Calificar
9,3 382 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de LA CANCION DE AQUILES

La más grande epopeya de nuestra civilización. Dioses, héroes y hombres en un mundo gobernado por el Destino. El joven príncipe Patroclo mata por accidente a un muchacho. Repudiado por su padre, es exiliado al reino de Ftía, donde lo acoge el rey Peleo, un hombre bendecido por los dioses, inteligente, apuesto, valiente y reconocido por su piedad. Tanto que se le concedió el más alto honor, la posibilidad de engendrar un hijo con una diosa: Aquiles.Aquiles es fuerte, noble, luminoso. Patroclo no puede evitar admirar hasta el último de sus gestos; su belleza y perfección hacen que sea incapaz de contemplarlo sin una punzada de dolor. Por eso no se explica que Aquiles lo escoja como hermano de armas, un puesto de la más alta estima que lo unirá a él por lazos de sangre y lealtad, pero también de amor.Así emprenden juntos el camino de la vida, compartiendo cada instante, cada experiencia, cada aprendizaje y preparándose para el cumplimiento de una profecía: el destino de Aquiles como mejor guerrero desu generación.Especializada en cultura clásica, Madeline Miller acomete una relectura del mito de Troya, demostrando su plena actualidad y vigencia. Todos los elementos que tan familiares nos resultan y que forman una parte tan esencial de nuestra cultura tienen cabida en ella: la belleza de Helena, la fuerza de Áyax, la astucia de Ulises, la nobleza de Héctor, el sacrificio de Ifigenia, la obstinación de Agamenón... Y, sin embargo, toman una nueva dimensión, moderna y actual, en un estilo tan firme y fluido, desarrollando una trama tan inteligente y bien perfilada que resulta imposible abandonar su lectura ya desde la primera página.

Año de publicación:2011

75 reseñas sobre el libro LA CANCION DE AQUILES

Este libro me rompió el corazón en mil pedazos y a la vez es una de las maravillas más bellas que he leído. Patroclo y Aquiles se robaron mi corazón. Lo leí en el 2015 y sigo sin superarlo. Me acuerdo y lloro. Otro punto a favor es que la prosa de la autora es divina y lírica y ufff, me llevé muchas frases de esta novela.


No hay reseña que pueda hacerle justicia a este libro, ni palabras que puedan describir la belleza que hay en él. Durante mucho tiempo, yo me negué a leerlo porque sabía que iba a desgarrarme por dentro y que las lagrimas iban a ser infinitas. No me equivocaba. M. Miller te atraviesa el pecho con las palabras amorosas de Patroclo, te aleja de la frialdad del mito, te aleja de "Aquiles, el guerrero invencible" y te deja desnudo e indefenso ante la historia de amor dulce e intensa entre un chico condenado a no ser nada y otro condenado a serlo todo. El relato de la guerra de Troya es harto conocido y el destino de Aquiles y Patroclo no es ningún secreto. Por eso este libro DUELE. Duele porque es una mirada cálida, intima y conmovedora, duele porque los personajes se van abriendo paso en tu interior, te van enamorando página a página, sabiendo que cuantas mas veces des vuelta la hoja, más te acercaras a ese final inexorable que no quieres leer. Pero, a pesar del dolor y de las lagrimas, no puedo dejar de recomendar La canción de Aquiles. Es un libro inolvidable que te hará morir de amor una y mil veces.


Libro para amantes de la mitología griega o para personas que quieran introducirse en ella de una manera sencilla y amena. Narra la vida de Patroclo, compañero de armas de Aquiles, desde su nacimiento hasta la guerra de Troya. Muy entretenido.


*ALERTA SPOILER* QUEDA BAJO SU RESPONSABILIDAD SEGUIR LEYENDO. El siguiente contenido tiene que ver con el final del libro. Nuevamente llego a Madeline Miller. Con la historia de Circe quedé maravillada por su forma de contarnos una historia que ya se conocía a través de años y años. Y aunque Circe fue su segundo libro, fui con mucha emoción a recorrer las letras de la Canción de Aquiles, y bueno que más, quedé encantada. Pero creo que la historia de Circe me llegó mucho más que en esta oportunidad, y estoy segura que tiene que ver con que ya conocía el final que iba a tomar, porque ya me había sumergido en Homero con anterioridad. La epopeya queda de lado para convertirse en una novela histórica sí, pero con una prosa especular para los lectores del siglo XXI. La autora nos pone en la piel de Patroclo y nos lleva hasta el momento en que va a conocer a Aquiles, y del cuál un tiempo después queda fascinado. Nuestro protagonista accidentalmente mata a un chico y rápidamente es exiliado por su padre, que fue el punto final a favor de este para que pudiera deshacerse completamente de un hijo del cual no estaba orgulloso. Finalmente llega como exiliado a Ftía, acogido por el rey Peleo, padre de Aquiles. Y es aquí donde da comienzo a sus aventuras con Aquiles, haciendo que ambos sean inseparables uno del otro, predominando la lealtad, un fuerte lazo y… el amor. Quizás cometí el error o fue inevitable el pensar mucho en el final que le esperaba a la historia. Me resultaba muy triste porque intuía el dolor que iban a sentir dichos personajes cuando sucediera, entonces estaba a la expectativa de eso contantemente. Es como si en algún punto dejé de disfrutar un poco la historia y eso me molestó y nada más que ese es el motivo por el cual le quito una estrella, pero nada tiene que ver con el libro y este al final se vuelve una maravilla que deberían conocer. Madeline tiene una hermosa manera de contarnos está historia ya contada, pero desde otras voces pocos conocidas, teniendo un resultado magnífico, y dejándonos una huella con su hermoso estilo. Me encantaría seguir encontrándome con más de sus libros basados en mitología y con su letra tan moderna.


Madeline Miller, autora del libro, es una persona especialista en la Grecia Clásica, pasó 10 años para escribir este libro. En su resumen del final aclara que se dedica a readecuar clásicos a la actualidad y en esto consiste “La canción de Aquiles” una versión moderna de La illiada. Contada desde el punto de vista de Patroclo, la autora nos presenta la historia de amor entre el protagonista y el héroe griego por excelencia. Patroclo es un perdedor, debilucho y exiliado de su tierra, en tanto que Aquiles es una persona perfecta, orgullosa y destinado a ser el héroe mas grande de su época. Vamos desde Ftía donde comienza la relación hasta Troya y las muertes de ambos. Lo que más me gustó de este libro es toda la mitología griega que lo ronda, desde Quirón pasando por los dioses. Me gustó la caracterización de Ulises, Menelao, Agamenón. No me gustó para nada como se relata la muerte de Patroclo y sobretodo la Ira de Aquiles, me pareció todo muy, pero muy, apresurado. Como si una bruma rodeara esta parte del libro. El último dialogo entre el protagonista y Tetis me parece un buen cierre para un correcto libro


Madeline hace una maravillosa nueva versión de la historia de Aquiles, divertida de leer, pero sobre todo con una historia de amor impactante , hermosa, de esas que te hace creer en el amor verdadero otra vez.


Un libro realmente hermoso. Nos cuenta acerca de la vida de Aquiles y Patroclo, como su relación va cambiando conforme pasa el tiempo y conforme viven las aventuras, a pesar de ser una "adaptación" de la Ilíada, y a pesar de saber lo que iba suceder simplemente no me pude despegar del libro, la prosa de la autora es perfecta, sin duda sabia lo que hacia al escribir este libro. Como todo buen libro sobre mitología griega, la tragedia, la crueldad y el drama nunca faltan.


Sabía el final, que pasaría, en qué momento ocurrirían los acontecimientos pero no sabía cuánto me dolería. La mayoría de las personas conoce la guerra de Troya y sus protagonistas. Sabemos lo que ocurre y cómo terminará. ¿Pero sabes realmente cómo se sentían los personajes en todo ese transcurso? desesperación, ira, las ansias de poder y el amor son cosas complicadas para el autor transmitir de manera que llegue al corazón del lector. A medida que leía me di cuenta de que me tomaba mi tiempo en leer los diálogos, los leía lentamente con todo el protagonismo de los personajes en mi cabeza, todas las emociones que ellos sentían en sus conversaciones (y pensamientos) con una dulzura... hermosa. Recomiendo el libro, es bellísimo. Cada vez que lo vean sentirán un sube y baja de emociones que no se arrepentirán de tener, mirarán el libro con una dulzura y un amor hermoso (o al menos yo😁)


Ver más reseñas

Más libros del autor MADELINE MILLER


CIRCE

MADELINE MILLER

Calificación General:8,4

También se buscó en LITERATURA JUVENIL


Frases del libro LA CANCION DE AQUILES

El éxito en la guerra pasa por estar todos unidos en un único propósito y encauzar las voluntades para ser una única lanza, en vez de mil alfileres.

Publicado por:

Vintagebookgirl

—No renuncies a las cosas con tanta facilidad como hiciste una vez —me instó con voz tranquila.

Publicado por:

BarbiMore

Nuestros muertos acuden en pos de su venganza sin considerar la presencia de testigos.

Publicado por:

Vintagebookgirl

Un dios. No podía imaginarmelo de esa manera. Las deidades eran frías y distintas, tanto como la luna. Eso no tenía nada que ver con el brillo de los ojos de Aquiles ni la cálida picardía de sus sonrisas.

Publicado por:

marenpergamino

Parecíamos dioses en el alba del mundo y nuestro gozo era tan deslumbrante que no eramos capaces de ver otra cosa que el uno en el otro.

Publicado por:

marenpergamino

El príncipe decía lo que pensaba y se sorprendía cuando tú no lo hacías. Algunas personas habrían tomado esta actitud como una muestra de simplicidad, pero ¿no es una muestra de genialidad buscar un atajo al corazón?

Publicado por:

marenpergamino

Puedes usar una lanza como cayado para los paseos, pero eso no va a cambiar su naturaleza.

Publicado por:

Vintagebookgirl

En la oscuridad, dos figuras alargan los brazos a través de una penumbra espesa y penosa. Y cuando las manos se tocan, se derrama la luz de cien urnas doradas, por las que el sol parece salir a borbotones.

Publicado por:

MarianaA2909

No había en el mundo palabras que yo quisiera oír más que las que él callaba.

Publicado por:

LizDeSol

Él navegaría rumbo a Troya y yo le seguiría, incluso hasta la muerte

Publicado por:

Lyss Esquivel

¿Qué era él, sino maravilloso y radiante? ¿Quién sino él estaba destinado a la fama?

Publicado por:

Lyss Esquivel

El suave contacto de sus labios sobre los míos removió mi pasión. Él se dio cuenta al instante gracias al brillo de mis ojos y sonrió.

Publicado por:

Lyss Esquivel

En la oscuridad, dos figuras alargan los brazos a través de una penunbra espesa y penosa, Y cuando las manos se tocan, se derrama la luz de cien urnas doradas, por las que el sol parece salir a borbotones.

Publicado por:

Luis Peña

...la fama sigue cursos extraños: la de unos aumenta al morir y la de otros se desvanece. Lo que admira una generación, la siguiente lo aborrece.

Publicado por:

Luis Peña

Había oído decir que los hombres que vivían junto a una catarata dejaban de oír el fragor y algo así había ocurrido: aprendí a vivir junto al torrente vertiginoso de la maldición de Aquiles.

Publicado por:

Luis Peña