Sinopsis de LA CASA Y EL CEREBRO

«La casa y el cerebro» se considera una pieza maestra de la literatura sobrenatural. El narrador de esta desasosegante fábula de fantasmas, desoyendo los consejos de sus allegados, decide pasar una noche, junto con su criado y su perro, en una casa encantada situada en Londres, de la que todos los demás huyen despavoridos. Allí, tal y como él esperaba, asiste a una serie de apariciones espeluznantes y descubre, a través de unas cartas, que la casa, muchos años atrás, fue el escenario de unos horribles crímenes. El secreto de todo parece encerrarse en una habitación vacía. Conectada a esta, la voluntad de un ser inmortal y perverso, uno de los que tuvo que ver con la casa en el pasado, ha creado y gobernado a distancia los extraños fenómenos.Lovecraft se refirió a «La casa y el cerebro» como uno de los mejores relatos de casas encantadas jamás escritos. Y Lafcadio Hearn afirmó que estamos ante la mejor historia de fantasmas creada en lengua inglesa, pues reproduce con asombrosa fidelidad las vivencias de una auténtica pesadilla.

3 reseñas sobre el libro LA CASA Y EL CEREBRO

Esta novela corta o relato largo de terror es magnífica. De no haber recurrido el autor, según mi modesta opinión, al hecho erróneo de tratar de justificar científicamente el fenómeno terrorífico que sostiene la trama y el argumento de la historia narrada con enorme maestría, simplemente sería sublime. Poco más hay que decir sobre ella.


Lo que me llevó a esta corta novela de temas sobrenaturales fue una novela anterior que estuve leyendo, y, donde uno de sus personajes explica, a través de ciertos capítulos, la razón científica de que se produzcan lo que conocemos como fenómenos paranormales. En el contexto de esta novela a la que me refiero, se hace referencia a la presente diciendo "les aseguro que, como dijo Edward Bulwer_Lytton en su relato La casa y el cerebro, lo que se llama sobrenatural "sólo es algo, dentro de la naturaleza, que hasta ahora hemos ignorado" (En Donde fuimos invencibles, de María Oruña). Esto y mi atracción por el género de terror y el subgénero fantasmas, me llevó a esta novela. La narración es cuidada y fina, como es de esperar teniendo en cuenta la época a la que pertenece el autor (siglo XIX) y su pertenencia a la alta sociedad londinense. Lejos de esto, el relato no me ha parecido nada especial, he llegado a perder casi el interés al final del mismo, pero su estructura es clara a la hora de enfocar y describir situaciones ante la aparición de fenómenos sobrenaturales, por un lado, y tratar, como explica María Oruña en la novela anteriormente mencionada, de dar explicación lógica cuando estos se producen. No sé si estamos ante uno de los mejores relatos de casas encantadas, como dijo Lovecraft -que no sé quién es-, o ante la mejor historia de fantasmas creada en lengua inglesa, como dijo Lafcadio -que tampoco sé quién es. Ni cuándo fuero escritas estas opiniones, pero a mí, salvo entendiendo la época en la que fue escrita la novela, no me ha emocionado su lectura.


Un buen relato de fantasmas victoriano pero que se queda corto en lo más importante que deben tener este tipo de narraciones y que es la atmósfera propia que los envuelve y que a mi entender es hasta más importante que la trama en sí. Al ser una narración corta, que va directamente a la acción, no convence, no crea el clima necesario.


MÁS LIBROS DEL AUTOR BARON EDWARD BULWER LYTTON LYTTON


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN TERROR, POLICIAL Y SUSPENSO