el gran orador de la revolución, Juan José Castelli está confinado en su casa, derrotado como hombre político y consumido por una enfermedad que lo llevará a la muerte. Con las pocas fuerzas que le quedan escribe ahora, en un cuaderno de tapas rojas, sus pensamientos y recuerdos. Ya no hay lugar para las acaloradas polémicas entre adversarios. Es que "el invierno llega a las puertas de una ciudad que extermina la utopía pero no su memoria". Y ese deseo malogrado de forjar entre todos un país libre y justo se convertirá en la obsesión de sus últimos días: ¿acaso hay alguna revolución que pueda compensar la pena de los hombres o se trata, simplemente, de un sueño imposible? La revolución es un sueño eterno es una novela espléndida, en la que Andrés Rivera muestra de manera singular su gran competencia como narrador, un sugestivo dominio del lenguaje y una notable habilidad para iluminar zonas cristalizadas del discurso histórico oficial. En 1992 obtuvo el Premio Nacional de Literatura, merecido reconocimiento a un relato que va más allá del cruce fecundo entre ficción e historia.

Año de publicación:2008

6 reseñas sobre el libro LA REVOLUCION ES UN SUEÑO ETERNO

Parto de esta base: no creo que haya un mejor título en el mundo. Cualquier revolucionario podría decir que no. Que la revolución no es un sueño sino una realidad. Por eso Andrés Rivera se ataja desde el primer momento y comienza su novela citando a Lenin: "Todos es irreal, menos la revolución". Luego de la revolución de mayo de 1810, uno de los representantes de la Primera Junta - Juan José Castelli - está enfermo, al borde de la muerte, postrado en su casa, y completamente desmoralizado. El título de Rivera no fue de ninguna manera azaroso: ¿Hay alguna revolución que pueda compensar las penas de los hombres, o la revolución es un sueño eterno? Abro el libro y veo que tengo varias anotaciones. No sé cuándo las hice porque lo leí dos veces: una cuando era adolescente y otra cuando cursaba el primer año en la universidad. Pero me llaman la atención mis notas, que van transitando las hojas del libro de principio a fin. Son los pensamientos de Castelli, que reflexiona - apesadumbrado - sobre los hechos de mayo. Las pongo aquí a modo de recomendación: "Yo, Juan José Castelli, que escribí que un tumor me pudre la lengua, ¿sé, todavía, que una risa larga y trastornada cruje en mi vientre, que hoy es la noche de un día de junio, y que llueve, y que el invierno llega a las puertas de una ciudad que exterminó la utopía pero no su memoria?" "La misión de la iglesia no es liberar a los esclavos, si no hacerlos buenos" "Revolucionarios sin revolución: eso somos" "No hay revolución sin revolucionarios" "Créame: cuando un palo duro cae sobre la gente, la gente come mierda y besa la mano que maneja el palo" "Juré que la revolución no sería un té servido a las cinco de la tarde" "Entre tantas preguntas sin responder, una será respondida: ¿Qué revolución compensará las penas de los hombres?"


A muchos les ha fascinado este libro, a mi particularmente no. No porque este mal escrito, pero no he logrado hacer empatia con el personaje o con la historia. Esperaremos a darle otra oportunidad.


Lo mágico del libro es la particular forma narrativa de Andrés Rivera. Muy similar a su obra "El farmer", sobre Juan Manuel de Rosas. Ésta vez es Juan José Castelli, quien protagoniza sus últimos días, lejos de los eufóricos días de 1810, y cerca de la muerte. Un vaivén entre recuerdos de gloria y descripciones de sentires físicos y emocionales, todos dolorosos, todos solitarios. Pareciera que la gran mayoría de los personajes que hoy se enseñan en el colegio como nuestros grandes héroes, han muerto solos, pobres, olvidados o traicionados por la misma patria por la que vivieron.


Pocas cosas tan buenas se han escrito


Uno de los mejores libros que leí. Excelente. No tanto por lo que relata como por la extraordinaria manera de narrar esos hechos que van de lo cotidiano y simple hasta sucesos importantes de la vida de Castelli y de la nación argentina, como su testimonial ante la junta con un tumor en la lengua, él, el orador de la revolución. Rivera relata en primera persona y genera la magia de la empatía con Castelli desde la primera oración. Es de lectura difícil, lenta, sin desperdicio.


Castelli, el Orador de la Revolución de Mayo, termina sus días sin poder hablar. Rivera, con su trazo maestro, nos muestra todo los tormentos que pasan por su cabeza durante sus últimos días.


Más libros del autor ANDRES RIVERA


ESE MANCO PAZ

ANDRES RIVERA

Calificación General:8,2

EL FARMER

ANDRES RIVERA

Calificación General:7,4

También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA


Frases del libro LA REVOLUCION ES UN SUEÑO ETERNO

Entre tantas preguntas sin responder, una será respondida: ¿qué revolución compensará las penas de los hombres?

Publicado por:

ALIBRATE