Calificar:

8,0

16 votos

Sinopsis de LA MUJER HELADA

Tiene treinta años, es profesora, casada con un ejecutivo, madre de dos niños. Vive en una casa confortable. Sin embargo, es una mujer helada. Igual que miles de mujeres ha sentido cómo su curiosidad, su impulso vital se iban anquilosando a fuerza de un trabajo que compaginar con compras que hacer, cenas que cocinar, baños de niños que preparar… Todo eso que se entiende por la condición normal de mujer. Annie Ernaux cuenta brillantemente esta alteración de lo cotidiano, este empobrecimiento de las sensaciones, esta dilución de la identidad; esclavitud a la que las mujeres son empujadas como a un desafío.

4 reseñas sobre el libro LA MUJER HELADA

"La mujer helada" cuenta parte de la historia de Annie Ernaux cuando se convierte en madre y a partir de ese momento toda su vida queda en suspenso, la mujer que era queda en pausa, congelada y supeditada a su nuevo rol materno. La vida transcurre en una sucesión de horas de vigilancia, de cuidados, de renuncia a sí misma. El hecho de tener una profesión no le permitirá escapar de la rutina (cosa que sí puede hacer su esposo) ni tampoco podrá quejarse. A medida que el niño (llamado renacuajo por Annie) crece, va recuperando espacios donde es ella misma, la vuelta al trabajo supone volver a tomar posesión del mundo, aunque también al principio le cuesta el retorno, sin embargo, una vez superada la inercia hogareña, siente la ilusión de ser ella otra vez, pero se da cuenta de que no volverá a ser la misma... Ya no cuenta con la misma disponibilidad, los horarios se le acortan, las prioridades son otras. Annie también nos habla de su esposo, el padre que juega por las noches con el niño, que le hace cosquillas y que es una presencia vigilante de su labor como madre, él no participa del baño, ni de las comidas del niño, ni de los paseos al parque, porque él es un profesional que trabaja (¡¡ha cierto que ella también!!, pero ella es mujer y es la madre...) Él tiene derecho a realizar sus hobbies, leer el diario relajado después de comer, seguir con su vida normal... Annie es consciente de ésta desigualdad a la que se ve empujada, una desigualdad que está disfrazada de elección propia. Ahora bien, todo esto está escrito de una forma que parece que la autora escribió el libro en código morse, porque son frases cortas y directas. No tiene vueltas, tampoco hay metáforas ni frases rebuscadas, el libro es como un gran telegrama, seco, duro y frío como el hielo... Y yo me quedé helada, porque sentí que también contó mi historia.


Annie Ernaux es la reciente ganadora del Nobel, empecé a leer este libro antes de que la premiaran y durante mi lectura de este libro que es mi primera aproximación a la autora, me enteré que este años ella había sido la ganadora. Lo anterior es una anécdota, ahora vamos al tema del libro en cuestión, es un tipo de literatura intensa, escrita con una línea de pensamiento que fluye, me recordó un poco a una de las autoras que ella cita, Virginia Wolf, habla , escribe, sigue , nos lleva y cuanta su vida desde niña hasta que alrededor de los 30 años ya es madre por segunda vez. La sensación que me dejó es una plena identificación con la pérdida de la inocencia y destruction de sueños que ella como niña tenía , el mundo a sus pies , la alegría vital comienzan a diluirse, a través del tránsito por la vida, ese tránsito implacable, intenso y difícil para mujeres, mujeres ayer en Francia, mujeres hoy en Chile y muchos otros lugares de este planeta. Algunas frases que destaqué en este libro: “Que podría ablandarme hasta a mí si me dejara llevar, si no me hubiera ido ungiendo poco a poco, haciendo concesiones, como una cobarde “ Respecto a su marido dice: “ Se concentra en sí mismo mientras yo me diluyo, me aletargo” Ese al atarugamiento y dilución la podemos ver claramente en el transcurso de este libro , la pérdida de la vida soñada, de la libertad, de los sueños por transformarse en la mujer que debía ser, que finalmente la transformó en La mujer helada A pesar de que la sensación durante la lectura no fue feliz, no podía dejar de leerlo y debo decir que me encantó, es un libro lleno de emociones, claro y existencialista. Tengo ganas de leer otros libros de ella, pero este lo recomiendo absolutamente.


La vida como esposa y la maternidad a través de la confesión de la autora que se atreve, en 1981, a cuestionarlas poniendo en palabras cansancios y hastios que hoy, aunque más fáciles de expresar, igual se amonestan. Una descripción tan simple como real de todos los mandatos propios del "universo femenino" que habitan en cada acción de todos los días y resultan asfixiantes si se imponen sin posibilidad de elección. Desde el agobio a la culpa, pasando por las pequeñas alegrías que no alcanzan para compensar la insatisfacción. Clara, directa y contundente, fiel a su estilo. ¡Muy buena!


Para mí el Nobel que ha recibido es como si me lo hubiesen dado a mí.... Me siento identificada siempre aunque yo sea de varias generaciones posteriores. He regalado mucho esta obra...creo que el algún momento de la vida todas hemos sido una mujer helada.


MÁS LIBROS DEL AUTOR ANNIE ERNAUX


EL ACONTECIMIENTO

ANNIE ERNAUX

Calificación General: 8,4Por leer

EL LUGAR

ANNIE ERNAUX

Calificación General: 7,2Por leer

PURA PASIÓN

ANNIE ERNAUX

Calificación General: 7,1Por leer

TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


LA HIJA DEL ESTE

CLARA USON

Calificación General: 8,6Por leer

RELATOS I

JOHN CHEEVER

Calificación General: 9,1Por leer