Calificar
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

Ernesto Kollody y su padre viven en Buenos Aires, donde los barrios no son de nadie y la policía ha perdido el control. El padre de Ernesto, el hombre que siempre ha controlado la vida del hijo, es internado en una Casa de Recuperación, nombre que se da a los geriátricos, donde sólo se entra, pero donde ningún enfermo sale vivo. Cuando Ernesto se da cuenta de que la vida de su padre corre peligro, organiza un equipo para salvarlos y sacarlos de allí.

Año de publicación:2002

0 reseñas sobre el libro LA MUERTE COMO EFECTO SECUNDARIO

No hay reseñas aún, sé el primero en reseñar este libro.

También se buscó en TERROR, POLICIAL Y SUSPENSO


Frases de LA MUERTE COMO EFECTO SECUNDARIO

"Había sido difícil para mis padres mantenerse independientes y libres en un piso tan alto, con tan frecuentes cortes de luz. Pero los viejos y los gatos no quieren abandonar su territorio."

Publicado por:

Horacio 3808

"Nunca creas en un hombre decente, me enseñaba mi padre: siempre estará dispuesto a traicionarte para quedar bien con su conciencia."

Publicado por:

Horacio 3808

"Comer es vida –dijo mi padre –. Mirate un poco vos, tan flaco. No tenes peso para pelearle al mundo."

Publicado por:

Horacio 3808

"Cora vivía sostenida por una suerte de rabia interna que la mantenía erguida, alerta, fuerte, siempre lista para una respuesta desagradable, en constante pie de guerra contra mi padre"

Publicado por:

Horacio 3808

"Una mujer agotadoramente buena, la pobre Margot. Si su capacidad de venganza se parece a su capacidad de sacrificio, debe ser atroz. Debería cuidarme de su generosidad, pero me resulta demasiado cómoda."

Publicado por:

Horacio 3808

"Mi madre se había vuelto loca en silencio, como casi todo lo que hacía, y yo ni siquiera había sido capaz de darme cuenta."

Publicado por:

Horacio 3808

"Eso es lo que hice inútilmente toda mi vida, me dirás, tratar de olvidar la existencia de mi padre como olvidamos los humanos la existencia de la muerte, para poder seguir adelante como si fuéramos eternos."

Publicado por:

Horacio 3808

"–Ernesto lo acompaña, vaya tranquilo que se lo presto. Usted se siente mal. Tiene que dormir –le dijo Margot, con esa afectuosa solicitud que usamos para sacarnos de encima el dolor ajeno."

Publicado por:

Horacio 3808

"Estaba cansado. Había dormido poco. Nunca fue fácil el sueño para mí, siempre tuve que engañarlo, seducirlo paraque se me entregara. Pero en los últimos años, el sueño se convirtió en un lujo inesperado que trato de gozar cuando se presenta, sin pretensiones de horario...."

Publicado por:

Horacio 3808