Sinopsis

En el año 48 a.C., una jovencísima Cleopatra, la última heredera de los faraones y de la sangre de Alejandro Magno, comparte el trono de Egipto con un hermano al que aborrece, Ptolomeo. Muy lejos de allí, en Grecia, se decide el futuro de la república romana, encarnado en el enconado enfrentamiento de sus dos generales más carismáticos: Pompeyo y Julio César. Alejandría se convierte en el escenario de este decisivo episodio en el que, finalmente, acabarán encontrándose los intereses y las pasiones de Cleopatra, una mujer dotada de una inteligencia excepcional y que gobierna con mano firme en un mundo de hombres, y de César, el estratega y político más brillante de su tiempo, decidido a convertir Roma en la ciudad más poderosa del mundo.

Año de publicación:2012

2 reseñas sobre el libro LA HIJA DEL NILO

Negrete tira de imaginación y ficciona a una adolescente cleopatra que es la gran protagonista de esta historia. La hija del nilo huye de costmbres y rechaza casarse con su hermano ptolomeo para que la dinastia perdure y se perpetue con la misma sangre ( los egipcios eran muy suyos) Entre intrigas palaciegas y malas digestiones por venenos varios discurre esta adolescencia de una cleo, cabal, rebelde, sumamente inteligente y no la más bella de lugar pero muy bien perfumada. Y yo reflexiono...es que nunca hay princesas, reinas, mujeres nobles o del pueblo, que se tiren pedos? La ventosidad en literatura es un acto puramente varonil? Quien será el primer autor que rompa la barrera del pedo femenino en la industria? Bromas aparte... La guerra por el poder esta servida y mientras tanto dos invitados de excepción, cesar y pompeyo, se enfadan y no respiran, con la consiguiente guerra civil, recreada por negrete en las batallas de dirraquio y farsalia mapas incluidos para no perdernos. Mención especial para cayo esceva, personaje real lleno de leyendas, bruto como pocos, desobediente, virtuoso de la ventosidad y catedrático en el arte de la guerra y el buen matar. Lo mejor de la novela, sin duda, es el encuentro de cesar y cleopatra, y los pasajes que comparten donde el autor nos sacará más de una sonrisa, enfrentando toda la pompa y protocolo egipcio con las bárbaras maneras de cesar, practico y ahorrador de tiempo, con métodos poco sutiles. La reina del nilo es una novela histórica fresca, muy divertida que narra como dos grandes personajes de la historia se alzan con el poder. Desconozco si la intención de Javier negrete era realizar una trilogía o no, ya que el libro no recoge más allá del cruce de caminos de cleopatra y cesar y uno se queda con ganas de mucho más. Pese a que los personajes principales son en exceso perfectos, no los diviniza haciéndolos accesibles en las distancias cortas y, como consecuencia, cercanos al lector. Me ha gustado el autor, porque dentro del género, es diferente tanto en prosa como en intención, renuncia un poco a la epica pero a cambio nos ofrece mucha diversión. Lastima no abarcar un poco más de la vida común de la parejita y el escaso protagonismo de marco Antonio, pero es que hasta entonces el toni solo pasaba por allí.


El autor nos va contando las vidas en paralelo de Cleopatra y Julio Cesar hasta su inevitable y famoso encuentro. Sin duda la primera es la que tiene mayor protagonismo, ya el titulo de la novela así lo indica, y una pequeña primera parte, que transcurre en Menfis, esta dedicada solo a ella y sus intentos por sobrevivir a las intrigas de la corte egipcia algunos años antes de los acontecimientos principales. Esta parte, la bastante desconocida adolescencia de Cleopatra, es en su mayoría fruto de la imaginación del autor. Por otro lado, la historia que se nos cuenta de Julio Cesar comienza ya en plena guerra civil contra Pompeyo y da pie a relatarnos dos buenas batallas, Dirraquio y Farsalia, donde es de agradecer la inclusión de sus mapas correspondientes para poder comprenderlas mejor. Ambas partes, la de Cleopatra y Julio Cesar, funcionan perfectamente y el autor sabe plasmar con acierto la psicología personal de cada uno de estos dos grandes personajes. De todas formas, hay que reconocer que quizá el autor nos presenta a una Cleopatra demasiado perfecta, creo que más como le gustaría a él que hubiera sido, que como debió ser realmente…Pero bueno, en ese campo Negrete tenia casi carta blanca para “crear” el personaje a su antojo, debido a la escacez de información al respecto que el mismo autor reconoce. Acompañándolos hay otros personajes con mayor o menor protagonismo, de los cuales unos tienen una base real y otros son totalmente inventados. El más importante de estos últimos es sin duda la abuela de Cleopatra, Neferptah, que el autor utiliza para darle un toque «místico» a la historia con la predicción que esta le hace a Cleopatra y que tendrá gran importancia en el transcurso de su vida. Otro personaje, el salvaje Casio Esceva, es real pero algunas de sus hazañas resultan tan inverosímiles que solo pueden ser fruto de la leyenda… En concreto la escena en la que en plena lucha le clavan una flecha en un ojo y él se la arranca, con el globo ocular clavado en la punta, y sigue luchando como si nada. Creo que el autor tendría que haber moderado un poco estas cosas. Pero en resumidas cuentas estamos ante una novela mezcla de ficción e historia en su justa medida, que se sigue con interés y que, a pesar de lo conocido de su tema principal, no aburre en ningún momento. El final puede sorprender un poco porque parece bastante inconcluso, pero lo cierto es que tiene su propia lógica dentro de la historia que se cuenta.


Más del autor JAVIER NEGRETE


SALAMINA

JAVIER NEGRETE

Calificación General:8,3

También se buscó en NOVELAS HISTÓRICAS Y NO FICCIÓN


Frases de LA HIJA DEL NILO

Si a partir de los cuarenta un día te levantas de la cama y no te duele nada, es que estás muerto.

Publicado por:

Rafa perez

Romanos. Barbaros. Sanguinarios. ¡codiciosos!

Publicado por:

Rafa perez

Las bandejas eran de plata y contenian manjares más refinados, como lenguas de alondra, sesos con pétalos de rosas, ubres de cerda preñada o vulvas de marrana virgen.

Publicado por:

Rafa perez