Calificar:

7,8

277 votos

Sinopsis de LA MUERTE EN VENECIA

Una hermosa reflexión estética acerca de la pasión, el amor ideal y la belleza. El propio Thomas Mann advierte que esta novela trata sobre «la pasión como desequilibrio y degradación». Gustav Aschenbach, «arroyo de cenizas» en alemán, es un escritor maduro que goza de reconocimiento. Llega a Venecia en busca de inspiración, pero también de llenar sus días con reflexiones estéticas en un entorno idílico. En el hotel coincide con Tadzio, un joven de polaco que se encuentra de vacaciones con su familia. El muchacho se convierte en objeto de deseo y adoración; un amor ideal e imposible basado en la contemplación estética y que llevará a Aschenbach a renunciar a todo, incluso a sí mismo.

36 reseñas sobre el libro LA MUERTE EN VENECIA

"La soledad hace madurar lo original, lo audaz e inquietantemente bello, el poema. Pero también engendra lo erróneo, desproporcionado, absurdo e ilícito." Publicado en 1912, La muerte en Venecia es un relato apasionante y magníficamente desarrollado sobre la creación artística, la inmediatez de la belleza y el precio que paga el artista. Una Venecia de principios de siglo XX antes de ser devorada por la desbordante infamia turística, nos la imaginamos en colores mate de un verano sofocante en la piel de ese compositor alemán maduro entre lagunas y góndolas recuperándose de una crisis y cayendo en el abismo de ese Ángel de la Muerte de cabellos rubios y pinta de efebo. Tadzio como encarnación de la belleza ideal y su permuta en obsesión captan la atmósfera sensual y morbosa de la propia ciudad de veneciana. Un lugar de ataúdes negros aterciopelados sobre el agua donde la gente va a morir. Se dialoga poco y se reflexiona mucho a través de monólogos interiores descritos por Mann como Von Aschenbach. La sutil ironía del texto es lo que debe ser, y lo que esperamos que sea cuando cogemos el libro y empezamos a leerlo. La consumada obra de la creación. La frustración sexual y la felicidad familiar destruida. La evidencia de la mentira existencial del autor que descubre una solemne Venecia mortuoria. Cuando Aschenbach reconoce su deseo, ya es demasiado tarde.


Un escritor alemán en su decadencia que necesita desconectar viaja a una Venecia pobre y decadente en donde se enamorara de un adolescente. Una narración en la que no sucede prácticamente nada salvo nada más y nada menos que el tormento interior que vive nuestro protagonista,este se verá locamente atraído por el joven sin que en ningún momento se acerque a el.solo admirara su belleza desde la distancia.Es muy fuerte la lucha interna que sufre entre ese amor deseado pero prohibido,la moralidad está por encima,es tan fuerte su deseo que llegara renunciar a todo e incluso a el mismo. Es una lectura con bastante simbología, exigente, por lo que habrá que realizarla de forma pausada y reflexiva para poder analizar muchos de sus fragmentos,no apta para cualquier lector,sin embargo no deja de ser una joyita literaria que recomiendo.


¿Qué podría ser tan fuerte que te impulse a decidir morir en una ciudad donde no eres conocido, aun cuando puedes huir? Para mí, "ese" ente etéreo con el que se tropezó Aschenbsch es el encuentro con la belleza de la juventud y el despertar de sus verdaderas pasiones. "La muerte en Venecia" es perfecta en su extensión. Si hubiera sido más larga no fuese disfrutable, narra de un modo diferente un evento simple y profundo a la vez. Este encuentro con la belleza es también un encuentro con la muerte, y así es la vida. Gustave, un escritor de 55 años viaja a Venecia en busca de sí mismo, en el ínterin se topa con un mancebo de 14 años, un polaco llamado Tadrio, al que observa obsesivamente porque se enamora de su juventud, perfección y belleza. Sin embargo, Venecia es asediada por la peste y tiene que escoger entre huir para seguir viviendo como hasta antes de ir a la isla o quedarse y vivir de verdad por un tiempo corto. Lo retorcido no tiene cabida en las páginas de "La muerte en Venecia", es un relato que te enseña más de la vida que libros mucho más extensos y seudofilosóficos.


Esta corta novela nos relata el viaje a Venecia que hace Gustav Aschenbach, un escritor alemán ya maduro. Un viaje de crecimiento en el que su personalidad disciplinada y rígida, que le ha acompañado a lo largo de su vida, entra en crisis al sucumbir ante la belleza de Tadzio, un joven alojado en el mismo hotel. Para nuestro protagonista, hallar el ideal de belleza que siempre ha perseguido tanto en su vida como en su arte, representa una tentación que lo lleva a lo más profundo de sus deseos reprimidos. La simple admiración y contemplación de su belleza en un principio, se acaba convirtiendo en su obsesión por un amor platónico y perturbador que esconde los anhelos existentes en su interior. Su deseo por alcanzar lo imposible le produce una inquietud y un desasosiego enfermizos que lo llevan a actuar de manera inconsecuente, al margen de la realidad. Aschenbach es un hombre atormentado por su propio acercamiento a una senectud y decadencia imparables, que necesita un cambio de aires para encontrar renovada inspiración para seguir escribiendo. Llega a Venecia, ciudad también decadente pero a la vez llena de belleza, y conoce a un joven que resplandece ante él con toda la energía y hermosura de su incipiente adolescencia. Este contraste aumenta su preocupación por la edad y la pérdida de la belleza. Su lucha interna entre lo deseado y lo prohibido lo llevan ante la certeza de la naturaleza efímera de la juventud y lo arrastran hacia unos sentimientos inevitables. La acción es prácticamente inexistente, no pasa nada. Pero en su fuero interno se desata una tormenta. Thomas Mann refleja en este libro parte de su propia experiencia y la describe a través de una prosa bellísima, llena de poesía. Una novela que va de menos a más, sin desmerecer ninguna de sus partes y te lleva a un final digno de una gran obra de arte. La dificultad se basa en la gran cantidad de simbolismo y referencias mitológicas que llenan de sentido el relato, pero que si no somos conocedores de ellas, seguro nos perderemos una parte importante que engrandece la obra y la lleva a lo más sublime. Con este libro me estreno con el autor. Thomas Mann me producía mucho respeto y esperaba encontrarme ante una obra muy compleja y aunque no es una lectura fácil, me ha resultado muy amena. Gracias a leerlo en LC todo ha sido más sencillo y la he podido disfrutar un montón. Este autor ha sido un gran descubrimiento. Me ha maravillado su escritura y me ha dejado con ganas de más y lo mejor ha sido que no me lo esperaba.


Estuve dando vueltas para escribir esta reseña, hace dos libros que termine este. Pero es difícil por muchos motivos escribir sobre esta novela. Puedo decir: # Que la prosa en sí es espectacular. # Que en la novela NO pasa absolutamente nada (cosa con la que yo no tengo problema pero aviso para los que quieren libros de esos para saber que pasa después, la respuesta en este es nada, no pasa nada). # Que es corta pero no se lee fácil. # Que tiene fragmentos (disculpen si me equivoco) de Platón que me parece que hacen aún más compleja la lectura, y obliga al lector a tener algo de conocimiento (habla del ideal de lo bello como forma de elevarse espiritualmente). # Que su trama tiene que ver con la homosexualidad e incluso la pedofilia (en mi opinión; aunque de nuevo, no pasa nada, pero básicamente el protagonista se obsesiona y su objeto de deseo es un niño de 14 años). Ahora la parte compleja, adelantó que hay SPOILER el que no lo leyó mejor se quede con lo anterior si es que le sirve para decidirse. A mí la trama no me termina de cerrar, tal vez sea prejuicio, tal vez me falte algo para poder comprender lo que ocurre y no encontrarlo ridículo. Un hombre brillante que se esforzó toda la vida por ser un ejemplo en todo sentido de un día para otro se “enamora”? “Obsesiona”? Y deja de lado todo lo que alguna vez le interesó para dedicarse a OBSERVAR a una criatura de 14 años TODO el día. Cuestión que no se conforma con mirarlo en la playa (se hospedan en el mismo hotel) sino que sabiendo que hay una mortal epidemia en la ciudad de Venecia, lo sigue en varias ocasiones por callejones de la ciudad? Muchas preguntas, esto se supone es hermoso? Para empezar sería moralmente reprobable porque hablamos de un niño, más allá de que nunca lo toque, es preocupante ya que lo piense. Lolita trata de un pedofilo pero Una muerte en Venecia no? Hay una sola reseña abajo que incluye la palabra patológico, que es exactamente lo que en mi opinión todo esto representa. Por otro lado me parece excesivo, absurdo, salvo claro, si lo miro desde el punto de vista de la patología justamente. Esta espectacularmente escrito (los fragmentos de Platón para mí sobran). Pero la trama me resultó aburrida (aún si el objeto de deseo fuese la mujer, mayor de edad; más bella del mundo me parecería un bodrio). Y en este caso además de aburrida es mínimamente cuestionable (salvo que sea una especie de amenaza, si te obsesionas con niños te morís, pero que se pinte esto como algo hermoso y me salgan con los efebos en Grecia, que además no tenían 14 años, NO!). Disculpen, es mi humilde sentir, tal vez esté equivocada.


En general, no está mal. Por partes, ya divido opiniones; no pasa nada emocionante o medianamente importante, sus pensamientos y manera de ver la vida, buenos. La trama es en sí un poco aburrida, porque no sale de lo mismo en todo el libro, y al final, bueno, final drástico. Pero no me arrepiento de habérmelo leído, quería conocer a este autor


LA MUERTE EN VENECIA - Thomas Mann Thomas Mann en esta historia de escapar y encontrar su destino nos muestra a Gustav Aschenbach, un famoso escritor en el que se traduce y refleja el autor y sus inclinaciones. Este relato de Mann bien desarrollado y de final previsible, deja entrever las atracciones e inclinaciones en una calurosa Venecia atacada por el cólera. Tras leer Alteza Real y La montaña mágica, me supo a poco, pese a todo lo indicado y a los matices de una historia breve que quizá me ha encontrado poco centrada en su lectura.


Una corta novela de este escritor Premio Nobel, que me ha gustado desde la primera a la última página. Gustav Aschenbach es un reconocido escritor que decide pasar unas vacaciones en Venecia, donde tendrá un enamoramiento platónico, al que verá como algo imposible y lejano; al descubrir que sus pasiones pueden resultar fatales, deja que el final de las mismas fluya a lo tristemente esperado.


MÁS LIBROS DEL AUTOR THOMAS MANN


DOKTOR FAUSTUS

THOMAS MANN

Calificación General: 8,6Por leer

LOS BUDDENBROOK

THOMAS MANN

Calificación General: 8,6Por leer

LA MONTAÑA MAGICA

THOMAS MANN

Calificación General: 8,3Por leer

TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


LA HIJA DEL ESTE

CLARA USON

Calificación General: 8,6Por leer

RELATOS I

JOHN CHEEVER

Calificación General: 9,1Por leer

FRASES DEL LIBRO LA MUERTE EN VENECIA

"Los sentimientos y observaciones  del hombre solitario son al mismo tiempo más confusos y más intensos que los de la gente sociable; sus pensamientos son más graves, más extraños y siempre tienen un matiz de tristeza".


Publicado porDanielgarcialan65

La soledad hace madurar lo original, lo audaz e inquietantemente bello, el poema. Pero también engendra lo erróneo, desproporcionado, absurdo e ilícito.


Publicado porPaco Garrido

Viajar no había sido para el sino una medida higiénica que aún en contra de su voluntad, era preciso adoptar de tanto en tanto.


Publicado pormidoriAG

La dicha del escritor es su posibilidad de transformar la idea enteramente en sentimien- to; el sentimiento, totalmente en idea.


Publicado porEdd62

"Solo es verdaderamente grande y realmente digno de estima el artista quien el destino le ha concedido el privilegio de crear sus obras en todas las etapas de la vida humana".


Publicado por1gabrielpaz

Su espíritu empezó a girar, su formación cultural entró en ebullición y su memoria fue rescatando ideas antiquísimas que había recibido en su juventud y hasta entonces nunca había reavivado con fuego propio.


Publicado porNines65