Sinopsis de LA FORMA DEL AGUA

En una cálida noche siciliana, tras nadar un buen rato en las tranquilas aguas que se remansan a escasos metros de su casa a orillas del mar, Salvo Montalbano emerge de la oscuridad con las ideas más claras: la solución del caso le ronda las narices, así que sólo es cuestión de paciencia y método, para lo cual nada mejor que relajarse antes con algún manjar preparado por Adelina, su fiel asistenta. Si a los asiduos lectores de Andrea Camilleri esta escena les resultará familiar, los lectores no iniciados merecen una breve introducción: Salvo Montalbano tiene cuarenta y cinco años, conserva una novia en Génova y es comisario de policía del pequeño pueblo de Vigàta, en Sicilia, que si bien no se encuentra en ningún mapa de este mundo es más real que la vida misma. Fiel amigo de sus amigos, amante de la buena mesa y sabedor de que la tierra ha girado y girará muchas veces en torno al sol, Montalbano es el compendio vivo de las antiquísimas culturas mediterráneas. Su calidad humana, unida a su infalible perspicacia, han hecho de su creador, Andrea Camilleri, uno de los autores más leídos de Europa. En esta ocasión, un conocido político y empresario aparece muerto semidesnudo en el interior de su coche en un arrabal donde reinan la prostitución y la droga. Todo apunta a que ha fallecido de un ataque al corazón después de haber mantenido relaciones íntimas con una persona desconocida. Sin embargo, el comisario Montalbano no se fía, y armado con su natural olfato para los comportamientos extraños, se propone descubrir la trama sexual y política que se esconde tras el presunto crimen.

9 reseñas sobre el libro LA FORMA DEL AGUA

Primera entrega de la saga sobre el comisario Montalbano, que se ha hecho famoso en todo el mundo. Un personaje peculiar, campechano y muy mediterráneo. En esta novela, el autor nos da a conocer a su personaje con unas pinceladas sobre su personalidad y buen hacer. Lo presenta de manera que enseguida se te hace familiar y entrañable y te parece que estás muy cerca de él acompañándolo en la resolución del caso que le ocupa. El caso en cuestión es la muerte en extrañas circunstancias de un político y empresario. Perece ser que ha muerto de un ataque al corazón mientras mantenía relaciones íntimas en su coche en un arrabal, con una persona desconocida. El comisario irá desentrañando el misterio de manera gradual siguiendo las pistas que va encontrando y haciendo gala de su perspicacia y sentido común habituales, hasta que todo queda aclarado. Las aventuras de nuestro comisario se leen con facilidad, son divertidas y muy entretenidas y no demasiado largas. Ya voy por la segunda entrega y voy a seguir enganchada hasta que llegue a la última. Recomiendo su lectura a tod@s l@s que aun no lo conozcan, no os defraudará. 13 de agosto de 2021


La forma del agua es la primera novela que escribió Camilleri sobre el comisario Montalbano. El título proviene del hecho de que la explicación de los acontecimientos narrados es como la forma del agua, que realmente no tiene forma ya que adopta la que le des. En esta novela un importante ingeniero y político llamado Luparello aparece muerto con los pantalones bajados en una especie de descampado que en el que se dan actividades como la prostitución o el tráfico de drogas. Parece que la muerte es natural, pero a Montalbano algo no le cuadra: es raro que un personaje de la relevancia de Luparello acuda a un lugar donde tienen lugar ocupaciones de moral tan dudosa. El detective se dedicará su investigar las implicaciones políticas del caso y tratará de averiguar si ha habido asesinato o no. La acción transcurre en Vigàta, un lugar imaginario de Sicilia. Me ha gustado el personaje del comisario Montalbano, un hombre íntegro y de buen corazón, amante de la gastronomía, como el detective Carvalho, de Vázquez Montalbán, personaje en el que se inspiró Camilleri para dar vida a su famoso comisario. Creo que seguiré leyendo más de este autor, ya que aparte de los personajes, también me han agradado las alusiones a la mafia, o a la corrupción política.


Entretenida, ingeniosa, de lectura ágil. Tenía sus particularidades este autor recientemente fallecido.


Cronológicamente se trata del primer libro de la saga de Salvo Montalbano, comisario de policía del pueblo imaginario de Vigàta, en Sicilia, que es para Camilleri como era Macondo para García Márquez, guardadas las proporciones. Honestamente, y como asiduo lector que he sido de los libros de Montalbano, he de decir que el autor aún estaba afinando su pluma y no había desarrollado los recursos con los cuales me iba a maravillar más adelante. Este libro en particular es ameno, fácil de digerir y de asimilar, y no ofrece mayores retos ni tampoco grandes satisfacciones al lector, pero su importancia radica en ser el primero de la saga: gracias a él tenemos un primer atisbo del comisario, su particular carácter y su afición por la buena mesa. Aunque puede decirse que estos libros se pueden leer por separado, siempre resulta mejor conocer la continuidad de los episodios que constituyen la carrera de Montalbano, y por tal razón recomendaría su lectura. Es un primer peldaño que se puede obviar: cuestión de gustos.


Primer libro de la saga del comisario Montalbano. Libro entretenido aunque no hay que esperarse una gran obra literaria, otra forma de ver la novela negra. Me ha gustado el comisario Montalbano. Historia fácil y rápida de leer, un libro que se lee del tirón, me ha enganchado y deja un buen sabor de boca.


Es el primer libro del comisario Montalbano. Realmente no me impactó. Es ágil pero liviano. Igualmente es un autor que me interesa. Veremos más adelante.


La presentación del comisario Montalbano. Fácil de leer, pero, el devenir de los hechos es un poco sacado de la galera para mi gusto. Me faltó emoción.


MÁS LIBROS DEL AUTOR ANDREA CAMILLERI


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN TERROR, POLICIAL Y SUSPENSO