1. ALIBRATE
  2. LITERATURA JUVENIL
  3. LA CANCION DE AQUILES

Calificar:

9,3

694 votos

Sinopsis de LA CANCION DE AQUILES

La más grande epopeya de nuestra civilización. Dioses, héroes y hombres en un mundo gobernado por el Destino. El joven príncipe Patroclo mata por accidente a un muchacho. Repudiado por su padre, es exiliado al reino de Ftía, donde lo acoge el rey Peleo, un hombre bendecido por los dioses, inteligente, apuesto, valiente y reconocido por su piedad. Tanto que se le concedió el más alto honor, la posibilidad de engendrar un hijo con una diosa: Aquiles.Aquiles es fuerte, noble, luminoso. Patroclo no puede evitar admirar hasta el último de sus gestos; su belleza y perfección hacen que sea incapaz de contemplarlo sin una punzada de dolor. Por eso no se explica que Aquiles lo escoja como hermano de armas, un puesto de la más alta estima que lo unirá a él por lazos de sangre y lealtad, pero también de amor.Así emprenden juntos el camino de la vida, compartiendo cada instante, cada experiencia, cada aprendizaje y preparándose para el cumplimiento de una profecía: el destino de Aquiles como mejor guerrero desu generación.Especializada en cultura clásica, Madeline Miller acomete una relectura del mito de Troya, demostrando su plena actualidad y vigencia. Todos los elementos que tan familiares nos resultan y que forman una parte tan esencial de nuestra cultura tienen cabida en ella: la belleza de Helena, la fuerza de Áyax, la astucia de Ulises, la nobleza de Héctor, el sacrificio de Ifigenia, la obstinación de Agamenón... Y, sin embargo, toman una nueva dimensión, moderna y actual, en un estilo tan firme y fluido, desarrollando una trama tan inteligente y bien perfilada que resulta imposible abandonar su lectura ya desde la primera página.

194 reseñas sobre el libro LA CANCION DE AQUILES

Este libro me rompió el corazón en mil pedazos y a la vez es una de las maravillas más bellas que he leído. Patroclo y Aquiles se robaron mi corazón. Lo leí en el 2015 y sigo sin superarlo. Me acuerdo y lloro. Otro punto a favor es que la prosa de la autora es divina y lírica y ufff, me llevé muchas frases de esta novela.


A veces el destino es más fuerte que cualquier energía, cualquier pulsión o sentimiento por intensa que sea. Esta novela está destinada a impregnar y adherirse a la piel de cualquier lector entusiasta y no caer en el olvido ,formando parte de la memoria y del sustento emocional de quien se acerque a sus páginas. Dos son los protagonistas absolutos de esta historia y paso a hablar de ellos. Patroclo estaba destinado a ser rey pero por azar o avatares del destino formará parte de algo mucho más grande, más intenso que difícilmente no hubiera llegado a conocer si no hubiera cometido un error. Aquiles, siendo hijo de un rey y una diosa, a pesar de ser mortal está destinado a ocupar un lugar privilegiado en la historia de la mitología, siendo héroe indiscutible de una guerra que se disputa entre dos pueblos enfrentados. Pero todo lo que conocemos de Aquiles representado en la gloria y la aclamación popular , se queda corto cuando conocemos a la persona y sus profundos sentimientos, pues es algo más que un guerrero .Aquiles quien desde niño es conocedor de la profecía que lo amenaza como espada de Damocles, evitará su fatal destino, esquivando el temido enfrentamiento que marcará a fuego su triste final en esa famosa guerra que lo catapultará hacia la inmortalidad. Ésta es la primera novela de Madeline Miller quien con su firmeza y delicado estilo narrativo nos presenta una historia hermosa que estimuló todos mis sentidos y sensores emocionales para crear una atmósfera tan apasionante que me será difícil olvidarla y que cambió completamente mi idea sobre el héroe de la Guerra de Troya. Recomendable, por no decir imprescindible, e inolvidable.


Todo está relatado desde la perspectiva de Patroclo, desde sus vivencias de príncipe injustamente desterrado a corta edad y hasta lo que sucede frente a las murallas de Troya. En ese exilio conocerá a Aquiles, hijo del rey Peleo y de la diosa Tetis, llamado a ser el guerrero más grandioso de los griegos. Crecerán juntos, tendrán a un gran maestro, el sabio centauro Quirón quién les enseña hasta medicina y cirugía. Todo iba bien, hasta que a Helena de Esparta, esposa del rey Menelao se le ocurre huir de la mano de un príncipe troyano, aunque también se dice que fue un rapto. Esto genera una polvareda inmediata y todos los griegos y sus reinos aunque dispersos, por juramentos realizados son llamados a defender el honor mancillado. O sea, todos contra Troya. Y Aquiles también. Y como va Aquiles, Patroclo aunque pacifista, lo sigue. Y entonces vendrá el asedio de diez años en torno a las murallas de Troya. Lo que sucedió allí, gracias a la Ilíada ya lo sabemos. Pero aquí, Madeline Miller lo vuelve a contar con prosa ágil y fluida, con vivas escenas retratadas desde su pluma. Y creo que las últimas páginas, no pueden dejar de conmover a nadie. De hecho, para mí el desenlace es magistral. No obstante, hay algunos peros que quiero decir, a riesgo de ser enviado a la hoguera y por los que no puedo poner nota máxima. El primer tercio de la narración me pareció anodino, de baja tensión narrativa en largos pasajes. Y reiterativa incluso en la historia de amor que cuenta. Luego, llegar a Troya, porque ese es el embrujo que uno tiene, recién ocurre bastante avanzado el libro. Lo segundo que debo decir, es que aunque estemos hablando de este mundo antiguo, en que los dioses toman partido por ciertos mortales y que hay profecías que marcan los destinos y cosas por el estilo, quiero que me lo hagan creíble. Y hay algunas partes que no lo son. Como cuando Aquiles, llega de vuelta al reino de su padre, siendo un adolescente que no le ha ganado a nadie aún y que ha entrenado a escondidas, por lo que ninguno conoce sus habilidades. Más bien su imagen es la de un príncipe consentido. ¿Y por qué entonces, nobles y plebeyos lo reciben enfervorizados en la playa? Escena forzada me parece. En cuanto a los personajes hay para todos los gustos, algunos muy bien logrados y otros un tanto planos. Para mí Odiseo, con sus diálogos e intervenciones claves está muy bien caracterizado y sale muy bien parado con su inteligencia, astucia y visión estratégica. Quirón, un hombre, perdón, un centauro bueno y sabio. Agamenón, bien establecido como un bruto sanguinario. Y Pirro, un salvaje. De los dioses y diosas prefiero no hablar para no correr riesgos. Con ellos es mejor pasar desapercibido. En fin. ¿Será leída esta obra en 100 años más? No lo sé. Pero sí creo que la Ilíada seguirá siendo inmortal y Troya, un mito imperecedero.


UN AMOR MITOLÓGICO Una historia de amor rememorando la Ilíada con una escritura amena y muy cómoda de leer. Sin duda el libro es una maravilla y te hace meterte de lleno en la historia. Sin duda alguna recomendadísimo. El libro tiene lugar en la Grecia en la era de los héroes. Patroclo, un príncipe joven y torpe, ha sido exiliado al reino de Ftía, donde vive a la sombra del rey Peleo y su hijo divino, Aquiles. Aquiles, el mejor de los griegos, es todo lo que no es Patroclo: fuerte, apuesto, hijo de una diosa. Un día Aquiles toma bajo su protección al lastimoso príncipe y ese vínculo provisional da paso a una sólida amistad mientras ambos se convierten en jóvenes habilidosos en las artes de la guerra. Pero el destino nunca está lejos de los talones de Aquiles. Cuando se extiende la noticia del rapto de Helena de Esparta, se convoca a los hombres de Grecia para asediar la ciudad de Troya. Aquiles, seducido por la promesa de un destino glorioso, se une a la causa, y Patroclo, dividido entre el amor y el miedo por su compañero, lo sigue a la guerra. Poco podía imaginar que los años siguientes iban a poner a prueba todo cuanto habían aprendido y todo cuanto valoraban profundamente. Novela muy interesante, intentando ser fiel a la Ilíada, con una lectura muy sencilla pero apasionada. Descripción muy detallada de los personajes con los que realmente se llega a empatizar, ya no sólo con Patroclo y Aquiles, si no también Odiseo, AJAX, Agamenón, etc. Además, la historia de amor entre Patroclo y Aquiles, los desengaños y el inevitable destino, hacen que te enganches a su relato en todo momento. Sin lugar a duda un libro para cualquier público, sean fanáticos de la mitología o no.


Hermoso. Sin mas palabras. Escrito de una manera delicada y firme. La historia de Aquiles y Patroclo, aún sea su relación amorosa, no se me hizo difícil imaginar a ambos enamorados, al contrario se me hizo muy placentero, su relación era pacífica y honesta, bellísima para mis ojos. La autora se informo muy bien, y te envuelve en sus letras. Cuenta hechos mitológicos de los cuales había leído muy poco o visto en pantallas. Dicho esto menciono que la película de Troya después de leer “La canción de Aquiles” es una total desilución (para mi). Describe los hechos erróneamente, en que momento Aquiles entro a la ciudad de Troya?! Que fraude. Me siento contenta de haber leído este libro, La canción de Aquiles es único, original y esta muy bien construido, ¿Quien no se enamora de Aquiles y Patroclo? Como personajes están bien desarrollados y la ambientación es magnífica. Aprendí sobre mitología griega y quede con muchas ganas de leer el otro libro de la autora y tambien sobre la mitología griega, ya tengo varios libros rondando por mi cabeza ✨


¿Y ahora como se sigue con vida después de leer este libro? Intento mantener la mente un poco en blanco porque el solo acordarme de esas últimas páginas me hace sentir mal. Ya se sabía el final de Aquiles, pero contado de esta manera hace que duela cada minuto y cada segundo, sinceramente no esperaba llorar ni sentirme tan mal, pero al final he llorado dos veces y sé que me sentiré triste cada que recuerde este libro o cada que lea otro libro que hable sobre dioses, y todo lo relacionado con estos. Y no solo me sentiré mal por las ultimas páginas si no por todo lo pasado, creo que empezando por la guerra de Troya y toda su barbarie. Pensé que me iba a costar entenderle a muchas cosas de este libro porque no me he leído la odisea ni la iliada y mucho menos menos la eneida, pero al final le he entendido porque está contado de una manera en la cual se va entendiendo por las explicaciones que hay en este libro. Sin duda de mis mejores lecturas del 2021, tanto que me han dado ganas de leer la odisea y mas.


No hay reseña que pueda hacerle justicia a este libro, ni palabras que puedan describir la belleza que hay en él. Durante mucho tiempo, yo me negué a leerlo porque sabía que iba a desgarrarme por dentro y que las lagrimas iban a ser infinitas. No me equivocaba. M. Miller te atraviesa el pecho con las palabras amorosas de Patroclo, te aleja de la frialdad del mito, te aleja de "Aquiles, el guerrero invencible" y te deja desnudo e indefenso ante la historia de amor dulce e intensa entre un chico condenado a no ser nada y otro condenado a serlo todo. El relato de la guerra de Troya es harto conocido y el destino de Aquiles y Patroclo no es ningún secreto. Por eso este libro DUELE. Duele porque es una mirada cálida, intima y conmovedora, duele porque los personajes se van abriendo paso en tu interior, te van enamorando página a página, sabiendo que cuantas mas veces des vuelta la hoja, más te acercaras a ese final inexorable que no quieres leer. Pero, a pesar del dolor y de las lagrimas, no puedo dejar de recomendar La canción de Aquiles. Es un libro inolvidable que te hará morir de amor una y mil veces.


Este libro me ha sorprendido mucho, no esperaba una historia así, y os cuento porqué. La autora ha decidido darle voz a un personaje secundario de la historia clásica de Homero. Conoceremos la historia de Aquiles a través de los ojos, poco imparciales, de Patroclo. Patroclo, un joven príncipe desterrado por su padre, que encuentra refugio en el reino de Ftía, el reino de Aquiles. Y aquí es donde nuestro dos protagonistas comienzan a forjar esa amistad tan especial que les llevará a ser compañeros de vida. Todos sabemos que cuando los dioses hablan, y los augurios son escuchados, no hay nada que los simples humanos puedan hacer para evitar la tragedia, ni siquiera un semidiós como Aquiles. Os confieso que no me ha gustado Aquiles, un hombre obsesionado con la fama, con ser recordado como el mejor guerrero, egoísta y que no le importaba morir joven ni a quién podía dejar tras de si. También me da pena que casi en ningún momento de su vida fue libre para tomar una decisión, su destino estaba escrito desde el momento que nació. Patroclo en cambio, es un ser de luz. Sufre un gran crecimiento personal a lo largo de toda la historia, y para mí es el verdadero héroe de este libro, el mejor de los mirmidones. Me hubiera gustado saber por qué Aquiles se interesó por Patroclo cuando eran niños, qué es lo que vio en él, que pensaba de él. Quiero releer el final de nuevo, quiero leerlo más despacio saboreando la historia.


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


MÁS LIBROS DEL AUTOR MADELINE MILLER


CIRCE

MADELINE MILLER

Calificación General: 8,4Por leer

TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA JUVENIL


FRASES DEL LIBRO LA CANCION DE AQUILES

¿Estaba al tanto de algún detalle de la profecía que se cernía sobre Aquiles ahora que yacía solo en su cueva de paredes rosadas? Tal vez se había limitado a asumirlos con la amargura de la costumbre: otro chico adiestrado en la música y en la medicina enviado para matar.


Publicado porVjose

Quirón dijo en una ocasión que las naciones eran el invento mas estúpido de los mortales. «Ningún hombre merece mas que otro, venga de donde venga».


Publicado porVjose

Quirón dijo en una ocasión que las naciones eran el invento mas estúpido de los mortales . " Ningún hombre merece mas que otro , venga de donde venga "


Publicado porAnge Gómez

En la oscuridad,dos figuras alargan los brazos a través de una penumbra espesa y penosa. Y cuando las manos se tocan,se derrama la luz de cien urnas doradas,por las que el sol parece salir a borbotones.


Publicado porMaribel Calle

Quirón había dicho en una ocasión que las naciones eran el invento más estúpido de los mortales. —Ningún hombre merece más que otro, venga de donde venga —sentenció en una ocasión.


Publicado porEl lector utópico

La razón de mi exilio no había sido el asesinato, sino mi falta de astucia. Ahora comprendía por qué había semejante desdén en los ojos de mi padre. El tarado de su hijo iba y lo confesaba todo.


Publicado porEl lector utópico