Calificar
8,2 223 votos

Sinopsis

Una novela que formula preguntas fundamentales que se han hecho todos los seres humanos a lo largo de la Historia. Iván Ilich es un funcionario de la administración zarista cuya principal aspiración, como la de sus colegas, es escalar peldaños en su carrera para mantener su bienestar y así seguir formando parte del mundo burgués en el que ha vivido siempre. Casado por conveniencia, al poco tiempo descubre el hastío que le produce la familia y centra su vida en el trabajo. Una monótona existencia que cambia repentinamente con la llegada de un importante personajea su vida...Publicada en 1886,

Año de publicación:1886

18 reseñas sobre el libro LA MUERTE DE IVAN ILICH

Escrita bajo el marco del glamour afrancesado de la Rusia zarista, en esta peculiar novela corta (o cuento) el gran Tolstoi nos narra la historia de Iván Ilich, prominente juez que en apariencia lleva una vida perfecta y que en la cumbre de esa vida feliz de pronto cae en una rara enfermedad que lo va carcomiendo día a día, sufriendo un terrible dolor físico y moral hasta el día de su muerte (no es spoiler pues el propio título del libro así lo dice). Que es más desgastante? el dolor moral o el dolor físico? cuando ambos han llegado a su máxima expresión? La mitad del libro (y creo que en esto radica su valor literario), es una descripción detallada de lo que puede llegar a sufrir una persona enferma así como las repercusiones a su entorno en todos los aspectos. Debo confesar que esta historia me puso algo nervioso jejejeje.


"La muerte de Iván Ilich" y" El Padre Sergio" son relatos impresionantes. El primero, produce emociones fuertes y tiene connotaciones de resonancias fúnebres. Cómo no empatizar con el protagonista, que puesto en un trance extremo, porque se le va la vida, se replantea todo sobre el significado de la existencia y lo terrible de la muerte. Al ir a un velorio o visitar a un moribundo, es probable que algunos de los que lo hacen, se parezcan en la intimidad de sus pensamientos y sensaciones a los protagonistas que aquí aparecen. El "Padre Sergio" no le va en zaga. Representa la búsqueda de la excelencia y la trascendencia humana. Tolstoi es un grande de todos los tiempos.


Desde su lecho de muerte Ilich, analiza la hipocresia de un hombre hipocrita en una sociedad hipocrita, tan insustancial, que su muerte no reporta ninguna modificacion a la misma, tan vacua que su vida se convierte en un sinsentido, tan poco dolorosa que solo le reporta dolor a el, quien trata de justificar los porques de su actuacion en un escenario donde nada resulta justificable, excelente reflexion sobre la sociedad rusa zarista, pero sobre todo acerca de la muerte de cada uno y de su muerte en vida.


Una obra que descifra los pensamientos de un moribundo y el enfrentamiento con su realidad, tanto la vivida en el pasado como la actual. Cuando se trata de dolor todos somos egoístas, e Ivan representa esa parte de nosotros que nos hace creer que todo nos afecta sólo a nosotros, entendemos que, enfrentarse a la muerte es la oportunidad de hacer un alto y revalorar lo que somos y a quien tenemos. Espero no llegar a ser un moribundo como Ivan para entenderlo y hacer algo al respecto.


La novela se pudo titular también "Vida. pasión y muerte de un burócrata del viejo régimen". Iván Ilich un burócrata profesional, arribista, egoísta e insensible, sin ninguna cualidad destacable le sirve e Tolstoi como modelo de una parábola de un régimen podrido hasta sus cimientos como lo fue el zarista. Dicho burócrata inútil pasa sus últimas semanas de vida agonizando de cáncer. Es en ese momento que la novela pasa a otro nivel: la agonía humaniza al personaje y lo saca de la cocificación de pequeño burgués satisfecho de sus logros para otorgarle la estatura de un ser humano sufriente, reflexivo, amargado, infeliz, ambivalente y contradictorio que analiza la miseria de su propia existencia y, como el "Rosebud" de Citizen Kane de Orson Welles, acude a su niñez perdida. Brillante relato, magistralmente construido. Tólstoi, con trazo brillante, nos conduce por un camino sin retorno. Un clásico que debemos revisar de cuando en cuando, muy ilustrativo en cuanto es casi un documental sobre la agonía y la muerte.


Tengo una gran gusto por la literatura rusa, en especial por Antón Chevov y su gran humor negro, esa inclinación me llevó a leer a otros escritores rusos. Buscando mas escritores de esa nacionalidad esperando encontrar lo mismo que hallé en Chejov, fue así como llegué a leer a Leon Tolstoi. Independientemente de su buena narrativa, Tolstoi me parece muy meloso, muchos de sus relatos me parecieron moralistas y aleccionadores, cosa que no buscaba. Aun así, La muerte ... me pareció una agradable excepción, aunque siendo honesto esperaba una historia mas emocionante y con mas elementos, pero se disfruta y se puede leer en una tarde.


Cuando se está al borde de la muerte y lo único que importa es la verdad, o la búsqueda de esa verdad, la de cada uno. De eso trata La muerte de Iván Ilitch. Sagaz crítica de Tolstoi a la aristocracia y a un modo hipócrita de entender la vida.


Una novela corta francamente genial. La percepción del final que se acerca y las miserias y el egoísmo de las personas que rodean a la verdadera víctima, asumiendose víctimas ellos mismos. Excelente


Ver más reseñas