Calificar
8,3 197 votos

Sinopsis

Una historia de pasión, mentiras, traición y crueldad en tres voces, tres puntos de vista, tres sensibilidades diferentes. Compuesta de tres monólogos, correspondientes a los tres personajes que conforman la novela, esta edición de La mujer justa reúne por primera vez en castellano las dos primeras partes, publicadas en 1941 en Hungría, y la tercera, escrita durante el exilio italiano de Márai y añadida a la versión alemana de 1949.Una tarde, en una elegante cafetería de Budapest, una mujer relata a su amiga cómo un día, a raíz de un banal incidente, descubrió que su marido estaba entregado en cuerpo y alma a un amor secreto que lo consumía, y luego su vano intento por reconquistarlo. En la misma ciudad, una noche, el hombre que fue su marido confiesa a un amigo cómo dejó a su esposa por la mujer que deseaba desde años atrás, para después de casarse con ella perderla para siempre. Al alba, en una pequeña pensión romana, una mujer cuenta a su amante cómo ella, de origen humilde, se había casado con un hombre rico, pero el matrimonio había sucumbido al resentimiento y la venganza. Cual marionetas sin derecho a ejercer su voluntad, Marika, Péter y Judit narran su fallida relación con el crudo realismo de quien considera la felicidad un estado elusivo e inalcanzable.Márai inició su carrera literaria como poeta y ese aliento pervive en La mujer justa. En esta novela están sus páginas más íntimas y desgarradas, las más sabias. Su descripción del amor, la amistad, el sexo, los celos, la soledad, el deseo y la muerte apuntan directamente al centro del alma humana.

Año de publicación:1941

15 reseñas sobre el libro LA MUJER JUSTA

Tres personas, tres relatos, la misma historia, pero tres puntos de vista completamente diferentes, así es la novela de Sándor Marai, dividida en tres monólogos donde cada protagonista contará su propia versión de la realidad. Disfrute mucho esta novela, bien escrita, entretenida, si bien no ocurre mucho durante la misma, la historia en si es una excusa para explorar la psicología del ser humano, el amor, los celos, el odio, el resentimiento, las diferencias de clase, la cultura, la burguesía, el dinero, el matrimonio. Los dos primeros monólogos me resultaron muy superiores al último, que sin ser malo, se hace en mi opinión algo repetitivo y fuera de tono. Esta última parte fue escrita años después, luego de que el escritor debiera exiliarse en Italia, y se nota la influencia del cambio de época y escenario en su escritura, no logrando un relato del todo cohesivo. De muy fácil lectura, 400 páginas de extensión y unos cuantos párrafos que, al menos a mí, me dejaron pensando. "A mí me enseñaron que en la vida hay que salir adelante con lo que hay. A él le enseñaron que ante todo hay que vivir como se debe, con refinamiento, siguiendo las reglas y las buenas costumbres. Eso era lo más importante. Son unas diferencias enormes. Entonces yo no lo sabía”. "La vanidad no les permite a atreverse a aceptar el regalo del amor. Hace falta mucho valor para dejarse amar sin reservas. Un valor que es casi heroísmo. La mayoría de la gente no puede dar ni recibir amor porque es cobarde y orgullosa, porque tiene miedo al fracaso. Le da vergüenza entregarse a otra persona y más aún rendirse a ella porque teme que se descubra su secreto... el triste secreto de cada ser humano: que necesita mucha ternura, que no puede vivir sin amor”. “¿Ya no anhelas venganza?... Y entonces te das cuenta de que ésa es la verdadera venganza, la única, la perfecta: ya no quieres saber nada de él, no le deseas nada malo ni nada bueno, ya no puede hacerte sufrir.” “Hombres ricos y elegantes hay muchos. Señores, pocos.”


Tres puntos de vista de una misma situacion, de un fallido triangulo amoroso, convertido en rompecabezas de emociones y sentimientos, excelente prosa poetica de Marai, magnifica perspectiva tridimensional, todo segun la perspectiva dirigido hacia la mujer justa por correcta o la mujer justa por justicia, adorable,


Los tres integrantes de un triángulo amoroso cuentan su versión de la misma relación. Como cambian a través de los años y como los distintos amores mudan con el tiempo. Y pueden ser pasionales y decepcionantes. Un libro brillante que te deja pensando.


El primer monólogo (Márika) narra relativamente pocas cosas: la vida matrimonial, el nacimiento y la muerte del hijo, el engaño del esposo (Péter). El soliloquio es abundante en metáforas, muy largo y cansador, solo agrega un personaje que es más o menos relevante: el escritor Lásár. El segundo monólogo (Péter) es medio filosófico, abunda en metáforas al cuadrado y dice relativamente poco de su primera esposa (Márika) y, de la segunda (Judith), habla pestes. Es aburrido e insoportable. El tercer monólogo es el de Judith quien fue parte del servicio de la casa de los padre de Péter: en un primer momento narra el matrimonio con su antiguo patrón y luego divaga entre diferentes temas. Los tres monólogos no son más que divagaciones y constantes digresiones que hacen que el foco de la historia se pierda. De Sándor Márai he leído (y comentado) cinco novelas (incluida Confesiones de un burgués que es una autobiografía ficcional), y francamente no me llega a convencer como gran escritor. Todas sus novelas están escritas como si fueran obras de teatro con pocos personajes, ambientes bastante mal construidos y que sobre todo anuncia cosas que nunca pasarán. Para cerrar mi ciclo con este autor leeré ¡Tierra, Tierra! Espero que no me decepcione tanto como sus otras obras.


Pocas veces se tiene la sensación de estar leyendo algo realmente impactante, que se te graba a fuego y es lo que me ocurrió al leer esta magnífica obra, mostrando tres miradas diferentes frente a la misma realidad. Sencillamente genial.


LA MUJER JUSTA - Sándor Márai Segundo libro de este autor y vuelvo a encontrarne con un triángulo amoroso. Tres partes para tres visiones de una realidad y una reflexión sobre el amor y el desamor, la pasión, los celos y la venganza. Tres historias narradas en primera persona por sus protagonistas. La primera parte me descubrió a Marika, la mujer perfecta, la enamorada esposa de Peter, la mujer que todo hombre quisiera a su lado; una mujer con una capacidad inmensa de reflexión sobre los sentimientos: “La razón no puede iniciar ni detener los sentimientos. Pero puede disciplinarlos. Los sentimientos cuando se vuelven peligrosos para uno mismo y para los demás se pueden enjaular". La segunda parte está narrada por Peter, el hombre atado por una cinta morada a un amor. Peter el hombre perfecto al que un anhelo de amor le aleja de la mujer adecuada creyendo por fin estar con la mujer justa pero “detrás de todas las miserias humanas está siempre el dinero, si no siempre al menos en el noventa y nueve por ciento de los casos". Y así Márai aprovecha para hablar deTolstoi y de su obra maestra, La sonata a Kreutzer; de Dickens o de Huxley. Y por fin la tercera parte, la historia de Judit, la otra. Sin duda nunca fue la mujer justa porque la carga del pasado llenó su alma de resentimiento, porque consiguió al hombre justo y no fue capaz de tirar lastre y empezar de nuevo. Entre los tres planea Lázár, el escritor, quizá el alter ego de Márai, sin voz propia, un misterio esbozado por cada uno y casi descubierto por Judit. Pero se queda en eso, en un misterio planeando sobre las ruinas de Budapest tras la guerra. Un libro de pasajes sublimes que adolece quizá de un final circular. La historia va envoviéndote en las dos primeras partes para quebrarse sin hilo de continuidad en la tercera por dos motivos, Judit pasa de puntillas sobre su relación con Peter como si nunca hubiera tenido importancia y magnifica su narración sobre Lázár que sigue sin encajar en la historia. O quizá sí, quizá era el hombre justo. “Y de golpe comprendí que la persona justa no existe... El sabía que no existe... Pero no dijo nada, y luego se fue a Roma a escribir uno de sus libros".


Tarde un poco en engancharme con el libro, esta dividido en tres partes. La misma historia relatada por tres personas distintas y cuatro personajes. En algunas partes del libro, lo sentí un poco excesivo con las descripciones pero suficiente para seguir. El final está abierto, la verdad me hizo buscar la interpretación del final.


Cuando lees esta novela, inmediatamente te lleva a leer toda la obra de Marai. Excelente escritor húngaro.


Ver más reseñas