Calificar
8,8 218 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de LA AUTOPISTA DEL SUR

Relato que narra un fabuloso atasco en la autopista entre Fontainebleau y París un domingo por la tarde. En realidad se trata de una metáfora de nuestras propias vidas: vivimos atrapados en una rutina. Cada persona en su automóvil, identificada por su marca o modelo, tiene como objetivo llegar a París para realizar una determinada tarea. Un accidente hará que compartan un mismo tiempo y lugar, la autopista, durante varios días. Aunque se irán generando grupos para poder subsistir, cada protagonista vive su propia soledad. Como señala Ariel Dorfman, La autopista del sur constituyó una advertencia acerca del despeñadero hacia el que nos dirigíamos, y esa crítica a la tecnología se vuelve hoy aún más válida y necesaria, ahora que la globalización es el dogma indiscutible de la época. Jean-Luc Godard se inspiró en este fantástico relato para realizar su película Weekend (1967).

Año de publicación:1964

12 reseñas sobre el libro LA AUTOPISTA DEL SUR

«Cada minuto lo iba convenciendo de que era inútil, que el grupo se había disuelto irrevocablemente, que ya no volverían a repetirse los encuentros rutinarios, los mínimos rituales, los consejos de guerra en el auto de Taunus, las caricias de Dauphine en la paz de la madrugada, las risas de los niños jugando con sus autos, la imagen de la monja pasando las cuentas del rosario.» En este fabuloso relato ,escrito en 1964, con un narrador que posee el don de la ubicuidad termina por desvelar las relaciones que van surgiendo por un embotellamiento en una autopista francesa. Termina por establecerse una pequeña comunidad que da forma al modo de vivir en grandes ciudades. La ayuda mutua por subsistir y conseguir provisiones da similitudes con la novela Ensayo Sobre la Ceguera de José Saramago. Alienación, soledad, y solidaridad en una autopista que el único fin es mirar fijamente hacia adelante, exclusivamente hacia adelante.


Después de "La noche boca arriba", "Todos los fuegos el fuego" y "Casa tomada" seguía esperando ese que me vuele la cabeza. ( En mi opinión, a esa categoría no se llega fácilmente. Hay malos, regulares, buenos, muy buenos y "los que te vuelan la cabeza"). Sin duda lo encontré en este cuento. Su narrativa única, y sus interpretaciones infinitas. A lo cuál sumo que toca muy de cerca a muchos en este año tan atípico de pandemia y aislamiento. Aislarse ¿Para perderse o para encontrarse? Saltar de la vorágine diaria al encuentro con las sensaciones, un oasis al cual muchas veces si no nos obligan las circunstancias, no accedemos. Uno de los tantos ejemplos de que saliendo de la zona de confort encontramos lo que realmente vale la pena de nosotros mismos. Una maravilla.


Muy bueno! Que manera de describir la situacion de todos detenidos,obligados a vernos a la cara, relacionarse, obligadps a frenar y ver, que tan parecido lo encuentro a lo que sicede cuando se descompone el wifi. Te va llevando sin descanso, atrapado en esa autopista


Con aquella frase final del cuento : “...todo el mundo miraba fijamente adelante, exclusivamente adelante”, Cortázar luego de habernos hecho andar por un mundo utópico lleno de solidaridad nos dirige a un mundo donde las personas recuperan su tendencia individualista tan compatible con el sistema actual. Porque los modelos y los planes individuales, no se imponen ante un infausto suceso social si no son parte de un proyecto colectivo.... Atrayente cuento del magistral Julio Cortázar. Recomendable leerlo.


Cuando se escribio este libro no habia piquetes ni manifestaciones como las de este siglo. Con lo cual el merito de imaginar este caos es exponencialmente mayor


Cuando quedamos atrapados en una "cola", "atasco", "trancón" siempre empezamos a pensar en muchas cosas, pero sólo Cortázar podría haber creado este relato distópico de giros inesperados. Otra lectura es cómo la soledad generada por la tecnología (representada por los automóviles) se rompe al calor de las necesidades humanas y nacen la organización solidaria, el amor, pero también la especulación y la vileza y como esa condición humana desaparece absorbida nuevamente por el individualismo.


Que decir de Julio Cortázar, esta historia me mantuvo alerta todo el tiempo. Los personajes tienen un crecimiento unico.


Julio Cortázar es un maestro de las letras y de la evocación de las mismas. En este pequeño cuento nos muestra en una anécdota de la civilización, una carabana de coches parados en una carretera, cómo se crea ésta misma. Magnífica.


Ver más reseñas

Más libros del autor JULIO CORTAZAR


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA