Sinopsis de LA FAMILIA DEL PRADO

Recorrido por el museo del prado y la vida cotidiana de sus personajes reyes reinas....

9 reseñas sobre el libro LA FAMILIA DEL PRADO

A Eslava Galán se le va la fuerza por la pluma. Le ocurre como a Corral, pero siendo mucho más divertido. Bajo la excusa de un paseo por el museo del Prado con su nieta, el autor le da un interesante repaso a dos dinastías: Austrias y Borbones. El maldito ego de no permitir a editores mas que correcciones ortográficas tiene consecuencias. Errores, imprecisiones, maternidades equivocas que al siguiente renglón corrige. Humanos despistes. No así el tratamiento a Juana de Castilla. No fue Austria sino Trastámara, y por partida doble ya que papi y mami eran primos. Ni de broma heredó la locura de su abuela, a doña Juana la volvieron tarumba entre todos. Tampoco os vengáis arriba sus defensores poniéndole capa, de superwoman tuvo más bien poco. Mujer vejada, maltratada, humillada y encerrada hasta la locura. Una de tantas, suma y sigue. El libro es un repaso puramente anecdótico de 500 años de historia. Innegable su documentación, otra cosa es que las fuentes que cita, traslada o interpreta en el ensayo sean las más adecuadas y precisas. También me rechina los dientes en los pasajes donde casi pide disculpas cuando a una mujer la tildan de fea los documentos. Comentarios machistas ( que no niego) y sin embargo al hombre de distraída belleza le da sin asco, sin perdón ni cristo que le bendiga. Modas...plumeros...innecesario don Juan. En un libro en clave de humor si alguien era más fe@ que un burro mellado, se dice y punto. Hay que empezar a normalizar ciertos dogmas. O todos, o ninguno. Pero Galán me confunde, divierte y entretiene a partes iguales y justo es reconocerle saber escarbar en archivos para dar al lector datos sabrosos. Tan discutible como cualquiera, cuestionables son todos los historiadores. Coincido plenamente en la paulatina decadencia de los Austria, de Felipe II a Carlitos el Hechizado ni uno bueno. De los puteros borbones mejor ni hablamos. Bueno sí, del séptimo Fernando, que como el autor coincido en señalar como el peor monarca de esta piel de toro. Felón, vendido, despiadado, borbónico y apostólico...no carecía de defecto alguno el bendito. 400 páginas sazonadas con algo de arte (tampoco mucho) y repleta de tratamientos asquerosos contra la calvicie, impotencia o infertilidad...menudo vademécum!! Abundan los chascarrillos escritos acerca sobre todo, el deporte nacional, que en España, por encima del fútbol, son cuernos y cornudos. El libro incluye un muy oportuno apartado fotográfico a color de los cuadros donde se representan a cada personaje. Todos tienen retrato y capítulo. Y con todo, quien fuera nieta, un paseo por el Prado con las cuitas de don Juan suena muy apetecible, o al menos mucho más que la alta cocina que maneja alguna madre en la ciudad de Pergamino. Con sus cosas, recomiendo autor y texto, por su sencillez y la manera entretenida de darnos píldoras históricas. Creer a pies juntillas no debemos hacerlo con nadie. Ni siquiera a nosotros mismos. PD. Si te ha gustado esta reseña o la de cualquier usuario y decides premiarla con un like debes hacerlo en el corazón grande donde reza: te ha gustado esta reseña? O ante la duda en los dos.


Leer a Eslava Galan es apostar a caballo ganador. Y no sólo en lo bien documentado (como siempre, en todo lo que escribe ) sino en su simplicidad a la hora de escribir y sin olvidar su toque irónico. Al buen amante de la historia y devorador de todo lo que cae en sus manos se le hace cortísimo ( pero es que al menos puesto en lecturas históricas, que pudiera emborracharse con tantas fechas, nombres y árbol genealógicos ) esta lectura le resultará de lo más simple, llegando incluso a gustarle. Eslava sabe sacarte una sonrisa y hacer muy llevadera tantos y tantos años de historia en pocas páginas.


Curioso e interesante libro para conocer un poco los últimos quinientos años de monarquía española con la excusa de una visita, abuelo y nieta, al Museo del Prado. Así que si te gusta la historia de España contada de manera divertida, con sus cotilleos y bambalinas, sin profundizar demasiado en cada época. Si tienes interés de dónde viene este enfermizo afecto español por reyes y una dinastía golfa, choriza, putera y campechana, este es tu libro. El paseo por el Museo es anecdótico diría, pues aunque sirve como hilo conductor, ni es un libro sobre arte y solo menciona a los artistas en contadas ocasiones: Velázquez, Tiziano, Goya, Rubens... Algún capítulo hay dedicado a Velázquez y varias páginas a Goya. Y es cierto que el libro tiene un pliego a color con algunos de los cuadros mencionados. Pero no nos engañemos: los protagonistas de este libro son los Austrias y Borbones que malamente nos llevan gobernando medio milenio. Uno se echa las manos a la cabeza cómo puede ser que en España o, mejor dicho, en el mundo entero, exista gente monárquica o que realmente apoye a los getas supinos, que crean que por la gracia (o desgracia) de algún dios alguien esté por encima de todos y todo. Que estos abanderados de la inteligencia (carente y degenerada) y de la formación de estado (¡já!) tengan derecho a gobernar al resto sin demostrar nada. La tecnocracia ya la buscarían ellos en otro lado, en amigachos, aduladores y corruptos, casi siempre. Alguien podrá estar totalmente en contra de lo aquí expuesto. Pero tendrá que buscar su argumentación en otro estado o nación. En España no la va a encontrar. Habrá quien piense que eran otros tiempos y eso no ocurre. Menos mal que no hay ya Urdangarines, Froilanes, infantas tontas y enamoradas, Juancarlos corruptos y campechanos... Dentro de 20 o 30 años, seguiremos añadiendo más nombres que ahora son actuales, cuando la manta de ahora no pueda tapar tanta malafolla. Que no quepa duda. Póngase aquí con voz gangosa: "¿Porqué no te callas?". Y Juan Eslava Galán usa toda esa cantidad de material histórico que nos han dejado para rascar en los tejemanejes de cortes y reinos, de políticos y burgueses. El pueblo, poco aparece. Y si lo hace, es como borrego o apalizado. Ciertamente con este contexto es inevitable que a veces tenga que hacer alguna observación política, breve, pero a coalición. En algunas puede o no estar de acuerdo el lector. De hecho, a mí no me gustó el menosprecio velado que se hace al estado de las autonomías al comienzo de un capítulo. Igual Eslava prefiere la centralización de antes, pero sería aventurar. Lo cierto es que, con esto de lo políticamente correcto y los continuos apuntes que parecen poner en boca de otros y no la suya, algunos comentarios puestos ahí por algo, parecen intentar contentar a todos y todas con esto de la corrección a la vista de nuestra actualidad. Pero queda como algo mojigato la mayoría de las veces, en las que las cosas no se pueden llamar por su nombre no vaya a ser que se ofenda alguien. Un libro entretenido y esclarecedor. No es historia densa. Es para nosotros, la plebe.


Es un libro sencillo de leer, pero hay varios detalles que no me han gustado Las imprecisiones en los parentescosLos errores de bulto no corregidos, como por ejemplo adjudicarle la maternidad de Margarita a Isabel de Borbón (y unas líneas más abajo hablar de ella y su verdadera madre, Mariana de Austria)El lenguaje un tanto soez empleado en algunas ocasiones


Es un libro ameno, rapido de leer. Si te gusta la historia y los cotilleos de los Austria y Borbones, muy recomendable.


Tan sencillo como tener tu propio guía del museo del prado en tu casa con la fortuna que ese guía es el gran Juan Eslava......


Estupendo, cuenta un poco de cada personaje de la familia real desde el principio de una manera breve y amena, además hay fotos de los cuadros expuestos en el museo del prado, por lo que se hace más fácil ponerle cara a cada un@, motiva a ir al museo del prado


Fácil de leer, con pinceladas i anecdotas de los Austrias i Borbones a traves de los cuadros del Museo del Prado


MÁS LIBROS DEL AUTOR JUAN ESLAVA GALAN


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN HISTORIA, POLÍTICA Y CIENCIAS SOCIALES