CLÁSICOS UNIVERSALES

LA INQUILINA DE WILDFELL HALL

ANNE BRONTE

Calificar
8,6 50 votos

Sinopsis de LA INQUILINA DE WILDFELL HALL

Una novela que expone la violencia de género y el alcoholismo en la sociedad de la época. Una bella y triste mujer se instala, con su hijo, en una ruinosa mansión. Las murmuraciones sobre su pasado son escasas, comparadas con su historia real de pasión y violencia. Por la menor de las hermanas Brontë, una obra que no ha perdido un grama de sobrecogedora intensidad.

Año de publicación:2003

15 reseñas sobre el libro LA INQUILINA DE WILDFELL HALL

Noviembre/09/2020 Debo decir que el libro me gustó bastante. La manera de escribir de Anne Bronte me gustó en demasía, mejor que Charlotte y Emily Bronte; fue de fácil lectura, sentí que hubo cosas que se pudieron haber simplificado o parafraseado un poco en vez de alargar y alargar escenas que me brinqué sin problemas. El personaje femenino se me hace interesante por todo lo que aquella mujer tuvo que vivir a manos de su marido, de sus amigos y, después, los chismes como rumores que las personas suelen levantar cuando alguien no es de su devoción. Fue un libro adelantado a su época que merece ser valorado más que Cumbres Borrascosas o Jane Eyre pero, tiene defectos que le quitaron el encanto al mismo. El personaje masculino (Gilbert) es un ser despreciable, sí ustedes odian al esposo de Helen por todo, este tipo también se llevará ese mismo odio por su comportamiento egoísta, se la pasa pensando en sí mismo en todo el libro, no le importa los sentimientos de Helen ni cuando se entera de todo decide hacer las cosas bien, al contrario, la atosiga y la persigue para que lo acepte, intenta ser su salvador de un matrimonio abusivo, al inicio la censura creyéndose mejor que ella, coquetea con Eliza pero anda detrás de Helen, tal vez, porque ella los rechazó a todos. No creo que Gilbert sienta amor por Helen, parecía más un encaprichamiento, algo superficial como egoísta (ya lo mencioné pero tengo que volver a decirlo). Y, tampoco creo que Helen sintiera algo más que amor por Gilbert, ni siquiera entiendo el porqué del final cuando ella dejó muy en claro que no deseaba nada con él ni con nadie pero, en fin. Lo que más risa me dio fue que Charlotte criticó el libro de Orgullo y Prejuicio pero, a mí punto de vista, que ese libro tiene mejor romance que los demás escritos por las Bronte. Por eso le daré: 2.5 de 5 estrellas. Está muy bueno y todo, pero Gilbert y el supuesto romance son algo que le quitan el encanto al libro.


Último libro del mes de abril dedicado a clásicos. De todo lo que he leído de las hermanas Bronte, este es mi libro preferido. Me pareció una muy buena novela. Supongo que la visión religiosa de la autora en estos tiempos no es muy popular, pero creo que sentí que la protagonista tiene carácter y principios, lo que no me parece mal. Además, el personaje no es plano, va evolucionando luego de las circunstancias a las que enfrenta. Por último, la forma que está contado lo hace bastante entretenido y uno se involucra con la historia, sus protagonistas y su destino. (lista 2021 Abril: leyendo clásico)


No tengo palabras para describir este libro. Me ha ido rompiendo poco a poco el corazón deshaciéndolo en pequeños trozos para acabar recomponiéndolo pieza a pieza. Pensé que ningún personaje clásico podría desbancar a Jane Eyre pero he aquí la señorita Graham. No se puede sufrir tanto por amor, o por lo que crees que es amor cuando eres joven e ingenua, encontrar fuerzas y soluciones donde no las hay, sacar el carácter y plantarle cara al desgraciado tirano que tiene por marido. Una historia actual con un personaje valiente. Helen es la mujer que deberíamos ser. Es cierto que se equivoca una y mil veces, es cierto que quieres gritarle e incluso matarla con sus erróneas decisiones, decisiones que la llevarán, finalmente, donde tiene que estar y con quien debe estar para ser feliz. Esas decisiones hacen que no sólo su personaje evolucione sino también el de Gilbert, joven e impetuoso, bruto y enamoradizo, sabrá buscar su sitio aunque se lleve amistades, reputación e incluso su juventud por delante. He amado mucho este libro, y no solo por la historia, sino también por la forma en el que está narrado, al principio por Gilbert, luego por Helen a través de su diario, al mismo tiempo a través de cartas entre los personajes... la autora sabe como sorprenderte con escenas y situaciones que no te esperas y te hace cambiar de parecer con respecto a sus personajes. Nada es lo que parece y, en ocasiones, hace falta poco más que un chisme para crearte una idea errónea de una persona. Anne Brontë hace una crítica Brutal a la sociedad de la época, a las relaciones matrimoniales, al abuso del alcohol y las habladurías sin fundamento creando unos personajes increíbles y atemporales. Definitivamente, entre la venganza y el odio de Cumbres borrascosas, el crecimiento personal de Jane Eyre y el valor de La inquilina de Wildfell Hall creo que me quedo con el personaje de Anne Brontë.


Soy muy fan de las tres hermanas. Este libro lo tengo con la misma edición de la foto. Lo leí hace mucho. En la época que fue editado por primera vez causó una gran polémica, la razón? Mujer maltratada abandona a su desequilibrado y alcohólico marido, digo desequilibrado porque muy bien una persona no está cuando hace ciertas cosas. Y es que en aquella época era impensable esta hazaña para alguien de nuestro género. Tener la osadía de dejar la relación tóxica, las agallas para salir adelante, y sobre todo, los santos ovarios para llevarse con ella al heredero del canalla. Que aunque también es hijo de ella, como ya sabemos pintaba os una buena mierda, y siempre tenían la de ganar. Es un gran libro, con una denuncia social a una época donde las apariencias, como si de un gran espectáculo se tratase, debían continuar. Donde el patriarcado era el dueño absoluto de la vida de las mujeres. Y donde las mismas mujeres se despellejaban vivas unas a otras ( en eso no se ha cambiado nada) en vez de luchar y apoyar una causa tan noble como la de escapar de un tirano.


Una maravilla literaria.


LA INQUILINA DE WILDFELL HALL - Anne Brönte (1848) No es una de las novelas más conocidas de las hermanas Brönte, quizá de Anne sea más famosa Agnes Grey de la que hablaré en otro momento. Hace más de 15 años que leí esta novela en una primera edición de la editorial Alba y me pareció una maravillosa historia de contenido muy actual. Helen llega a Wildfell Hall con un niño pequeño, huyendo de malos tratos y vejaciones de un marido entregado a excesos y al alcohol. En esta huida se hará pasar por una joven viuda mancillada por los comentarios de la sociedad cerrada de la época por recibir las visitas de un hombre. La bondad de Helen le llevara a volver con su marido enfermo, pero un rayo de esperanza le demostrará que siempre es posible ser feliz


No había leído nada de ninguna de las hermanas Brönte y me decidí por éste, ya que ha sido una Lectura Conjunta. Me ha encantado. Lectura ágil y con una carga de denuncia social increíble.


Maravillosamente espléndido, una obra de arte, después de leer orgullo y prejuicio pensé que no encontraría otra novela clásica, vaya sorpresa la que me he llevado, este libro te va relatando como un amor tan profundo se va deteriorando al pasar el tiempo a través de un diario y cartas, vas conociendo a los dos personajes principales, y la trama en más de una ocasión te pone en suspenso, definitivamente un libro que se debe leer y claro, el toque romántico no pasa desapercibido, una obra de arte.


Ver más reseñas

Libros que te pueden interesar


También se buscó en CLÁSICOS UNIVERSALES