Sinopsis de LA ENFERMEDAD

Premio Herralde de novela 2006Ernesto Durán sabe que está enfermo. Aunque los resultados clínicos digan lo contrario, desde que se ha separado de su mujer y vive solo, padece todos los síntomas de un mal que, según sospecha, puede ser mortal. Su obsesión va más allá de la mera hipocondría, y tiene la certeza de que sólo hay un médico que puede salvarlo. Pero el elegido, el doctor Javier Miranda, en esos mismos momentos se enfrenta a una tragedia personal: un diagnóstico irrefutable que señala que su padre tiene cáncer, y le quedan pocas semanas por vivir. Mientras Durán necesita desesperadamente hablar de su caso y de él mismo, el doctor Miranda se siente rehén del silencio, es incapaz de hacer con su padre lo que siempre ha hecho con sus pacientes: decir la verdad. La vivencia de la enfermedad en estas dos personas que ocupan posiciones tan distintas, el médico que sabe acerca de la vida y de la muerte y no quiere o no puede hablar, y el enfermo de angustia que sólo sabe que su sufrimiento no le deja vivir, es la columna vertebral que sostiene a esta hermosa novela, madura, adulta, reflexiva y refinada, que nos susurra desde su primera página algo que está en nuestra naturaleza: vivir mata. Un libro notable, escrito en un registro inusual en nuestra lengua, que mezcla lo profundo con lo veloz, que apela a las emociones pero también a la inteligencia del lector. Desde distintas historias, conmovedoras, tiernas, divertidas y trágicas, Alberto Barrera Tyszka nos propone una versión de la existencia que asume todos sus goces, pero también su fragilidad.

3 reseñas sobre el libro LA ENFERMEDAD

Apremiado por la gravedad de la enfermedad de su padre, el doctor Andrés Miranda va descubriendo que la comunicación entre ellos no era tan completa como él pensaba. Incluso él comete el mismo error porque: conociendo bien el diagnóstico y el pronóstico, no encuentra ni el momento ni la forma de comunicárselo, ocultándole la verdad hasta el último momento. Se siente culpable, nunca ha hecho esto con ningún paciente, pero este... es su padre. Al mismo tiempo, un paciente obsesionado, quizás hipocondríaco, acosa al doctor Miranda con correos electrónicos sin que este se entere, ya que su secretaria se encarga de "filtrarlos" sin comunicarle al doctor. La secretaria incluso se hace pasar por el médico, y entabla una comunicación con el paciente... Extraordinaria novela que describe todo un abanico de sentimientos que el autor nos hace vivir y sentir.


Un libro notable que apela a las emociones que se adentra en zonas profundas de la condición humana. Escrito en un bello lenguaje de gran sensibilidad.


Familia es familia... Y cariño es cariño R. B.


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA