Calificar
8,0 642 votos

Sinopsis

Una trágica visión del alma humana universal, de la sociedad y, de la realidad española de 1936. Tras la muerte de su segundo marido, Antonio María Benavides, Bernarda Alba decide recluirse y guardar rigurosísimo luto, tanto ella como sus cinco hijas. El luto es roto por la llegada de Pepe el Romano, que pretende a la mayor, Angustias. Si bien es una costumbre real, Lorca lo retrata insinuando que además de ser "un drama de las mujeres en los pueblos de España", tiene también la intención de documental fotográfico.

Año de publicación:1945

26 reseñas sobre el libro LA CASA DE BERNARDA ALBA

Primera vez que leo teatro. Excelente obra. La Casa de Bernarda Alba representa la mentalidad cerrada de aquella sociedad de principios del s. XX en España, donde también las habladurías y los cotilleos tenían vital importancia y más aún en los pueblos. Existían esas señoras de armas tomar, frías, crueles e insensibles como Bernarda. Era tal la sumisión y el respeto que le debían sus hijas que al final se desata la tragedia sin remedio... Madre mía, menos mal que hemos evolucionado.


Este clásico de teatro de Federico García Lorca, llevaba tiempo en mis estanterías y no me perdono haber tardado tanto en leerlo. No sólo por ser de quién es, sino por lo que oculta en su interior. Bernarda es una matriarca ruda, mandona y cruel que se acaba de quedar viuda y somete a sus hijas de una manera autárquica. Cada hija tiene inquietudes diferentes, pero en lo que si coinciden es en el temor a su madre.


A pesar de que es corta y fácil de leer no me gustó el mensaje que da. Me recordó un poco a la familia Bennet en una dimensión alterna en donde lo último que quiere la madre es que sus hijas se casen y todas ellas estuvieran desesperadas por hacerlo aunque deban hacerlo a cuestas de sus hermanas.


Bernarda, mujer inflexible, autoritaria y profundamente clasista enviuda de su segundo marido y con ello somete a sus hijas a un encierro y un luto de ocho años con lo que acaba en vida con las relaciones sociales de sus hijas casaderas. El drama se desencadena con el futuro casamiento de Angustias, la hija mayor fruto de su primer marido y por ende más adinerada que sus hermanas hijas del difunto, con lo que no cuenta Bernarda es que sus dos hijas más pequeñas Martirio y Adela están enamoradas de Pepe, el pretendiente de Angustias. La obra es narrada en tres actos con profundo simbolismo y recurrentes metáforas a la religión católica imperante en la época, en ella también se detallan modismos y costumbres netamente andaluzas, ya que como se desprende en la obra se desarrolla en un pueblo andaluz. Recomiendo su lectura, ya que aunque haciéndola de forma reposada y con detalles explicativos como ha sido la mía no se tarda más de hora y media en ella y es un placer leer un clásico de nuestra literatura.


Esta es la última obra teatral que escribió García Lorca. En ella se contraponen dos fuerzas: el principio de autoridad, representado por Bernarda Alba; y el principio de libertad, representado por sus hijas.


La casa de bernarda Alba, es uno de los libros más reconocidos de Federico García Lorca, nacido en España perteneciendo a la generación del 27. Si te gusta una historia ligera y entretenida con un desenlace inesperado. Estas en el lugar correcto.


Esta obra ha sido un viaje al pasado, un pasado que tristemente está aún muy cercano. Lorca no ha podido retratar mejor a sus personajes, realmente parecía que estaba escuchando una de tantas batallas de mi abuela... La obra en sí es horrible al mismo tiempo que brillante. Es alucinante ver como una madre y sus hijas viven el luto de su recién fallecido padre y que lo más importante para la primera sea el que dirán y los cuchicheos de las vecinas y lo más importante para las segundas sea escapar de esa casa. Ochenta años después, estas siguen siendo las prioridades de una madre y de sus hijas. Por otro lado, que tres de las hijas de Bernarda estén enamoradas del mismo hombre, al que no conocen más que el ratito que lo ven a través de la reja de una ventana, y que se peleen entre ellas por él, nos demuestra una vez más la imperiosa necesidad que tiene una mujer de sentirse "protegida" por un hombre. Hombre que, por cierto, será un machista profundo de la época. En fin, no había tenido el gusto de leer el teatro del gran maravilloso poeta que es Federico G. L. y lo cierto es que aunque no es el reflejo de la sociedad que queremos si no de la que fuimos y, desgraciadamente aún somos en algunos lugares de España, es una obra rápida e intensa que al final te deja con un pellizco en el estómago y con un sabor amargo en la boca. Mal cuerpo, vaya.


Mi obra por excelencia, siempre que la leo acabo con la piel de gallina. La clásica historia de pueblo que se ocultaba para evitar los corrillos y el final con una Bernarda Alba que demuestra la fuerza y despotismo que la hizo tan famosa y que cierra la obra con una frase que define perfectamente la situación social de aquella época. Maravillosa.


Ver más reseñas