Calificar
7,5 15 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

«Se aceleraba el ritmo cardíaco y aumentaba la temperatura corporal. Después aparecía la erupción escarlata, que se extendía como un reguero de pólvora por la cara y por el cuerpo…»Traducción: Marcial SoutoEn 2013 estalla en las principales ciudades de la Tierra una peste fulminante que se propaga con rapidez hasta el último rincón habitado. No hay para ella antídotos conocidos; en cuestión de días, el vano éxodo de los pobladores vacía las ciudades, devastadas por el pillaje, los incendios y la violencia.Con el paso del tiempo, unos pocos supervivientes van formando pequeñas comunidades mientras a su alrededor una vegetación asilvestrada, sin control, ahoga las zonas antes cultivadas, y los animales domésticos, con garras y dientes, tratan de asegurarse un lugar en el nuevo orden zoológico.Sesenta años después de la tragedia, el último superviviente de la peste —entonces joven profesor universitario y ahora anciano de casi noventa años— intenta al final de su vida transmitir algo de experiencia y sabiduría a sus nietos casi salvajes, evocando un mundo que ya nadie sabe que ha perdido..La Peste Escarlata (1912), un clásico memorable sobre la fragilidad de la civilización, inauguró el género de novela catástrofe y dejó su huella en libros tan notables como La Tierra permanece (1949), de George R. Stewart, y La carretera (2006), de Cormac McCarthy.Las ilustraciones realizadas para esta edición por el gran artista argentino Luis Scafati añaden una dimensión onírica, a los horrores de ese futuro apocalíptico imaginado por Jack London.

Año de publicación:2012

5 reseñas sobre el libro LA PESTE ESCARLATA

Desde la perspectiva de los extremos de la vida, se refiere la paradoja de la existencia del hombre . Los niños, que dentro de su desconocimiento solo pretenden el paso del tiempo y obtener alguna forma de diversión/ distracción, y una proyección a futuro que los libere de sus responsabilidades. El anciano, que despojado de sus particularidades que le otorgaban cierto conocimiento y le daba cierto reconocimiento no puede sino añorar todo lo que ahora se ha ido. y en el medio, la pérdida de toda la humanidad, generada por una epidemia veloz y devastadora, que regresa al hombre a sus más primitivas acciones, descubriendo sus más inhumanas actitudes. Siendo a su decir el único superviviente de “ la peste escarlata “ cuenta a los niños lo acontecido 60 años atrás, responsable, a su decir del desfasamiento generacional, advirtiendo, que al final se retornara a las formas ancestrales, de manera cíclica y sin haber entendido que debería haber un aprendizaje. Del cual solo quedan una moneda y un puñado de libros, que no sirven cuando la naturaleza los ha privado de todo valor.


La vejez es el axioma que la mayoría desea experimentar ¿Qué nos deparará las postrimerías de la existencia humana?Dependerá puramente de las decisiones que tomemos como conjunto y cómo individuos, todo tan complejo como la naturaleza misma. Son éstas las ideas que agrupa London en su relato: la desventurada situación de un viejo senil tratando de saborear un extinto estilo de vida. Su melancolía de no ver nada de lo amado, los avances, las ciencias, El Progreso y hasta las creencias sepultadas por el orgullo sectorial de no haber manejado adecuadamente una plaga que arrasó con la humanidad conocida, y en sus ojos esa tez abrumadoramente gris representando al amargo sentimiento: la impotencia. Aún teniendo al futuro remanente delante sí, en forma de inocencia salvaje, que piensa solo en sobrevivir y conocer lo empírico; pero ¿qué culpa de responsabilidad pueden tener los chiquillos que quieren disfrutar mientras conocen y crean? Esta pregunta guarda la paradoja del adulto: la vida misma (que es el tiempo) relegada a una cosa tan común como el metálico, dejando de lado la pasión por conocer. Es nuestra especie producto de la grandeza natural, tan magna que resulta ingente, significa que siempre subsistirá una pequeña muestra con alta probabilidad de reinicio a un amplísimo costo, olvidando la historia partícipe en el tiempo. Cada generación es un pequeño reinicio ¿qué ocurriría si saltasen las generaciones? ¿Qué tan amplió sería el reinicio y que tan largo sería el olvido? Son estos los mayores miedos del viejo que no tendrá el más mínimo chance, morirá siendo olvidado como un anciano desaforado en sus sueños incomprendidos.


Profético. El mundo se debate como seguir luego de una pandemia pero Jack London lo anticipa en este libro de 1912.


Realmente me gusta esta version de un pandemico fin de la sociedad.


Una historia corta pero interesante leer la visión apocalíptica basada en un riesgo real y latente para la humanidad, las enfermedades. Además aborda un tema vigente, el de la permanencia del más apto y no necesariamente el más inteligente, culto, adinerado logrará sobrevivir algo tan fortuito y rápido. Al final es la visión que la naturaleza "escoje" quien permanece es una cuestión de azar, de quienes tengan mejor éxito al reproducirse,más no de quien educó o desarrollo intelectualmente. Recomendable 💯.


Más del autor JACK LONDON


También se buscó en CIENCIA FICCIÓN Y FANTASÍA


Frases de LA PESTE ESCARLATA

El trabajo humano es efímero y se desvanece como la espuma del mar

Publicado por:

Edd62

La raza humana esta condenada cada vez más en la noche primitiva, antes de recomenzar algún día, un nuevo ascenso sangriento hacia la civilización.

Publicado por:

Edd62

¡ Mira que luchar contra algo que no se sabe , sirviéndose de algo que se ignora ! ¡ Que tontería!

Publicado por:

Edd62

El universo ha sido aniquilado, conmocionado hasta su destrucción, pero el hombre sigue siendo el mismo.

Publicado por:

Edd62