Calificar
8,2 621 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de LA PESTE

Novela apasionante, de gran densidad y de profunda comprensión del ser humano. El narrador se presenta como un testigo de lo ocurrido durante la epidemia de peste que azotó a la ciudad de Orán, siguiendo los pasos de cada uno de los personajes que de una u otra forma estuvieron involucrados en lo que significó la enfermedad para el pueblo. El Doctor Rieux, médico de la ciudad, se sorprende tras la muerte de uno de sus pacientes, consultando a su colega el Dr. Castel. El cuadro clínico además de la aparición paralela de centenares de ratas muertas en las calles de la ciudad alertan a los médicos ante la sospecha de un posible brote de peste bubónica.

Año de publicación:1947

66 reseñas sobre el libro LA PESTE

Puedes contemplar todas las hojas y te verás invenciblemente atraído por una de ellas,que tendrás que levantar la mirada al interior de cada ranura que pueda liberarte de una ciudad trémula por los cadáveres recientes e invadidos superficialmente por forúnculos y linfas que las minaban interiormente. Uno puede imaginar lo que representa en una pequeña ciudad ,tan pacífica hasta entonces ,y calamitosa en pocos días. Aquí se desmantela el conjuro de los necios y el heroísmo pasa al segundo plano,aquel que comete actos desesperados e insensatos. Los tropezones harán que cada hombre se les ponga el dogal en el cuello y el corazón minado,pero hay algunos que se liberan de la pasividad y que tienen el designio indescifrable de cumplir su deber, así sea contar a los muertos o salvarlos en medio de los terribles lamentos en que estaban sumergidas las noches. La voz de Rieux,Grand,Castel y otros será un iracundo aullido para que salgan a flote sus conceptos sobre la ciudadanía ,la libertad y la moral. «El bacilo de la peste no muere ni desaparece jamás,que puede permanecer durante decenios dormido en los muebles,en la ropa ,que espera pacientemente en las alcobas ,y en las bodegas ,en las maletas ,los pañuelos y los papeles ,y que puede llegar un día en que la peste , para desgracia y enseñanza de los hombres ,despierte a sus ratas y mande a morir en una ciudad dichosa.» La peste.


Ambientada en Orán ( escenario recurrente en la obra de Camus), "La peste" supone una sucesión de acontecimientos que desencadenan un auténtico desastre sanitario, económico, social que en este momento ((finales de 2020) los ciudadanos de todo el mundo conocemos muy bien. En el relato destacan los personajes muy bien dibujados representando la entrega, la avaricia, la cooperación, la soledad, la miseria que enmarcan y caracterizan todo lo que acontece en esta historia. Algunos capítulos son tan explícitos que es como encontrarse directamente con el enigma de la existencia. Si tuviera que destacar un aspecto que me impactó sería la reflexión sobre la decadencia humana, la soledad, la muerte y la indefensión de una ciudad ante un acontecimiento que aparece puntualmente pero que se desboca, se multiplica exponencialmente desbordando y agotando todos los elementos de contención posibles . La novela nos pone a prueba e invita a reflexionar sobre el sentido de la vida y la resistencia ante la adversidad. Indudablemente ,las lecturas cobran sentido dependiendo del momento en el que se nos presentan y nuestra sensibilidad y apreciación favorecen más o menos la empatía con la que acogemos cada historia. Seguramente si hubiera leído esta novela en otro año, mi impresión hubiera sido otra pero leer la historia de cómo surge y se extiende una enfermedad cuando realmente eres testigo directo, aumenta vertiginosamente mi interés y mi capacidad de comprensión. Aunque me dejó con una sensación de abatimiento, considero que es una lectura casi obligada por su estilo, su riqueza narrativa y por la intensidad y realismo de los conceptos vitales que en ella se tratan.


"Si hoy la peste os atañe es que os ha llegado el momento de reflexionar. Los justos no temerán nada, pero los malos tienen razón para temblar." La novela, que narra los meses de cuarentena por una epidemia en la ciudad portuaria de Orán, en la Argelia francesa de principios de siglo XX, de inmediato se convirtió en un clásico. Ha sido revivida este año 2020 por la pandemia del coronavirus y la he descubierto por primera vez, dejándome una enriquecedora satisfacción literaria y un contenido estremecimiento por sus alegorías. No solo por este momento tan pertinente y que Camus experimenta dotándola de realismo a través de su texto, atemporal, imperecedero, sino porque, al igual que EL EXTRANJERO, es una lectura complicada por su densas descripciones y duras reflexiones, aunque realmente sirve para orientarnos en tiempos desconcertantes y angustiosos bajo su estilo intachable. Existencialismo ético en tres partes: crónica de una epidemia de peste a nivel periodístico y el pánico social, la solución religiosa y los que se enriquecen aprovechando el momento y los moralistas que nos dicen hay que luchar. Hay unos enfermos que hay que curar pero los medicamentos y los equipos no llegan... ¿os suena de algo? La necesidad de esa moral es un atismo reflexivo sobre las personas y las relaciones humanas en el tablero de ajedrez del mundo, por eso es una novela tan atemporal y de riqueza narrativa. LA PESTE de Camus se puede interpretar como la crónica de una epidemia pero también como una alegoría política, de esas ideologías que igual que los virus aparecen de vez en cuando en la historia y hacen tanto o más daño. Una novela esencial que contiene diferentes planos de lectura, personajes ricos y situaciones realistas. No es una lectura que suscite unanimidad, creo que eso la hace más obligada si cabe.


Albert Camus escribe una novela que puede volver oscura y ominosa la perspectiva de muchos, pero es capaz de aclarar la visión de cualquiera Una novela que habla fuerte y claro a todos sobre la desesperanza, el aislamiento, la soledad, ; pero susurra esperanza al oído de aquellos que deben sufrir, a ambos lados de la línea aún ante el fétido aliento de la derrota. Crónica de hechos recurrentes en el devenir de la humanidad, que el progreso y tecnología, moldean, pero no cambian. Crónica de la solidaridad de unos cuantos hacia el sufrimiento dolor e intolerancia de muchos. Noticia antigua de la ausencia de empatía de muchos.Trastocada en furia , desconfianza e incluso en obtención de ventajas. Rieux, responsable , persistente, resistente , vencido, pero no convencido, el que sabe que saber no ayuda. Pero nunca culpable Tarrou, indolente escéptico, pero firme, Cottard, rescatado, de su auto inmolación para ser inmolado , símbolo de la recuperación Oran una ciudad cualquiera, en cualquier época Novela que ha sido largamente revisada, observada con lupa , interpretada . Pero en el contexto de atemporalidad que le confiere la actualidad; no requiere la más mínima explicación. No hemos aprendido mucho, hemos entendido aún menos.


Bostezar: Hacer involuntariamente, abriendo mucho la boca, inspiración lenta y profunda y luego espiración, también prolongada y a veces ruidosa, generalmente por sueño o tedio. Bostezo: acción de bostezar. Sinonimos, la peste, albert camus. Debo agradecer a este libro la cantidad de lugares distintos visitados en una misma trama; he contado ovejas, he repasado la lista de la compra, planificado la próxima visita comercial e incluso las vacaciones...para despues, retrasar tres o cuatro paginas y tratar de volverme a centrar. La capacidad que alcanza camus en este libro, para desconectarme de su trama y pensar en las musarañas es inaudita, cada cuatro paginas nada menos! Por mucha reflexión que contenga, por mucha fosas comunes, muertes, exilios, campos de concentración, por mucho desorden del caos...y por muy genio que sea el autor ( que lo es) no es suficiente. No basta con tener 4 de cada diez paginas sublimes y el resto infumables. No esta bien estructurado, va dando saltos a la buena de dios, así, por la gracia divina. Sé que soy un ser extraño, de los que piensa que ulises de joyce tiene de obra maestra lo que yo de santo, y que será mi visión la equivocada, pero no puedo mentir... hacia tiempo que no bostezaba tanto. Esta es mi peste de camus, tan erronea o certera como todas las demás y viceversa!


“La Peste” se constituye en una narrativa que describe de forma contundente la condición de letargo y lasitud en que se ve sometida la Población de la Ciudad de Orán en ocasión de los miasmas arrastrados por una epidemia que hace recordar los estragos de la que fue llamada Peste "Negra" o "Bubónica".Puntos Positivos: En una opinión de carácter estrictamente personal, afirmo que pude apreciar ésta historia en virtud de que fui capaz de calzar los zapatos de los personajes, ya que actualmente estamos bajo el cilicio de una Pandemia de alcance mundial, y por lo tanto, logré identificarme con ése mismo sentimiento de tristeza, enajenación, desesperación y claustrofobia que agobia a los personajes.Albert Camus tiene una visión profética que produce escalofríos al compararlo con el contexto de la realidad actual. Los detalles filosóficos planteados en la narrativa son muy hermosos, y tienen un carácter sencillo y práctico.Puntos Negativos: Pienso que definitivamente no hubiera podido culminar la lectura de éste libro si lo hubiese hecho en un momento distinto de mi vida. En algunos capítulos de la narrativa el autor profundiza en detalles que se alejan demasiado de la historia, provocando muchas distracciones y divagaciones de la trama principal. Me costó mucho culminar la lectura, y agarrarle ese "sabor" que por lo general encuentro en novelas de éste tipo.


"La Peste" es una novela sublime, muy bien escrita que inspira en todo momento a la reflexión. En la ciudad de Orán, Argelia, algunas ratas han empezado a aparecer muertas, situación que no presagia nada prometedor. Es una novela con una gran carga moral perceptible en los comportamientos de los personajes a medida que avanza la epidemia. Tal parece indicar que, ante una emergencia sanitaria, todos debemos afrontar justa y responsablemente. Sin embargo, la realidad es muy diferente porque habrá personas que tomen ventaja de la situación, otros que serán indiferentes e incrédulos pero también están los empático, responsables y comprometidos que con acciones altruistas y solidarias ayudan a quién más lo necesite. La Peste, es un clásico imprescindible y más por la Pandemia que estamos viviendo a nivel mundial. Novela altamente recomendada.


Esta es una novela que puedes amar u odiar, según sea la circunstancia en que la leas. Está escrita para masticar despacio y, creo yo, que el 2020, con el contexto covidezco, es el mejor año para leerla. El vaticinio no puede ser más arrollador, o sea, es imposible pasar por alto que lo que vivimos ha pasado antes, y sin embargo esto nos tomó a todos desprevenidos. Camus describió paso a paso una plaga, peste, epidemia, etc; con todas sus fases, (incredulidad, negación, pánico, resignación, despreocupación, rebrote, esperanza, aislamiento, desesperación, convivencia con el virus). Pienso que si la hubiera leído el año pasado no hubiera valorado lo hoy significa leer a Camus, no hubiera sentido mi alma desgarrar con las descripciones de muerte cuando he perdido aquí a muchos amigos con el covid, que sigue amontonando cuerpos inertes en fosas comunes. Es imposible sentir como golpea el libro, la historia. Bernard Reiux, un doctor que no sabe que es ser un héroe hasta que le toca afrontar el deber de curar, no solo porque es un doctor, sino porque la voluntad lo empuja a exponerse al dolor y al sufrimiento de ver como los niños y hombres mueren en sus manos. Cottard, ¡ay Cottard! Y luego está Tarrou y Rambert y su amada. Vale la pena leerla, hasta sepas, tal vez, como termine todo esto, o quizá, nunca termine.


Ver más reseñas

Más libros del autor ALBERT CAMUS


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA


Frases del libro LA PESTE

En el momento de la desgracia es cuando se acostumbra uno a la verdad, es decir al silencio.

Publicado por:

Maribel Calle

Ha habido en el mundo tantas pestes como guerras y, sin embargo, pestes y guerras cogen a las gentes siempre desprevenidas.

Publicado por:

Paco Garrido

Declaren el estado de peste. Cierren la ciudad.

Publicado por:

Maribel Calle

Si hoy la peste os atañe es que os ha llegado el momento de reflexionar. Los justos no temerán nada, pero los malos tienen razón para temblar.

Publicado por:

Paco Garrido

La peste había quitado a todos la posibilidad de amor e incluso de amistad. Pues el amor exige un poco de porvenir y para nosotros no había ya más que instantes.

Publicado por:

Maribel Calle

Para él ya no habría paz posible, como no hay armisticio para la madre amputada de su hijo, ni para el hombre que entierra a su amigo.

Publicado por:

Paco Garrido

Declaren el estado de peste. Cierren la ciudad.

Publicado por:

Paco Garrido

La plaga no está hecha a la medida del hombre, por lo tanto se dice que es irreal, es un mal sueño que tiene que pasar.

Publicado por:

Paco Garrido

Ya no había destinos individuales, sino una historia colectiva que era la peste y sentimientos compartidos por todo el mundo.

Publicado por:

Maribel Calle

El mal que existe en el mundo proviene casi siempre de la ignorancia, y la buena voluntad sin clarividencia puede ocasionar tantos desastres como la maldad.

Publicado por:

Maribel Calle

Todas las formalidades se habían simplificado y en general las pompas fúnebres se habían suprimido.

Publicado por:

Maribel Calle

Los baños de mar habían sido suprimidos y la sociedad de los vivos temía constantemente tener que dejar paso a la sociedad de los muertos.

Publicado por:

Maribel Calle

El mal que existe en el mundo proviene casi siempre de la ignorancia, y la buena voluntad sin clarividencia puede ocasionar tantos desastres como la maldad.

Publicado por:

Vintagebookgirl

El único medio de luchar contra la peste es la honestidad.

Publicado por:

Vintagebookgirl

El modo más cómodo de conocer una ciudad, es averiguar, cómo se trabaja en ella, como se vive y cómo se muere

Publicado por:

Edd62