Calificar
8,7 136 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de LA BIBLIOTECARIA DE AUSCHWITZ

Novela basada en hechos reales que rescata historias de heroísmo cultural. Eran los campos del horror. Era el infierno. Pero una niña les devolvió a todos la esperanza. Sobre el fango negro de Auschwitz que todo lo engulle, Fredy Hirsch ha levantado en secreto una escuela. En un lugar donde los libros están prohibidos, la joven Dita esconde bajo su vestido los frágiles volúmenes de la biblioteca pública más pequeña, recóndita y clandestina que haya existido nunca. En medio del horror, Dita nos da una maravillosa lección de coraje: no se rinde y nunca pierde las ganas de vivir ni de leer porque, incluso en ese terrible campo de exterminio, «abrir un libro es como subirte a un tren que te lleva de vacaciones».

Año de publicación:2012

31 reseñas sobre el libro LA BIBLIOTECARIA DE AUSCHWITZ

Antonio G. Iturbe publicó "La bibliotecaria de Auschwitz" en 2012, y nos narra la vida de Dita Kraus, superviviente del campo de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkenau. Esta historia, con toda la realidad que envuelve la vida de nuestra protagonista, Dita, junto con pequeñas conexiones de ficción, nos remontan a la trágica situación a la que se tuvieron que enfrentar judíos, comunistas, homosexuales, etc. La valentía de una niña que pusieron a cargo de una biblioteca, de apenas unos pocos libros, en un campo de concentración, se convirtió en uno de los mayores actos de rebeldía del momento. A través de familiares y amigos de la protagonista se narra una historia que nos hará llorar entre sus páginas por el recuerdo de un pasado no tan lejano.


Puedo entender que hayan personas que no quieran acercarse a este tipo de libros, o dejen de leerlos hasta sentirse mas preparados. Miseria, dolor, humillacion, hambre, enfermedad, exclavitud. Todo eso y mucho mas fue el infierno de auschwitz, y el de tantos otros campos de concentración. Todo eso, por desgracia sucedio, y sigue pasando en lugares como siria o africa, el problema es que no nos lo cuentan. Iturbe nos cuenta la desgarradora historia real de una niña que perdio su niñez. Una amante de la literatura, de los libros, dandole igual que estuvieran escritos en idiomas que no conocia. Una enfermera, cirujana de las letras, una bibliotecaria de 8 libros, que vistos desde el inframundo ( ni siquiera dante lo ha descrito mejor) a los que amamos lo que los libros representan, es el ultimo reducto de cordura, en la confusion humana por definición. Puede que a iturbe le falte aun cooger experiencia en narrativa, demosle tiempo. Pero no cabe duda que le sobra capacidad descriptiva, y en esta novela, nos envuelve, nos mete dentro de un campo de concentración, donde viviremos como un recluso mas, humillados, vejados, asesinados, y con una debil luz de esperanza. Ojo, es un libro duro, no te va hacer reir... Pero es mejor que todos tengamos perspectiva, pues mucho me temo, aun quedan auschwitz en este pervertido mundo por el ser humano.


Parece mentira que en un campo de concentración como fue Auschwitz, donde el destino era, simplemente, morir, tuviera lugar un rincón para la cultura y la educación para unos niños a los que les arrebataron la infancia y la juventud. Pero unos pocos libros clandestinos, ocho en realidad, les dieron en algunos momentos una pizca de felicidad. Y así fue, porque la historia está basada en hechos reales. El autor nos cuenta con todo detalle lo que sucedía y cómo vivían (si es que eso era vida) en ese campo y en otros, como Terezín y Bergen-Belsen, a través de la protagonista, una niña de 13 años, que a pesar del miedo y la desesperación, adquiere una valentía que ni ella misma es totalmente consciente. También nos habla del comportamiento humano, para lo bueno y para lo malo. Los demás personajes que aparecen en la novela también tienen un papel importante, con personalidades distintas que se hacen inolvidables. Es un libro de sueños incumplidos y de vidas que tuvieron que ser otras.


Da igual cuanto leamos sobre el mismo tema, da igual cuánto nos echemos las manos a la cabeza por la crueldad humana. Siempre nos dolerá leer otra historia más, un relato más sobre la maldad extrema y sobre las personas que la padecieron. Ésta además , aunque cruel, es una historia de esperanza, una lectura dónde podemos sentir cómo el ser humano, en las condiciones más aberrantes que podamos entender, se aferra a un punto de luz, un punto dónde agarrarse para no volverse loco en un lugar dónde la muerte está patente cada día. Dita y sus libros, salvaron a muchas personas , o más bien, les dieron esperanza para creer que dentro del infierno, puede haber momentos de calidez humana. Tantas muertes injustas nunca deben ser olvidadas , por éso, cada historia contada, siempre debe ser escuchada , no demos de lado a la historia, aunque nos duela tanto saberla .


Una novela fantástica pero triste. Me gustó desde la primera página, aunque debo reconocer que esta temática me ha llamado siempre la atención


Una historia que se localiza en el campo de concentración más duro, donde el doctor muerte realiza sus experimentos y donde, cada día, se nos relata el devenir de las personas de este campo de concentración. La protagonista, es la encargada de proteger el mayor tesoro del pabellón 31, los libros de la biblioteca donde los niños se encuentran. Una historia muy cruda, como todas las que llegan del holocausto nazi, donde la propia dureza de los acontecimientos te hace vibrar, aunque quizá no tanto el modo de ser relatado. Recomendado pero no en todo momento, hay que sentirse con ganas de leer este tipo de historias. Humanas y desgarradoras.


Me llevó varios días leer este libro. Al principio leía de a un capítulo por noche y algunas hasta me quedaba dormida antes de finalizar. Con el correr de las páginas la historia de Dita Adlerova se va haciendo más atractiva, y me da un poco de culpa utilizar esta expresión porque lo que se cuenta de lo vivido durante aquellos meses y años en los campos de concentración es desgarrador. Creo que uno no llega a tener noción de lo que es la angustia, la injusticia, la necesidad, el hambre de verdad, la impotencia, el frío, el maltrato, la falta de humanidad, hasta que lee una historia de estas, que es real, que la cuentan los sobrevivientes. Sin embargo, a pesar del horror, lo que te transmite es fuerza, superación, "resiliencia" (una palabra muy de moda). Te hace valorar la vida, a los seres queridos, y todos los grandes problemas se encogen bastante. El hecho de que la protagonista sea Bibliotecaria, y que proteja los 8 libros que componen esa biblioteca prohibida con su propia vida, logra que sienta aún más cariño por esta adolescente obstinada, rebelde y orgullosa. He subrayado infinidad de pasajes que amé, pero comparto el fragmento que lo resume todo: "En ese lugar tan oscuro donde la humanidad había llegado a alcanzar su propia sombra, la presencia de los libros era un vestigio de tiempos menos lúgubres, más benignos, cuando las palabras sonaban más fuerte que las ametralladoras. Una época extinguida. Dita fue tomando en sus manos los volúmenes de uno en uno con el mismo cuidado con el que se sostiene a un recién nacido".


Siempre me han gustado los libros que hablan de personas reales y sus historias de superación, y aunque es cierto que hay muchos libros de este tipo que se encuadran en la Segunda Guerra Mundial, he tenido una época que desterraba literalmente esos libros a la hora de elegir mi próxima lectura, no sé muy bien por qué, pero mi situación o quizás mi ánimo los rechazaba, hasta que me topé con La bibliotecaria de Auschwitz. Llevaba en mis pendientes bastante tiempo, pero me llamó mucho la atención el título y la sinopsis, porque soy una amante de los libros y el personaje parecía ser igual, y la verdad es que me ha servido para reconciliarme con los libros de esta temática. En cuanto a la trama está bastante bien documentada y eso se nota, recrea muy bien la vida en el campo de concentración, pero lo que yo destacó por encima de todo de este libro son los personajes, especialmente la protagonista, Dita. Es uno de los personajes más humanos que me he podido leer en mi vida lectora, me ha transmitido muchísimo, y en muchos momentos me ha parecido transportarme a su lado mientras conocía su historia. Además, el amor que transmite hacia esa pequeña biblioteca que fue una de sus razones de vivir en Auschwitz, es increíble, y para los que somos amantes de la literatura lo entendemos muy bien. También debo destacar la nota final de autor que me ha hecho darme cuenta de que detrás de este libro y homenaje a Dita, porque no es solo un personaje literario es una mujer real, hay mucho trabajo detrás y eso se nota en la calidad de la historia. En definitiva, un libro que recomiendo mucho.


Ver más reseñas

También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA


Frases del libro LA BIBLIOTECARIA DE AUSCHWITZ

“Papá tenía razón. Aquel libro me llevó mucho más lejos que cualquier par de zapatos."

Publicado por:

Pilar Ripoll

“Porque hay que ser valiente para sentir miedo y seguir adelante. Si no tienes miedo, ¿qué merito tiene hacer esto o lo otro?”

Publicado por:

Pilar Ripoll

“Vivir es un verbo que sólo se conjuga en presente.”

Publicado por:

Pilar Ripoll

“Empezar un libro es como subirse a un tren que te lleva de vacaciones.”

Publicado por:

Amanda1987

La vida es sorprendente, pero a veces puede ser extraordinaria.

Publicado por:

Luis Peña

El primer beso, por pequeño que sea, nunca se borra, tal vez porque traza la primera línea del amor en una página que está en blanco.

Publicado por:

Luis Peña

Los valientes no son los que no tienen miedo. Ésos son los temerarios, los que ignoran el riesgo y se ponen en peligro sin ser conscientes de las consecuencias.

Publicado por:

Luis Peña

A lo largo de la historia, todos los dictadores , tiranos y represores... fuera cual fuese su ideología, todos ellos han tenido algo en común: siempre han perseguido con saña los libros. Son muy peligrosos, hacen pensar

Publicado por:

Luis Peña

La verdad es la primera víctima de la guerra.

Publicado por:

Gemma Soldevilla

Ellos visitan juntos todos los momentos que los han marcado para siempre. Son tan jóvenes que contarse esos años es contarse la vida entera.

Publicado por:

Luis Peña

Somos más fuertes que ellos porque nuestro corazón es más fuerte. Somos mejores que ellos porque nuestro corazón es más poderoso.

Publicado por:

Luis Peña

Papá tenía razón. Aquel libro me llevó mucho más lejos que cualquier par de zapatos.

Publicado por:

Luis Peña

Si el hombre no se emociona con la belleza, si no cierra los ojos y pone en marcha los mecanismos de la imaginación, si no es capaz de hacerse preguntas y vislumbrar los límites de su ignorancia, es hombre o es mujer, pero no es persona...

Publicado por:

Luis Peña

Cuando la gente es hacinada, marcada y sacrificada como animales, llegan a creer que son reses. Reír y llorar les recuerda que aún son personas.

Publicado por:

Luis Peña

Empezar un libro es como subirse a un tren que te lleva de vacaciones.

Publicado por:

Nines65