Sinopsis de LA MANO DEL DIABLO

La muerte de Jeremy Grove, famoso crítico de arte, es inexplicable. Su cuerpo fue encontrado en una habitación cerrada con llave desde dentro, con la marca de un crucifijo grabada en su pecho como una quemadura, la huella de una garra en la pared... y un insoportable hedor a azufre... ¿Serán las marcas del diablo? Hasta los menos supersticiosos empiezan a hablar de un pacto con el maligno. Para investigar este extraño caso, el inspector Pendergast tendrá que abandonar Nueva York y viajar a un pueblo de Italia, donde veinte años atrás cuatro hombres hicieron una promesa diabólica. A partir de entonces Pendergast se ve obligado a enfrentarse con fuerzas desconocidas; él mismo parece ser la próxima víctima de una venganza abominable, a la que no está nada claro que pueda sobrevivir...

2 reseñas sobre el libro LA MANO DEL DIABLO

Novela perteneciente a la serie del detective Pendergast que se puede leer de forma independiente. Totalmente adictiva. Pendergast y su compañero Dagosta deben resolver un misterio que aterroriza a los habitantes de Nueva York y en el caso de los más extremistas, los lleva a pensar que está relacionado con el fin del mundo y el Advenimiento del Apocalipsis. Uno tras otro, varios ciudadanos son encontrados quemados vivos...de dentro hacia fuera, sin que su ropa o joyas hayan prendido. Descartada la combustión espontánea parece ser que un personaje sobrenatural y aterrador ha metido la mano, sobre todo por el intenso olor a azufre que se respira en los escenarios de los crímenes y las sospechosas huellas que aparecen. Tirando de un débil hilo la investigación los llevará hasta Florencia, hogar de una antigua secta famosa por sus libros de magia negra y sus invocaciones al diablo. Los escritores nos dejan una vez más con la perenne duda, hasta el final de la novela, de si la resolución tendrá su explicación científica o se tratará de algo realmente maligno. Pendergast brilla, como siempre, por su inteligencia y Dagosta, menos racional pero más expeditivo, lo complementa a la perfección. El desenlace del caso será sorprendente y les pasará factura a los dos. Tendrá consecuencias inesperadas. Me considero muy fan de los casos de este detective. Lincoln y Child saben como atrapar tu atención, a la vez que conoces lugares, personajes y situaciones históricas realmente interesantes. Si te gustan los thrillers de misterio con un puntito sobrenatural, no te lo pienses. Te enganchará la saga.


De adolescente había abandonado su lectura un par de veces porque el libro no terminaba de engancharme, pero ahora que lo he terminado, reconozco que hay giros argumentales interesantes pero que la historia se podía haber contado igual con muchas menos páginas. Es el primer libro que leo de Preston y Child (al parecer tienen toda una colección dedicada al agente Pendergast), y como escritores de novela negra han sido capaces de crear un argumento interesante, pero con personajes algo predecibles, y por predecibles me refiero, por ejemplo, a Pendergast. No quiero decir que no sea un personaje bueno, pero siendo sinceros, es el típico super agente que todo lo sabe y todo lo resuelve con la mínima información, porque obviamente es el protagonista absoluto jejeje. Sin embargo, la línea argumental que más me interesó fue la aventura del reverendo Buck con su corte de seguidores en Nueva York, tras saltar la alarma de que las misteriosas muertes que se estaban produciendo en la ciudad eran obra del diablo. Creo que esto era lo más interesante porque aquí se juntaba la denominada mente colmena con el estado del terror (propiciada por la creencia en el diablo y el Apocalipsis), y se veía lo sencillo que resultaba dominar a toda una masa en base a una creencia, sin importar si esta fuera verdadera o falsa (y como es lógico, la prensa metiendo mano)


MÁS LIBROS DEL AUTOR DOUGLAS PRESTON, LINCOLN CHILD


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN TERROR, POLICIAL Y SUSPENSO


FRASES DEL LIBRO LA MANO DEL DIABLO

Siempre hemos vivido con gran tranquilidad, cuidando nuestras viñas y olivares sin meternos en política ni aspirar a ningún cargo. Los florentinos tenemos un dicho:" Al clavo que sobresale le dan un martillazo".


Publicado porMonteAquino