Calificar
8,4 164 votos

Sinopsis

La epopeya de una niña judía por salvar a su hermano, un ejemplo a seguir para quienes han vivido marcados por el peso de la culpa.. París, julio de 1942. Las autoridades arrestan a 13.000 judíos ante la mirada de los parisinos, que guardan silencio por miedo, indiferencia o simple interés, pues esperan ocupar las viviendas vacías. El pequeño Michel se oculta en un armario para huir de la redada. Su hermana Sarah cierra la puerta para protegerle y se guarda la llave, pensando que va a regresar en unas horas. Sin embargo, el destino de los Starzynski es protagonizar una de las páginas más luctuosas de la historia gala. Los gendarmes confinan a los miles de detenidos durante cinco días en el Velódromo de Invierno, cerca de la Torre Eiffel, sin comida ni agua. Después envían a las familias a un campo de concentración francés, donde los separan como paso previo a su posterior traslado a Auschwitz.

Año de publicación:2006

28 reseñas sobre el libro LA LLAVE DE SARAH

“La llave de Sarah” rescata uno de los muchos hechos deleznables que sucedieron durante la Segunda Guerra Mundial, el Vel d’Hiv. La redada que la madrugada del 16 al 17 de julio de 1942 movilizó a los policías y gendarmes franceses para detener a casi 13.000 judíos, más de 4.000 de ellos niños, que fueron conducidos al Vélodrome d’ Hiver, Velódromo de Invierno, donde estuvieron encerrados varios días, sin comida ni agua, antes de ser enviados a otras ciudades francesas y posteriormente a los campos de concentración. Unos hechos especialmente vergonzosos porque fueron llevados a cabo por la policía francesa bajo las órdenes del régimen colaboracionista de Vichy y un lugar que los franceses han querido olvidar ya que el velódromo fue demolido en 1959 y sólo una placa recuerda lo que allí sucedió. Esta redada será el comienzo de la novela presentando aquellos hechos a través de la voz de una niña que ha sido detenida junto a sus padres y que ha dejado en casa, escondido, a su hermano pequeño. Encerrado bajo llave en un armario secreto, allí nadie le encontrará hasta que ella pueda volver. De formar alternativa, otros capítulos nos llevarán al año 2002, donde Julia, una periodista norteamericana afincada desde hace años en París, recibe el encargo de elaborar un reportaje sobre la redada. Una tarea que no se antoja fácil ya que ni la mayoría de los propios franceses parece conocer qué sucedió. Pregunta a su marido, a sus amigos franceses y todos ellos parecen sorprenderse de que algo así hubiera podido suceder en Francia a pesar de la ocupación nazi. Lejos de desanimarse esto supone un aliciente para Julia quien poco a poco verá cómo su investigación la acerca a aquella niña que fue arrancada de su hogar una madrugada de sesenta años antes. Dos tramas separadas por muchos años de distancia que terminarán convergiendo, aunque no será hasta bien entrada la novela cuando descubriremos cómo se cruzan las historias de Sarah y Julia, lo que desde el principio imprime a la novela una importante dosis de intriga. Siempre sucede cuando dos libros se desarrollan en dos hilos temporales distintos que uno nos suele atraer más que otro y en este caso no podía ser de otro modo. Que las novelas ambientadas en la Segunda Guerra Mundial se cuentan entre mis favoritas no es ningún secreto así que ya imaginaréis que la historia de Sarah me ha cautivado de principio a fin. No tanto así me ha sucedido con Julia, sin duda necesaria para ir descubriendo misterios y secretos que irán desvelando la historia completa de Sarah, pero que llega a tener un excesivo protagonismo en una novela que para mí era la historia de Sarah. La historia de uno de esos niños que fueron separados de su familia, que fueron despojados de todo, tanto material como emocionalmente. Una historia que me ha conmovido profundamente, pero que continuamente se veía interrumpida por los problemas personales y familiares de Julia que, como os decía, llega un momento en el que parecen ocupar más páginas que la historia de aquella niña. Sarah y Julia son las dos protagonistas indiscutibles del libro y sin duda la autora se detiene en sus perfiles y nos ofrece dos personajes realistas y que resultan muy naturales y creíbles para el lector. Son, además, dos mujeres fuertes que luchan, cada una a su manera, por sus vidas y sus destinos y estos personajes siempre terminan ganándome por lo que a pesar de que a veces, como os comentaba anteriormente, me parecía que la historia de Julia cobraba demasiado peso cuando yo quería saber más de Sarah, he disfrutado de ambos y mi apreciación es porque hubiera preferido que las historias estuvieran más equilibradas o, en caso contrario, la autora se hubiera decantado por permitir al lector conocer un poco más del pasado. La prosa de Tatiana de Rosnay es sencilla y directa y, a la vez, muy cuidada. Su lenguaje es claro y las descripciones son las justas para situar al lector, habiendo un equilibrio entre narración y diálogo lo cual confiere gran agilidad a la lectura. A los que suelen huir del género histórico les animaría con un libro así ya que es muy fluido y no deja de ser una ficción histórica, basada en unos hechos que realmente acontecieron, pero totalmente alejada de datos históricos y similares que puedan ralentizar la lectura. “La llave de Sarah” es realmente una novela de personajes, de dos mujeres luchadoras, una de ellas enclavada en un determinado contexto histórico que marcó su vida. En definitiva, “La llave de Sarah” es una novela bien escrita, con una buena historia y con una estructura que invita a no soltar la lectura, alternando presente y pasado.


Este libro nos narra historia de Sarah una niña judia de 10 años victima(junto con su familia) de la redada de Vel d'Hiv: más de 13.000 judíos son arrestados el mismo día y encerrados en un velódromo de Paris. Sarah encierra a su hermano Michel en un armario de su casa i se guarda la llave pensando que va a volver pronto y que esta protegiendo al pequeño. Tras una semana de hambre y humillaciones,Sarah y sus padres son trasladados a los campos de las afueras de París y de ahí a Auschwitz. Esta historia esta narrada desde dos puntos de vista:el de Sarah y el de Julia ,una periodista que investiga los hechos del Vel d'Hiv y en particular la historia de la pequeña Sarah . Estos descubrimientos consiguen cambiarle la vida y que nada vuelva a ser igual El personaje de Julia me ha encantado y me he quedado con ganas leer mucho más,acerca de ella y de su familia. Julia ha tenido una de las mejores evoluciones que he leído Esta ,es una historia devastadora y tragica que todos deberian leer,ya que apqrte de ser brillante,narra unos sucessos desgarradores de los que pocos conocen. Este libro a dado voz a miles de niños y familias judías,de los que muy pocos conocen su historia. Este libro me lo recomendó una amiga y creo que deberia esculpirle un monumento en señal de agradecimiento!! Si que recomendaría este libro


Éste libro rescata uno de los tantísimos hechos horribles que sucedieron durante la Segunda Guerra Mundial. Una redada , en la madrugada del 16 al 17 de julio de 1942 que movilizó a policías franceses para detener a 13000 judíos , de los cuales más de 4000 eran niños , para encerrarlos sin comida ni agua y enviarlos posteriormente a campos de concentración a morir. Con éste hecho comienza ésta novela, y durante su lectura nos encontraremos dos tramas separadas por muchos años de diferencia. Por un lado tendremos a Júlia , en el 2002, una periodista que recibirá el encargo de hacer un reportaje sobre aquella redada, y por otro lado tendremos a Sarah, en 1942, una niña de apenas 10 años cuya historia me cautivo de principio a fin . La novela está muy bien escrita , es una lectura ágil a pesar de contar una historia muy dura y triste. No es, ni de lejos, una de las mejores novelas que he leído , está claro, pero sí que es una historia muy emotiva , que aunque desgarradora , logra tenerte con el corazón en un puño.


Muy amena de leer, te hace sentir y reflexionar. Bonita novela, de la triste realidad, de aquellos años en que se desarrollo la segunda guerra mundial, donde detrás de cada judio hay una terrible historia, en este caso la de Sarah y su hermano, donde lo unico positivo que puedo decir, es que si la guerra muestra la crueldad que puede llegar a tener los humanos, tambien nos enseña, la otra cara, personas que arriesgan su vida por ayudar a otras y son las que hacen que la vida merezca la pena y el mundo sea un poquito mejor.


Excelente. De esas historias que no conoces (la del Velódromo de Invierno en pleno Paris) y el sólo hecho de conocerlas te vuelve más sabio y te hace reflexionar sobre el ser humano.


No había leído ningún libro de esta autora, y aunque tenía en mente que podía ser tan fuerte como el pianista, o El Niño de la pijama de rayas, resultó que a pesar de no me gustó mucho el final, me pareció algo flojo, es de fácil lectura.


Me encantó


Que un libro te haga llorar significa que te ha introducido perfectamente en la historia. Este libro lo hace con la dureza de una parte de la historia vergonzosa y cruel.


Ver más reseñas