1. ALIBRATE
  2. LITERATURA CONTEMPORÁNEA
  3. LA REBELIÓN DE LAS RATAS

Calificar:

8,2

58 votos

Sinopsis de LA REBELIÓN DE LAS RATAS

Rudecindo Cristancho y su familia se encaminan a Timbalí, principal centro carbonífero del país, esperanzados en un mejor porvenir. Cuando llegan a su destino se encuentran con un pueblo miserable, habitado por obreros que apenas pueden sobrevivir con lo que derivan de su inhumano oficio en los socavones de las minas. Siendo ese el único empleo disponible, Rudecindo tiene que engancharse para poder satisfacer las necesidades de su esposa e hijos. Como el resto de sus compañeros, trabaja abnegadamente; pero las injustas condiciones a las que son sometidos por sus patrones extranjeros van engendrando en ellos el germen de la rebelión.

COMPRAR EN PAPEL

10 reseñas sobre el libro LA REBELIÓN DE LAS RATAS

Este fue el primer libro que leí en mi vida, no lo he vuelto a leer porque aún conservo el recuerdo de angustia, tristeza y desesperación de su protagonista. Creo que no fue adecuado para mi edad porque, aunque narraba la situación social de Colombia en ese momento, era demasiada realidad para una niña de diez años.


En esta obra corta, el autor empieza por preguntanrse si lo que se le llama progreso es verdaderamente un progreso para toda la gente o es otra cosa. En esta novela nos cuenta como vivia la gente humilde al menos en su época . Pero no es solo el como vivian lo que más me ha impresionado sino la extraordinaria narrativa que utiliza tan cruda y descarnada que te hace parecer que lo estás viviendo en el momento en que estás leyendo la novela. Te hace ser protagonista de su historia. Es este uno de los libros que más me ha impresionado. Fantástica obra.


La cruda realidad que debe enfrentar una familia de humildes pero honestos campesinos que ven cómo el lugar donde vivían se transforma en un mundo lleno de máquinas gigantes, pavimento, egoísmo y sufrimiento. Buen libro.


Cuando leo la rebelión de las ratas, en mí cabeza empieza a sonar una sonata de destrucción en "crescendo", Fernando Soto sabe exactamente como rematar cada capítulo, añadiendole un grado de crudeza aún mayor en cada cierre de capitulo, es un termómetro a tempo, las cosas estallan cuando tienen que estallar, ni una página antes ni una página después, al final casi que puedes oler el fuego que consume las calles de tumba, es increíble y en muchos aspectos sublime.


Aunque parece muy surrealista; esta es la realidad de muchos colombianos olvidados por el gobierno. Todos y cada uno de nosotros, por más mansos que seamos como lo era Rudecindo Cristancho, somos una bomba de tiempo. Un libro muy bien narrado dónde el sometimiento se convierte en revolución. Este libro expone muchos de los problemas sociales que vive Colombia y en si, Latinoamérica.


La rebelión de las ratas de Fernando Soto Aparicio nos relata la trágica historia de Rudecindo Cristancho, un campesino que, en busca de una mejor calidad de vida para su familia, emigra junto con ella, hacía Timbalí, un pueblo que a todas luces parece ser un centro de desarrollo y de grandes oportunidades, gracias a que su actividad económica gira en torno a la extracción del carbón. (Aquí se debe resaltar que, para la época en la que se encuentra situado el desarrollo de la historia, la extracción del carbón se comprendía como el camino hacia el desarrollo, la industria y la civilización). No obstante, para Rudecindo y su familia las cosas no resultan como esperaban. Primero, porque en medio de la opulencia de la ciudad no hubo quien se compadeciera de su situación, obligándolos a hacer de su nuevo hogar una choza deshabitada, que se encontraba en un basurero, a las afueras del pueblo. Segundo, a pesar de que Rudecindo logra conseguir un trabajo en la minera, lo poco que gana no le alcanza para mantener a su familia. Y tercero, las condiciones de su trabajo eran deplorables y esclavizantes, hasta el punto de recibir insultos y maltratos por parte de sus superiores. Esta insoportable situación, que no era vivida únicamente por Rudecindo y su familia, empieza a generar en medio de la población minera un sentimiento de indignación y resentimiento que los lleva a tomar medidas desesperadas. Tengo que confesar que a este libro le tenía demasiada pereza. La verdad no sabía de qué iba, pero tenía presente que era un libro escrito por un autor colombiano en los años 60, lo que para mí y tal vez para muchos de nosotros, representaba un libro pesado por la tendencia a que la estructura o la forma en como estos libros están escritos son tediosos. Pero ¡vaya sorpresa que me lleve! Soto Aparicio tiene una pluma ligera. Y queda demostrado con la complejidad del tema que desarrolla de una manera suave y demasiado llevadera. Pienso yo, que una persona con un mínimo de interés en leer literatura colombiana o literatura con crítica política, económica y social podría leerlo fácilmente. La rebelión de las ratas constituye un retrato del rostro de la desigualdad y la injusticia. Nos relata lo que tuvo y tiene que vivir cada campesino que sale de su tierra en busca de un mejor porvenir. Pero lastimosamente se topa con la realidad del progreso, de la civilización y las dinámicas mismas de la ciudad y de sus habitantes. Nos habla del individualismo y por consiguiente, del egoísmo vivo en cada uno de nosotros y de la sociedad en general. Nos habla sobre todos de esa codicia que nos lleva a tomar decisiones tontas y falsas dizque en busca del bienestar y de un mejor porvenir. Este libro claramente es una crítica a todo el modelo económico y al sistema, pero también lleva implícitamente una crítica individual que no solamente se remite a pensar en cómo trato al prójimo, sino a meditar qué significa para cada uno el bienestar, la calidad de vida, y la felicidad. ¿A caso es tener un carro? ¿Es acaso tener el último celular? ¿es tener una casa con todos los muebles de Ikea? ¿o, hay algo más allá de lo material?


Es una novela que cuenta muchas realidades, pero tampoco creo que sea acorde que los niños tengan esto en su plan lector en el colegio. Es una historia bastante trágica, que uno aprecia cuando ya ha crecido.


Muy crudo , me impacto profundamente su lectura, todo el tiempo sentí angustia y deseos de proteger a su pobre protagonista,nada de finales agradables.


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


MÁS LIBROS DEL AUTOR FERNANDO SOTO APARICIO


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


FRASES DEL LIBRO LA REBELIÓN DE LAS RATAS

Los hombres continuaron hacia adelante. Eran los desposeídos, los desamparados, los olvidados. Eran los seres famélicos que luchaban contra la injusticia. Venían desde las garras de la miseria hasta los extremos sangrientos de la rebelión.


Publicado porAlex_mpromotheus

Los hombres continuaron hacia delante. Eran los desposeídos, los desamparados, los olvidados. Eran los seres famélicos que luchaban contra la injusticia. Venían desde las garras de la miseria hasta los extremos sangrientos de la rebelión.


Publicado porJuanesferc06

Llevaba como únicas armas, sus manos callosas de minero; como bandera, su voz que reclamaba por lo que legalmente le correspondía; como antorcha sus ojos que brillaban, poseídos por la fiebre de una determinación irrevocable.


Publicado porJuanesferc06

Mirando con miedo y rencor a los policías. Aún creía verlos, montando los caballos robados en las haciendas, sembrando el terror y la muerte por los caminos, nada más sino porque unos pertenecían a un partido y ellos a otro...


Publicado porJuanesferc06

¡Policías! Casi todos los obreros los temían, sobre todo los que habían acudido al valle desde los campos; porque uno de tales uniformes había Sido equivalente para ellos al traje común de la muerte, del incendio, de la violencia.


Publicado porJuanesferc06

Los pobres estamos siempre en el peor nivel de vida. Cuando no somos inútiles, somos ignorantes.


Publicado porJuanesferc06