Sinopsis de LA GAVIOTA

2 reseñas sobre el libro LA GAVIOTA

¡Vamos al teatro! Y ¿qué vamos a ver? Una grandiosa obra de un tal Chéjov. Un drama de la vida ambientado en el campo ruso a finales del siglo XIX y donde ninguno de los personajes consigue alcanzar la felicidad o el bienestar. Desde el inicio de la obra esto es lo que nos encontramos: Medvedenko: ¿Por qué va usted siempre vestida de negro? Masha: Llevo luto por mi vida. Soy desgraciada. ¡Qué inicio!. Una amargura deliciosa. Una importante obra teatral donde vamos a ver representada la vida, sí, la vida que generalmente vivimos, así como vamos a encontrarnos a las personas tal y como somos y nos comportamos en esta vida que nos ha tocado. Creo que somos personajes que generalmente actuamos y vivimos cotidianamente sin muchos arranques de salirnos del mundo, de saltarnos las normas y de llegar hacia lo desconocido y más atractivo. Nos conformamos con una existencia sin apenas saltos peligrosos. Y así creo que son reflejados en esta obra todos y cada uno de los personajes que aparecen. Son personajes un tanto patéticos y con cierta desgana existencial, esta desgana existencial, que me parece totalmente acertada, porque lo dice todo, lo he leído en algún momento, no recuerdo dónde ni en relación a qué, pero creo que se ajusta totalmente a los personajes que vamos a conocer en esta obra. Vayamos paso a paso, también hay conflicto, un conflicto que afecta sobre todo a tres de los personajes principales. Treplev, un joven que tiene la convicción de escribir grandes obras de teatro; Nina, la hija de un rico terrateniente que pretende ser una gran actriz y Trigorin, el escritor o la creación literaria. Y vemos como la obra se convierte así, en teatro dentro del teatro. Los tres personajes representan todo lo que supone la creación artística, porque los tres quieren destacar en alguna de sus formas, En el joven Treplev, su deseo creador acabará muerto. En Nina su vocación la llevará a extraviarse en la rutina e infelicidad y en Trigorin , su creación quedará también enfrascada en la rutina y totalmente triturada. Mientras los tres personajes se recrean en la angustia provocada por la búsqueda de lo artístico y la creación, nos encontramos con otros personajes, de los que podemos decir, que también vamos a encontrarnos con sus pequeños dramas rutinarios. Sin embargo .el personaje más desgarrador, más angustiado, y donde realmente se detiene nuestra mirada con más asombro es en el joven Treplev, carece de todo pudor, se muestra desinteresado por todo lo que dicen o hacen los demás, y sobre todo es un personaje melancólico que tendrá sus consecuencias. ¿El amor?, también nos lo encontramos en todos los personajes, aunque son amores equivocados, otro aspecto que es también como aparece en la vida misma. Son los amores desubicados. Y aquí están, en la gaviota. Y, claro es obvio que queramos preguntarnos, ¿Qué representa la gaviota? Es algo importante, es lo que da el título a la obra de un excelente autor que todo lo tiene controlado, debe ser algo muy significativo y, claro que lo es, y mucho. Pues, puedo estar equivocada pero me atrevo a pensar y decir que es el símbolo alrededor del que gira toda la obra, es decir, la Creación en mayúscula. Y, qué pasa con la gaviota, ese pájaro que vuela. Eso lo vamos ya a leer en el acto segundo de los cuatro que componen la obra teatral. Ahí lo dejo. Es una obra que cada vez que releemos alguna escena o diálogo, percibimos y descubrimos que hay mucho más, que parece una nueva obra. Yo lo he hecho, en principio, para recordar los personajes, tenía que saber quienes eran y volvía al inicio, después porque la leí hace ya varios días, y hoy para hacer esta reseña, he tenido que volver a leer algunas escenas. Y verdaderamente, la he encontrado más clara, más turbadora y mejor. Chéjov, se rebela ante la sociedad que le tocó vivir y esto también lo notamos. La obra se convirtió en un estrepitoso fracaso en el estreno en 1896, fue absolutamente incomprendida, sin embargo, esta joya, fu aclamada dos años después en El Teatro de Arte de Moscú. Creo que es una obra para leer detenidamente y volver a releer. Hay mucho donde reflexionar.


LA GAVIOTA - Antón Páulovich Chéjov No siempre disfruta uno acudiendo al teatro, a veces una lectura de una obra de teatro puede ser incluso más gratificante. Amores no correspondidos, los sueños de la escena: de quien es actriz, de quien quiere serlo; de quien es escritor de quien ansía serlo... Los sentimientos y la vida que se deseó, la que se tiene. Él que ama nunca es amado con la misma intensidad. Todos nos enamoramos de la persona equivocada, y cuando todo esto no se puede superar, la única salida es el suucidio con una pistola o en vida... ¡qué mas da!


MÁS LIBROS DEL AUTOR ANTÓN CHÉJOV


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


FRASES DEL LIBRO LA GAVIOTA

Cada vez me convenzo más de que la cuestión no está en las formas viejas o nuevas, sino que el hombre escriba sin pensar en forma alguna, en que escriba porque lo que escribe fluye libremente de su alma.


Publicado porNines65

No debemos mostrar la vida como es, ni como debería ser, sino como la vemos en nuestros sueños.


Publicado porNines65

"¡No hay que representar a la vida como es..., ni como va a ser..., sino como nosotros la vemos en nuestros sueños!"


Publicado porgabymarquezc