Calificar
8,4 97 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de LA FLOR PÚRPURA

Un relato sobre los lazos familiares, la pasión de la adolescencia y la represión, y que trasciende el paisaje de una Nigeria convulsa para cobrar un cariz universal. La voz de una juventud que rechaza las prohibiciones que se ciernen sobre su vida y que ahogan a su pueblo. La joven Kambili, de quince años, y su hermano mayor Jaja llevan una vida privilegiada en la ciudad de Enugu. Viven en una hermosa casa y frecuentan un elitista colegio religioso, pero su vida familiar dista mucho de ser armoniosa. Su padre, un poderoso y respetado hombre de negocios, es un fanático católico que alienta expectativas de cariño imposibles de cumplir. Cuando los jóvenes visitan durante unos días a la cariñosa y atrevida tía Ifeoma en su humilde apartamento, descubren un mundo totalmente nuevo: el rico olor a curry que inunda el lugar, las continuas risas de sus primos, las flores exuberantes, la calidez, el respeto a las ideas, la libertad, el amor y la ausencia de castigos. Al regresar a su hogar, transformados por la libertad conquistada, la tensión familiar crece de forma alarmante.

Año de publicación:2003

17 reseñas sobre el libro LA FLOR PÚRPURA

Construido en torno de los hibiscos púrpura, un experimento que denota un intenso deseo de libertad, libertad para ser, libertad para hacer. Replicado en el experimento literario El crecimiento como renovación, el crecimiento genera dolor. En ambos sentidos, en la escritura de esta su primera novela y en la estructura de la misma. En el aspecto literario, experimenta con la construcción de una historia familiar, rodeada de cambios sociales, políticos religiosos, y personales de los personajes, Es en este último aspecto en que centra su narrativa, el cambio de la protagonista y narradora , Kambili, que atraviesa hacia la adolescencia, y se enfrenta a crisis familiares, con un padre fanático, de la religión cristiana, rígido y despótico, exitoso en los negocios y opuesto al régimen político, y que rechaza a su abuelo, tradicionalista que se niega a aceptar las ideas cristianas , aferrando las tradiciones de su etnia ( igbo, de la cual Chimamanda es miembro ) Una madre sumisa, un hermano que cuestiona, tras un corto periodo vacacional en casa de la tía universitaria de ambos, las costumbres paternas y se opone abiertamente a ellas, Un enamoramiento juvenil por un sacerdote. El encuentro con una sociedad diferente a lo por ella concebido entre las paredes de su reducto familiar nuclear, lo grato y penoso de interactuar con la familia de la hermana de su padre . Y todo ello enmarcado en la crisis política, social, económica de el dictatorial régimen en el poder que practica abiertamente la represión, Lo hace en un lenguaje claro, pero enmarcado en cierto romanticismo plasmado en las ideas, diálogos, descripciones que soslayan lo terrible de la discriminación fanatizada contra todo lo que resulta en diferencias, religión, política, sexismo, educación, y sin embargo están permanentemente presentes en la narrativa, mostrando y demostrando que los cambios son posibles, reales, pero siempre irán acompañados de grandes pérdidas y una importante dosis de dolor, y por supuesto aceptación del mismo.. En el aspecto estructural, el manejo de los tiempos, donde el presente parece dar paso al futuro y al pasado, fundiéndose en una sola linea que no parece tener límites, más que un tiempo circular, discurre en Zig Zag, de manera aleatoriamente quebrada, Una novela que anuncia y denuncia al fanatismo como uno de los más grandes escollos para el progreso y la salud de los pueblos y la sociedad desde su reducto primordial que es la familia Adichie, para mi una gran revelación, su literatura una muy grata sorpresa. Parafraseándola, “ todos deberíamos ser feministas “ yo digo, todos deberíamos ser mas tolerantes,... en todos sentidos,


La flor púrpura oímos la voz de una juventud que rechaza las prohibiciones que se ciernen sobre su vida y que ahogan a su pueblo. Un relato tierno, sereno y conmovedor sobre los lazos familiares, la pasión de la adolescencia y la represión, y que trasciende el paisaje de una Nigeria convulsa para cobrar un cariz universal.


Chimamanda Ngozi Adichie, es una autora nigeriana, que trata temas que van desde el feminismo, la inmigración, sexo hasta la problemática racial, por eso hacía mucho tiempo que deseaba leer uno de sus libros. La flor púrpura - su novela debut - relata la historia de una familia adinerada, que vive en Enugu. De la mano de Kambili, una joven de quince años, nos adentramos a una historia familiar donde se profesa un rígido catolicismo, donde hay un padre cruel -cegado por su fe- quien además de ser un tirano, es el verdugo de su esposa y sus dos hijos. Kambili te hace sentir todo lo que ella va sintiendo a través de la historia. Es una historia que no tiene un „argumento“ propiamente dicho, porque lo que más resalta, es el desarrollo de los personajes. Aún así, la autora ha detallado muy bien la cultura nigeriana; explicando no sólo el contexto político -que tiene muchísima relevancia- sino también cultural: hablando sobre sus diferentes platos típicos, explicando las costumbres, los dialectos (sobretodo en igbo), y las fiestas tradicionales. A pesar de que el desarrollo de la historia es un poco lento. La prosa de Ngozi es sencilla y super fácil de leer. Lo que más rescato, es como ha logrado describir las escenas, donde hay mucha tensión. Por otro lado hubo páginas que se hacían difícil de leer, por la sobriedad y naturalidad con la que Kambili y su hermano Jaja recibían/aceptaban los castigos monstruosos del padre. En resumen, es un libro que vale la pena, tanto si ya has leído algo de la autora, como si no.


Tiene una narrativa particular, no avanza como uno quiere avanza como el personaje Kambili es, despacio lento. Tiene una forma de decir cosas sin decirlas literalmente, me gusto mucho. Si bien tarda hasta que pasan los hechos más significativos disfrute mucho leyendo lo que pasaba en la cabeza de la protagonista


Una gran mujer, una gran feminista, con muy buen humor... Muy recomendable.


No he podido con este libro. Quizá sea por que tiene una trama muy dura, o por que no soy de este tipo de género. No he pasado de la Página 101 y llevo leyéndolo más de una semana. Ya debería de haber leído por lo menos dos libros en ese tiempo.Así que no, no es para mí. Pero he de admitir que la autora tiene una forma de escribir maravillosa. Quizá dentro de un tiempo le de otra oportunidad.


Chimamanda tiene un estilo unico y muy propio, es atrapante pero al mismo tiempo lento. Su historia me gustó mucho y amé a todos los personajes excepto a.... bueno, ya se sabe. Le quito media estrellita porque hubo algunas parte s que no me insitaban a seguir leyendo, pero fuera de eso el trabajo que hace es increíble, los temas que trata están maravillosamente escritos y tienen un trabajo muy bueno. Los personajes me parecieron muy reales y me reí al encontrar que muchas de las conversaciones que mantenían las había tenido yo también en algun momento. El final fue todo lo que se merecía la historia, agridulce y un poco trágico pero perfecto. Me quito el sombrero, no puedo esperar a leer más de ella


Hermosa!


Ver más reseñas

Más libros del autor CHIMAMANDA NGOZI ADICHIE


También se buscó en LITERATURA JUVENIL


Frases del libro LA FLOR PÚRPURA

No entiendo porqué nos llenan la televisión de seriales mexicanos mediocres, e, ignoran el talento de nuestra gente,

Publicado por:

Edd62

Tenia los ojos cerrados. Sabía que ya no se encontraba detrás del altar cubierto con tela de algodón blanco, sino, en un lugar que solo él y Dios conocían

Publicado por:

Edd62

Nos hacíamos mutuamente preguntas para las cuales ya conocíamos la respuesta. Tal vez fuera para evitar hacernos otras preguntas, aquellas de las que, no queríamos saber la respuesta

Publicado por:

Edd62

Dios toma la fuerza del diablo

Publicado por:

Edd62

¿ usted cree en esos muchachos. - Si. Y a ellos no les hace tanta falta como a mi mismo . - y porqué? - Porque necesito creer en algo incuestionable

Publicado por:

Edd62

En su alegría había algo de impotencia, la misma impotencia de la mujer en su desesperación

Publicado por:

Edd62

Nsukka tenía el poder de liberar algo atrapado en el fondo del estómago, que subía hasta la garganta y surgía en forma de canción de libertad. En forma de risa

Publicado por:

Edd62

El hermano que siempre trato de protegerme lo mejor que pudo. Nunca creerá que ha hecho suficiente. Nunca llegará a entender que no creo que debiera haber hecho más

Publicado por:

Edd62

Quizá madre se hubiera dado cuenta, que no necesitaba mas figuritas. Cuando padre lanzó el misal contra JaJa, no Fueron solo las bailarinas lo que se vino abajo, sino todo. Unicamente entonces me di cuenta, al pensarlo

Publicado por:

Edd62