Calificar
8,6 29 votos

Sinopsis

En los albores de la Gran Guerra, el teniente Anton Hofmiller recibe una invitación para acudir al castillo del magnate húngaro Lajos von Kekesfalva, cuya hija, que sufre parálisis crónica, se enamora del joven oficial. Hofmiller, que sólo siente compasión por la joven Edith, decidirá ocultar sus verdaderos sentimientos y le hará tener esperanzas en una pronta recuperación. Llega incluso a prometerse con ella, pero no reconoce su noviazgo en público. Como un criminal en la oscuridad, Hofmiller se refugiará en la guerra, de donde regresará como un auténtico héroe. La impaciencia del corazón-hasta ahora conocida entre nosotros como La piedad peligrosa-es sin duda uno de los mejores libros de Zweig, un sobrecogedor retrato de la insondable naturaleza humana que atrapará al lector desde la primera página.

Año de publicación:2011

7 reseñas sobre el libro LA IMPACIENCIA DEL CORAZÓN

Magnífico libro!, Stefan Zweig es un gran narrador y excelente contador de historias, sin apenas dialogo hace que te enganches al libro de una manera grandiosa no resultando pesado en ningún momento. Te obliga a replantearte ciertas cosas en tu interior y la compasión, de la que tanto se habla en el libro, puede ser tan mala carecer de ella como tenerla en exceso y aplicarla de forma indebida. Excelente libro, totalmente recomendado 👍


Un estilo narrativo sencillo, descriptivo y psicológico acompañado de una trama que se basa en un concepto humano y que se desenvuelve en torno a una historia personal. Una novela muy bien lograda en todos sus aspectos y que aborda en profundidad el significado de la compasión, dando espacio a la reflexión y al cuestionamiento.


LA IMPACIENCIA DEL CORAZÓN - Stefan Zweig Es el tercer libro de Zweig que leí. Precioso. Zweig en cada uno de sus libros trata un tema y desarrolla su filosofía entorno a él. Te engancha. Pero el mejor resumen sin desvelar de qué va el libro lo hace el propio autor: "Existen dos clases de compasión. Una cobarde y sentimental que, en verdad, no es más que la impaciencia del corazón por librarse de la emoción molesta que causa la desgracia ajena, aquella compasión que no es compasión verdadera, sino una forma instintiva de ahuyentar la pena extraña del alma propia. La otra, la única que importa, es la compasión no sentimental pero productiva, la que sabe lo que quiere y está dispuesta a compartir un sufrimiento hasta el límite de sus fuerzas y aún más allá de ese límite."


Stefan Zweig es uno de mis autores preferidos y esta vez ha superado mis espectativas. La impaciencia del corazón describe el oscuro mundo interior del teniente Hoffmiller. El retrato psicológico que hace del protagonista y los demás personajes es excelente, la descripción de sentimientos magistral y la capacidad para poner al lector en el entorno exquisita. La falsa compasión, la engañosa voluntad y el deber llevan al protagonista a una fatal gestión de sus sentimientos y a una actitud impulsiva de sus actos sin medir las trágicas consecuencias de estos. El ritmo de la lectura se vuelve adictivo y solo se ve interrumpido en un par de situaciones donde, para mi gusto, se alarga demasiado. Al igual que los demás títulos que he leído de este autor se trata de un libro muy recomendable.


Me encanta la forma en que Stefan escribía, dotando de belleza tantas situaciones por medio de exquisitas palabras y descripciones. Sin duda un hombre muy apasionado con un trágico final. En esta obra habla especialmente sobre dos tipos de compasiones: las reales y las que surgen desde nuestro mismo ego.


Cuanto más leo de este autor más me gusta. No pude evitar leer la novela de un tirón. Es conmovedora. Lo recomiendo sin lugar a dudas


También publicado bajo el título de “La piedad peligrosa“. . Una novela en la que el autor ahonda en las graves consecuencias que puede tener sobre la vida de varias personas un comportamiento aparentemente inocente, movido por un sentimiento a priori bueno y noble como la compasión hacia un ser más débil. Las buenas intenciones se confunden con amor y el miedo a hacer daño desemboca en cobardía. . Stefan Zweig es uno de mis autores favoritos, me encanta como analiza y describe la psicología de sus personajes, deteniéndose en cada gesto por nimio que parezca, en cada palabra, pensamiento y sentimiento Para muestra, un fragmento: “Cuando la luz se inflamó, no pude eludir sus ojos. Miraban completamente inmóviles, sin mirar ni hacia mí ni en ninguna dirección determinada; congelados, por así decirlo, en una ira gélida, se mantenían inmóviles y ajenos, pero encima de ellos se estremecían en tembloroso arco las tensas cejas. Reconocí en seguida el signo de tormenta que en ella anunciaba inevitablemente una explosión nerviosa.”