COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de LA MALA HORA

Un inolvidable apólogo sobre la violencia colectiva. Al pueblo ha llegado «la mala hora» de los campesinos, la hora de la desgracia. La comarca ha sido «pacificada» después de una guerra civil. Han ganado los conservadores, que se dedican a perseguir cruel y pertinazmente a sus adversarios liberales. Al alba, mientras el padre Ángel se dispone a celebrar la misa, suena un disparo en el pueblo. Un comerciante de ganado, advertido por un pasquín pegado a la puerta de su casa de la infidelidad de su mujer, acaba de matar al presunto amante de ésta. Es uno de los pasquines anónimos clavados en las puertas de las casas, que no son panfletos políticos, sino simples denuncias sobre la vida privada de los ciudadanos. Pero no revelan nada que no se supiera de antemano: son los viejos rumores que ahora se han hecho públicos; y a partir de ellos estalla la violencia subyacente a la luz tórrida, espesa, cansada y pegajosa, en una serie de escenas encadenadas de inolvidable belleza.

Año de publicación:1962

18 reseñas sobre el libro LA MALA HORA

La mala hora es la tercera obra escrita por el Nobel Gabriel García Márquez, los acontecimientos que lo inspiran para escribir el libro están enmarcados en la época de la Violencia que se vivió en Colombia en los años 60, por esta razón los temas que se entretejen para narrar la historia son: el odio, la envidia, la codicia, el miedo, el resentimiento, la soledad… Una vez más se hace evidente entre los recursos literario que utiliza Gabo el realismo mágico en la forma en que nos presenta la realidad, disfrute mucho de las metáforas y las exageraciones, el tiempo transcurre de una manera lineal. Gabo hace del lector un testigo del terror que genera en los campesinos la persecución que hacen los conservadores a sus adversarios liberales. ¡Ha llegado la hora de la desgracia a este territorio!


Este libro quiere de algún modo mostrarnos una problemática quizás común en colombia ahora y tiempo atrás, el tema con las guerrillas, el problema de los pueblos por la corrupción y los inconvenientes de la sociedad, nos muestra unos panfletos o pasquines que aparecían pegados en las casas del pueblo y en esto se lleva una investigación pasando por varios inconvenientes y conociendo los problemas de esa familias... bueno pero no de los mejores.


Gabriel García Marquez tenía el don de entrelazar los hilos de vida de los personajes dentro de sus novelas de una forma única e incomparable. La tranquilidad de un pueblo se ve interrumpida por la aparición repentina de pasquines (letreros pegados en las puertas anunciando algún tipo de chisme o rumor) que provocan en los mencionados pasiones de tal índole que los llevan a cometer actos descabellados. El alcalde, según mi opinión, es un personaje con mucha fuerza y muy parecido a la realidad, un ser humano. Prepotente, corrupto, impredecible, aprovechado y obsesivo. Él va detrás del rastro de los culpables que pegan los pasquines en las puertas, pero parecen ser muchos los involucrados. Tal vez, se le salga de las manos. Este librito se entiende mejor si sabes qué es Macondo, un Buendia, y de algunos personajes de sus cuentos, pero no es esencial para entender la historia, sin embargo pienso que requiere un nivel de concentración importante.


Opinar sobre una obra de García Márquez siempre te lleva a la reiteración de adjetivos. Poco nuevo puede decirse de una novela escrita por tan genial y particular autor. Toda su literatura está envuelta en una magia inigualable, en un ambiente fascinante donde los personajes parecen levitar en un mundo sacado de una fantasía embaucadora, lejos de nuestra cotidianidad. Es un presdigitador de la palabra, de la imagen envuelta en un halo brumoso de ilusión, nacida de una imaginación inquieta y transmitida con enorme precisión. En esta novela unos simples pasquines, signos inequívocos de la maldad, de las lenguas maledicentes o exponentes de una realidad ya de por sí de todos conocida, viene a poner en el candelero, como un doloroso recordatorio, todo lo que un pueblo rumorea hasta llevarlo a dramáticas consecuencias. Una lectura recomendable para los amantes de la buena literatura.


Libro que sigue la tradición de Macondo y el dominio de los militares, y causa una rebelión del pueblo en forma de notas que acusan a muchos de sus habitantes de mal comportamiento, de ahí la obsesión del militar por descubrir al autor. Lo mejor del libro es como esta escrito, y leyendo supe que hicieron una serie, es hora de buscarla.


¡Cuidado, que los pasquines siguen en boga. Los tiempos cambian, los pasquines no. Cuidado!


Un coronel obsesionado con la solucion al enigma de los pasquines ( acusaciones que son fijadas en lugares publicos de manera anonima), una gitana obsesionada con el coronel, , existe serie , que es fiel retrato de esta novela de garcia marquez, excepto por el final


Creo que la literatura de Gabo es muy cuestionada, mal antendida. La mala hora es una novela que cuenta la vida de un pequeño pueblo, muy conectada con El coronel no tiene quien le escriba, no solo en personajes y hechos, sino en el tiempo en que ambas novelas se escribieron y se interrumpieron. Cuenta la historia de un pueblo en el cual comienzan a aparecer pasquines pegados a las puertas de las casas revelando hechos ocultos o que sus propietarios creen ocultos, pero que el resto del pueblo conoce. No obstante estos pasquines, a pesar de haber sido la intención principal de la novela, traen caos al pueblo, pero se ve reemplazada esta trama por las mismas vidas de los personajes y su cotidianidad. Al principio tiene un arranque muy suspensivo y su desarrollo o el disfrute de su desarrollo depende totalmente del lector, pues lo que al principio parece ser la temática sobre la cual se centrará la obra se verá totalmente desplazada por la realidad de un pueblo. En mi opinion es una obra excelente.


Ver más reseñas

También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA


Frases del libro LA MALA HORA

El mar crecerá con mis lágrimas.

Publicado por:

Teresa Aidee

Pero ella no respondió a su espera. Habló del circo. Dijo que había un hombre que cortaba a su mujer por la mitad con un serrucho, un enano que cantaba con la cabeza metida en la boca de un león y un trapacista que hacia el triple salto mortal sobre una plataforma de cuchillos.

Publicado por:

Teresa Aidee

Parecía esperar al Mesías bajo una sombrilla de colores.

Publicado por:

Teresa Aidee

Eran las culebras –dijo don Sabas, sentado en la cama como un ídolo oriental-.

Publicado por:

Teresa Aidee

Por favor, doctor, no más inyecciones. Estoy hecha un colador.

Publicado por:

Teresa Aidee

El alcalde se sintió en un ambiente de naufragio

Publicado por:

Teresa Aidee

Lo que pasa es que en este país no hay una sola fortuna que no tenga a la espalda un burro muerto

Publicado por:

Joel Rivera

Después de rectificar la botonadura de la sotana con la atención lánguida de los dedos con que se verifican las cuerdas de un arpa.

Publicado por:

Teresa Aidee

Surgieron completamente desnudos de entre las confusas nebulosas del mosquitero.

Publicado por:

Teresa Aidee

Cuando todavía su amor breve y convencional no se le había hecho intolerable.

Publicado por:

Diem

—«El mar crecerá con mis lágrimas» —suspiró.

Publicado por:

Gaby2020

Lo malo de este pueblo es que las mujeres tienen que quedarse solas en la casa mientras los hombres andan por el monte.

Publicado por:

OraliaS