Calificar
8,2 14 votos

Sinopsis

En vísperas de su muerte, y en una larga carta en la que le hablaba a un amigo íntimo de sus primeras experiencias, le decía a propósito de ellas. Todo ello parece pertenecer a otra época y a otro mundo. Creo que actualmente todo mi interés se centra en otra cosa: en el mundo del espíritu, y todo lo demás me resulta verdaderamente insignificante y sin importancia. Las cosas que tanto me importaban en el pasado ya no tienen interés para mí. Lo que ahora absorbe todo mi interés son cosas como las de Achaan Chab, el maestro budista, y estoy perdiendo el gusto por otras cosas. No sé si todo esto es una ilusión; lo que sí sé es que nunca en mi vida me había sentido tan feliz y tan libre... Estas palabras dan una idea bastante aproximada de cómo era Tony -y de cómo lo veían los demás- en su última etapa, antes de que nos dejara tan inesperadamente, cuando faltaban tres meses para que cumpliera cincuenta y seis años.

Año de publicación:1998

2 reseñas sobre el libro LA ORACION DE LA RANA 1

Esta colección de narraciones contienen algunos excelentes relatos para la reflexión. Mucha sabiduría en cuentos de pocas palabras.


Muy bueno. Cuentos y relatos muy cortitos. Para pensar, reflexionar y también reir. Dejo tres, a modo de muestra: 1 - “¡Tiene usted un niño precioso!”. “Esto no es nada. Debería usted verle en fotografía». 2 - Cuenta Plutarco que en cierta ocasión vio Alejandro Magno a Diógenes escudriñando atentamente un montón de huesos humanos. «¿Qué estás buscando?», preguntó Alejandro. «Algo que no logro encontrar», respondió el filósofo. - «¿Y qué es?» -«La diferencia entre los huesos de tu padre y los de tus esclavos.» Igualmente indistinguibles son los huesos de los católicos y los de los protestantes, los de los hindúes y los de los musulmanes, los de los árabes y los de los israelitas, los de los rusos y los de los americanos. y el que ha alcanzado la iluminación no ve la diferencia ni siquiera cuando los huesos están recubiertos de carne. 3 - "Con demasiada frecuencia, vemos a las personas no como ellas son, sino como somos nosotros. Una joven y activa mujer manifestaba unos inequívocos síntomas de «stress» y de excesiva tensión. El médico le recetó unos tranquilizantes y le dijo que volviera al cabo de dos semanas. Cuando volvió, el médico le preguntó si había experimentado algún cambio. Y ella respondió: «No, ninguno. Pero sí he observado que los demás parecen bastante más relajados.»


También se buscó en RELIGIÓN Y FILOSOFÍA


Frases de LA ORACION DE LA RANA 1

La mejor oración y el mejor estudio consisten en aceptar la vida tal como viene."

Publicado por:

GuilloHerrera

En realidad, no eres tú lo que me importa, sino la sensación que me produce amarte.

Publicado por:

watanabe21 📚🐺