Calificar
7,5 4 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

El objetivo de la filosofía es la felicidad. O, más exactamente, el objetivo de la filosofía es la sabiduría, y por lo tanto la felicidad, ya que, una vez más, una de las ideas mejor comprobadas en toda la tradición filosófica, y especialmente en la tradición griega, es que la sabiduría se reconoce en la felicidad, o al menos en un cierto tipo de felicidad. Porque si bien el sabio es feliz, no lo es de cualquier manera ni a cualquier precio. Si bien la sabiduría es un tipo de felicidad, no es una felicidad cualquiera. No es, por ejemplo, una felicidad que se obtenga a base de drogas, ilusiones o diversiones. Si los científicos inventaran, en los próximos años, un nuevo medicamento, una especie de ansiolítico y antidepresivo que fuera al mismo tiempo un tónico y un estimulante, algo así como la pastilla de la felicidad, que bastaría con tomar cada mañana para encontrarse permanentemente en un estado de completo bienestar, seguramente acabaríamos rechazando esa posible satisfacción o, en todo caso, rechazaríamos llamar sabiduría a esa felicidad debida a un medicamento. El presente libro afirma lo mismo de una felicidad, la felicidad que propicia la sociedad actual, consecuencia de un rígido sistema de ilusiones, mentiras u olvidos. Porque la felicidad que deberíamos perseguir, la felicidad que los griegos llamaban sabiduría, es una felicidad que no se obtiene a base de drogas, de mentiras, de ilusiones, de diversión; es una felicidad que se obtiene en una cierta relación con la verdad: es decir, una felicidad verdadera.

Año de publicación:2010

1 reseña sobre el libro LA FELICIDAD, DESESPERADAMENTE

Lo recomiendo a todo aquel que se esté interesando por el campo filosófico. Lo leí hace tiempo y todavía tengo un buen sabor de boca.


También se buscó en RELIGIÓN Y FILOSOFÍA