1. ALIBRATE
  2. LITERATURA CONTEMPORÁNEA
  3. LA MUERTE DE ARTEMIO CRUZ

Calificar:

8,0

138 votos

Sinopsis de LA MUERTE DE ARTEMIO CRUZ

Artemio Cruz, desde su lecho de muerte, recuerda su participación en la Revolución mexicana y las etapas más importantes de su vida. La muerte de Artemio Cruz, novela de 1962 de Carlos Fuentes, es una visión panorámica de la historia del México contemporáneo tal como la rememora un industrial y político agonizante. Un clásico de la literatura mexicana del siglo XX, que es a su vez una audaz exploración de las posibilidades de representación en la literatura, a través de la superposición de niveles de tiempo, espacio y consciencia narrativos. En su lecho de muerte, durante su último medio día, el anciano y enfermo Artemio Cruz recuerda: no siempre fue ese triste saco de huesos y fermentos corporales; alguna vez fue joven, osado, vigoroso. Y tuvo ideales, sueños, fe. Para defender todo eso, incluso combatió en una revolución. Más la rapiña, la codicia y la corrupción extinguieron su fuego y aniquilaron su esperanza. Tal vez por ello perdió a la única mujer que de verdad lo amó. Una reflexión sobre el México surgido de la Revolución Mexicana, pero también de cuestiones tan universales y permanentes como la soledad, el poder o el desamor. Las revoluciones las hacen los hombres de carne y hueso y no los santos, y todas acaban por crear una nueva casta privilegiada...

14 reseñas sobre el libro LA MUERTE DE ARTEMIO CRUZ

Considero que el gran valor que tiene la obra de Carlos Fuentes es la inventiva que plasma en cada uno de sus libros, por supuesto sin dejar a un lado la exquisita prosa que lo caracteriza. En La Muerte de Artemio Cruz no se lleva un orden cronológico, brincando en cada capítulo a distintas épocas en la vida del protagonista, lo que lo hace un libro diferente en su narrativa. De igual forma hay que reconocer el enorme dominio que tiene el autor sobre la historia de México.


“ yo seguire siendo imposible mientras las personas que son posibles lo sigan siendo” desde su lechonde muerte el cacique reflexiona, y considera que finalmente nada de lo anteriormente hecho compensa el actual estado de las cosas, su capacidad para hacer cualquier cosa repercute en su actual incapacidad de no hacer ninguna... altamente recomendable, “ la revolucion le hizo justicia”


Narración gatopardiana acerca de la revolución mexicana, y del propio devenir existencial (de un individuo y de todo un pueblo), metáfora encarnada en un moribundo ex-revolucionario, industrial y político de nombre Artemio Cruz. La novela adquiera la estatura de reflexión moral de México y su fallida revolución que cambio las cosas para finalmente no cambiar nada. La novela es narrada en saltos temporales, tal y como cualquiera en su lecho de muerte podría repasar su existencia: pasado y presente se juntan sin líneas divisorias, prosa, poesía, recuerdos, ideales y causas traicionadas y perdidas por momentos adquieren confusión y abigarramiento. El uso de los dos puntos (:) dentro de un mismo párrafo con cada golpe de frase me dan la sensación del discurso infinito, inasible e inacabado. La muerte de Artemio Cruz está teñida de un profundo pesimismo por los ideales rotos: "Una revolución empieza a hacerse desde los campos de batalla, pero una vez que se corrompe, aunque siga ganando batallas militares, ya está perdida. Todos hemos sido responsables. Nos hemos dejado dividir y dirigir por los concupiscentes, los ambiciosos, los mediocres. Los que quieren una revolución de verdad, radical, intransigente, son por desgracia hombres ignorantes y sangrientos. Y los letrados sólo quieren una revolución a medias, compatible con lo único que les interesa: medrar, vivir bien, sustituir a la elite de don Porfirio. Ahí está el drama de México. Mírame a mí. Toda la vida leyendo a Kropotkin, a Bakunin, al viejo Plejanov, con mis libros desde chamaco, discute y discute. Y a la hora de la hora, tengo que afiliarme con Carranza porque es el que parece gente decente, el que no me asusta. ¿Ves qué mariconería? Les tengo miedo a los pelados, a Villa y a Zapata… «Continuaré siendo una persona imposible mientras las personas que hoy son posibles sigan siendo posibles…»." Novela que por momentos se vuelve profundamente faulkneriana (As I Lay Dying, The Sound and the Fury, Light in August). Trabajo complejo, difícil de leer, su cuerpo es tan integral que el lector está obligado a leerlo hasta el final, donde en un cierre maestro, nacimiento y muerte se juntan en el último capítulo titulado «1889: 9 de abril»: "Tú ya no sabrás: no conocerás tu corazón abierto, esta noche, tu corazón abierto… Dicen «Bisturí, bisturí»… Yo sí lo escucho, yo que sigo sabiendo cuando tú ya no sabes, antes de que tú sepas… yo que fui él, seré tú… yo escucho, en el fondo del cristal, detrás del espejo, al fondo, debajo, encima de ti y de él… «Bisturí»… te abren… te cauterizan… te abren las paredes abdominales… las separa el cuchillo delgado, frío, exacto… encuentran ese líquido en el vientre… separan tu fosa iliaca… encuentran ese paquete de asas intestinales irritadas, hinchadas, ligadas a tu mesenterio duro e inyectado de sangre… encuentran esa placa de gangrena circular… bañada en un líquido de olor fétido… dicen, repiten… «infarto»… «infarto al mesenterio»… miran tus intestinos dilatados, de un rojo vivo, casi negro… dicen… repiten… «pulso»… «temperatura»… «perforación puntiforme»… comer, roer… el líquido hemorrágico escapa de tu vientre abierto dicen, repiten… «inútil»… «inútil»… los tres ese coágulo se desprende, se desprenderá de la sangre negra correrá, se detendrá… se detuvo… tu silencio tus ojos abiertos… sin vista… tus dedos helados… sin tacto… tus uñas negras, azules… tus quijadas temblorosas… Artemio Cruz nombre… «inútil»… «corazón»… «masaje inútil»… ya no sabrás… te traje adentro y moriré contigo… los tres… moriremos… Tú… mueres… has muerto… moriré."


Una novela monumental, exquisita y con un final insuperable. No es una novela fácil de leer, pero si te fascinan los retos de experimentar con una novela que te haga pensar, analizar y comprender la historia del México reciente entre personajes ficticios y reales, esta obra es la adecuada. Amarás al antihéroe que construye Fuentes, descubrirás por qué ha actuado de esa forma toda la vida. Recomendable. Me gustó la manera de ser narrada, eso puede causar rechazo de parte de algunos lectores, pero el buen lector termina la obra sea cual sea.


La muerte de Artemio Cruz es una novela que Carlos Fuentes escribió como un artesano del lenguaje. Empleando las técnicas innovadoras de la narrativa del Boom nos cuenta la historia, la vida, y sobre todo la lenta y dolorosa muerte de un hombre poderoso, y con ello nos proporciona las claves para entender la conciencia colectiva de un grupo de funcionarios corruptos, egoístas, que tras aprovechar su poder se desmoronan como lo que verdaderamente son: la imagen de la desdicha de un pueblo que sufre a causas de las acciones de hombres como el.


la prosa es magnética, invita a seguir leyendo, el libro versa sobre el poder, las acciones cometidas y el mundo que esas acciones levanta alrededor de los personajes. pero no en tonos de culpa o moral, sino más bien de vida vivida y contada con sabiduría. tiene muchos momentos poéticos, que calan hondo en el sentir del lector pero sin dejar de ser, la prosa, bien áspera, bien masculina. La disposición confusa de las fechas que encabezan los capítulos me hicieron acordar a el ruido y la furia de Faulkner y si bien hay que estar atento al leer ya que salta del pensamiento de un personaje al otro en el tiempo es de fácil entendimiento, la disposición de las fechas tiene un cierre espectacular al final.literatura de la buena, definitivamente.


Es un buen libro, aunque no es fácil de leer, tal vez no sea para todo el mundo o para cualquier momento de la vida. Es el recuento de la vida de Artemio Cruz que como ya su título lo dice, está en el lecho de muerte. Contado de una manera caótica por momentos desde el sufrimiento del protagonista en el presente “abran la ventana” repute muchas veces, te genera esa sensación de asfixia. Pasando por pasajes de su vida, terminando en su nacimiento y en su muerte a la vez. Esta muy bien, la historia es buena, pero me resultó un poco pesada de leer, no me engancho del todo, me sobraron algunos pasajes... por eso tres estrellas.


Si algo puede destacarse del libro "La muerte de Artemio Cruz" es que en el mismo la historia y el psicoanálisis se complementan de forma brillante para dar vida a una narración en donde se describen las características de lo que ha sido el siglo XX no solo para México, sino mas bien para la América Latina entera. Basándose en la experiencia de la Revolución Mexicana, Carlos Fuentes mediante un personaje que muere entrado en años, acosado por su conciencia, parece rescatar el valor de las revoluciones sociales y políticas tan esperadas por las mayorías; pero también parece advertir que las revoluciones en un abrir y cerrar de ojos pueden dejar de ser y significar lo que fueron en el ayer. Ante esto ultimo la reflexión, la critica y la memoria son elementos presentes en la novela que de mas no parecen estar si la lucidez se desea conservar.... Sin duda un libro sin desperdicio alguno.


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


MÁS LIBROS DEL AUTOR CARLOS FUENTES


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


LA HIJA DEL ESTE

CLARA USON

Calificación General: 8,6Por leer

RELATOS I

JOHN CHEEVER

Calificación General: 9,1Por leer

FRASES DEL LIBRO LA MUERTE DE ARTEMIO CRUZ

Cuando era niña, la vida era bonita. Había muchos momentos bonitos. Las vacaciones, los descansos, los días de verano, los juegos. No sé por qué cuando crecí empecé a esperar cosas.


Publicado porLilix

Desventurado país que cada generación tiene que destruir a los antiguos poseedores y sustituirlos por nuevos amos, tan rapaces y ambiciosos como los anteriores.


Publicado porLilix

Yo seguire siendo imposible, mientras las personas que son posibles existan


Publicado porEdd62

Que no te faltará, ni te sobrará, una sola oportunidad para hacer de tu vida lo que quieras que sea.


Publicado porAle_x