Calificar
7,0 76 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de LA HIJA DEL CANIBAL

La historia de la desaparición de Ramón y del sentido de la existencia. "Lucía y Ramón llevan juntos diez años, unidos más por la costumbre que por el amor. Deciden pasar el fin de año en Viena, pero en el aeropuerto, minutos antes de que salga el vuelo, Ramón desaparece. Tras denunciar el caso a la policía, Lucía emprende la búsqueda por su cuenta, acompañada de dos personajes singulares: Adrián, un turbador muchacho de 21 años y Fortuna, un viejo anarquista de ochenta, antiguo torero y pistolero con Durruti.

Año de publicación:1998

2 reseñas sobre el libro LA HIJA DEL CANIBAL

Dicen que si quieres conocer a Andrés, tienes que vivir con él un mes; pero también dicen que nunca terminas de conocer a una persona. Como le pasó a Lucía, la protagonista, con su marido por más de 10 años, que ya la tiene harta y que le secuestran antes de que pueda decidirse a abandonarlo primero. Claro que está tan acostumbrada a él que quizá no lo hubiera hecho por voluntad propia. ¿Quién es realmente Ramón? ¿Con quién estaba casada? ¡Qué terrible darte cuenta de que la monotonía y la familiaridad son sólo una fachada! Mientras la acompañamos en la búsqueda de su marido desconocido, Lucía se encuentra así misma. No se si la Hija del Caníbal es autobiográfico, es mi primera vez leyendo a Rosa Montero, pero si todos sus libros son así, sin duda los seguiré leyendo. Tiene muchas reflexiones que se sienten como estar en un cafecito con las amigas. Reflexiones sobre estar enamorada, sobre el desamor y mal de amor, el matrimonio, la edad, el miedo a que se agote la juventud, el no tener hijos, el éxito o el fracaso laboral y matrimonial, el segundo aire... Pero sobre todo, lo que significa ser mujer y nuestra posición en la sociedad que ni siquiera nos define individualmente. ¿Que pasa con las mujeres que nunca son madres, con esas mujeres que son hijas para toda la vida?


Muy buena historia.


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA


Frases del libro LA HIJA DEL CANIBAL

Claro está que les necesitaba, y uno tiende a idealizar aquello que necesita.

Publicado por:

Bocabeille

Una pareja aburrida es como una posada incomoda con demasiados huéspedes.

Publicado por:

Bocabeille

El infierno existe. Yo he estado allí. El infierno son todos aquellos años que vagué por el mundo queriendo escapar de mis recuerdos.

Publicado por:

Bocabeille

Y siempre esas miradas: de petición, de entrega, sometidas a la duda deliciosa de no saber si al fin os besaréis o no.

Publicado por:

Bocabeille

La buena noticia es que, si sobrevives, el sufrimiento enseña. La mala noticia es que el verdadero sufrimiento casi siempre mata.

Publicado por:

Bocabeille

Los seres humanos somos como icebergs y solo enseñamos al exterior una mínima parte de nuestro volumen: todos ocultamos, todos mentimos, todos poseemos algún pequeño secreto inconfesable.

Publicado por:

Bocabeille

La pérdida, cualquier pérdida, es un aperitivo de la muerte.

Publicado por:

Bocabeille

Ramón era mi responsabilidad, no por ser mi hombre, sino mi costumbre.

Publicado por:

Bocabeille

Quiero decir que, con tan solo dos años de no verle, ya no era capaz de reconstruirle con mi mirada.

Publicado por:

Bocabeille

Empecé a odiar a Ramón, como tantas veces. Era un odio normal, doméstico, tedioso.

Publicado por:

Bocabeille

Pensé que eso era el amoe; creí que ya lo había conseguido, que ya había llegado.

Publicado por:

Bocabeille

Para bien o para mal, nada sigue igual tras una revelación como es debido.

Publicado por:

Bocabeille

No la quería y ella estaba atravesando ese momento de desesperación aguda del final, cuando una pierde la poca dignidad que le queda y telefonea cuando no debe telefonear, y súplica, y llora, y dice frases patéticas que jamás sospechó que pudiera escuchar de sus propios labios.

Publicado por:

Bocabeille

Si hubieran sido míos, pensé con orgullo idiota, habrían sido más guapos.

Publicado por:

Bocabeille

A veces voy por la calle y me pregunto qué historial de duelos tendrá cada uno de los peatones con los que me cruzo.

Publicado por:

Bocabeille