1. ALIBRATE
  2. LITERATURA CONTEMPORÁNEA
  3. KIM JI-YOUNG, NACIDA EN 1982

Calificar:

8,4

170 votos

Sinopsis de KIM JI-YOUNG, NACIDA EN 1982

Su nombre es Kim Ji-young. Tiene 33 años y el nombre más común de Corea. Su historia ha incendiado Asia entera. «Ni siquiera yo sé si me casaré o si tendré hijos. O puede que me muera antes. ¿Por qué tengo que renunciar a lo que quiero ser o hacer por un futuro que no sé si llegará o no?» Esta novela ha pasado de ser la breve historia de una joven coreana a convertirse en un terremoto que ha sacudido a las mujeres de medio mundo. Kim Ji-young (que lleva el nombre más común entre las mujeres coreanas nacidas en 1982) es aparentemente una mujer como cualquier otra, con una juventud sin pena ni gloria, siempre a la sombra. Todo se retuerce cuando, de repente, Kim empieza a hablar con las voces de su madre, de una amiga desaparecida, de otras muchas mujeres. Lo que parecía una broma adquiere el tono de una respuesta, de una insurrección y, para los demás, el tono de una enfermedad. Este libro ha sido una embestida para el panorama literario de todos los países en los que se ha publicado. Bajo su aparente sencillez, hay una sensación de peligro que palpita a lo largo de todas sus páginas y que ha abierto una grieta en los estándares de la literatura contemporánea. Reseñas:«Cho Nam-joo, retrata en ella una vida normal (como la suya) para un público que tal vez no ha podido leer tantas. Su aparente simplicidad merece una lectura.»Berna González Harbour, El País «Una novela importante porque nos baja de la nube y nos advierte de lo que pasa de verdad. [...] Un bofetón en la cara. Solo para ver de qué manera sigue sumando ejemplares -ya lleva más de un millón vendidos- ya vale la pena tenerlo en nuestra biblioteca. No se publican muchos libros así.»Andrea Rovira, El Nacional «Deja la sensación de que ha pasado una ola. El agua ha subido, poco a poco, se ha roto a nuestros pies con un pequeño estruendo, y luego se ha retirado dejando la arenahúmeda y blanda, y nuestros pies un poco más hundidos en ella.»José Pazó Espinosa, El Imparcial «Un testimonio generacional.»Andrés Sánchez Braun, La Vanguardia «El éxito de Kim Ji-young se abre paso así como una hermosa historia de la fea normalidad; de una discriminación que no es violenta; de un dominio de baja intensidad que sin embargo lastra a la mujer frente al hombre.»A vuelapluma «Esta es la novela corta de una vida corta, de una vida común, con las dificultades de cualquiera. Pero no de cualquier persona, sino de cualquier mujer. Y esa es la clave. [...] Y todo parece tan brutalmente cotidiano que, si al comienzo sorprende esa sorpresa, lo que nos sorprenderá luego es que no nos haya sorprendido todo esto mucho antes.»Berna González Harbour, El País (Babelia) «Esta novela ha ayudado a traer las preocupaciones de las mujeres a la primera línea del debate público.»The Korea Herald «Es extraño que se me llenaran los ojos de lágrimas, porque esta historia no me resulta para nada extraña. Es mi historia y también la de innumerables mujeres de la misma generación que crecimos bajo una discriminación y violencia sutiles.»Choe Jieun, <ize> «Lo que más me impresionó es que, quizá más que un libro del momento, en muchos sentidos me ha parecido un libro intemporal. Es la historia de una mujer corriente que, a pesar de ser un producto de la sociedad coreana de finales del siglo XX y principios del XXI, en términos emocionales podría haber salido de las páginas de Henry James o de Jean Rhys, por su vulnerabilidad y su sufrimiento. Y, por supuesto, qué vamos a decir del final, excepto que es un golpe maestro extraordinario, que dejará una marca indeleble en cualquiera que lo lea y que para el futuro le asegura a este libro un puesto como clásico de la literatura.»Chris White, editor de Scribner «Publicada sin hacer mucho ruido, sus ventas crecieron de manera repentina gracias a lo que los lectores decían de ella y ahora es la obra de ficción más vendida. [...] Un fenómeno social.»Hankook Daily

65 reseñas sobre el libro KIM JI-YOUNG, NACIDA EN 1982

Mi última lectura del 2020 fue una de las más impactantes. Ya quiero hablarles de este libro en el canal.


Voy a aclarar de antemano: SOY MUJER (¿sorprendidos?) y no soy precisamente de las modositas ni de las que dicen "sí querido". Soy de las que no se conforman, las que no se callan ni se dejan humillar. Y todo eso va porque...CHACHANN!!! No me gustó nada este libro. "Kim JI..." narra las iniquidades entre géneros en Corea del Sur y las diferentes injusticias por las que pasan diariamente las mujeres. Yo debería haber amado este libro, debería haber llorado indignada pero lo único que hice fue... dormirme ("Arabella" y este han mejorado notoriamente mi piel). El libro es tedioso. Está escrito de una forma fría y lineal que no conmueve, no indigna y además le quita a uno las ganas de empatizar con la protagonista. Y acá está el segundo problema: Kim Ji nose cuanto es insoportable! Una mujer siempre frustrada y deprimida pero que nunca habla, nunca se rebela; mira como otras luchan mientras ella solo agacha la cabeza. Entiendo que hay mujeres que unicamente pueden ser así. Pero si me pones a una chica tan desesperante, como mínimo narrala apasionadamente, haceme amarla, haceme comprenderla... Combo explosivo: protagonista sosa + narración tediosa = se me quitan las ganas de leer y se me van los ideales por el caño. Finalmente y esto realmente me desquició, este libro deshumaniza la maternidad, la muestra como una carga,una desgracia en la vida de una mujer. Esta chica solo llora, sufre por su trabajo, por lo que le dicen los demás.... pero de la experiencia inigualable y hermosa de tener un bebé ... NADA. De mirar a tu hijo y llorar de amor, de sostenerlo y saber que esos 9 meses te conectan para toda la vida, de las ansias de protegerlo ...de todo eso, absolutamente NADA. Yo soy madre, tuve que dejar de trabajar para cuidar a mis hijos, me enfrenté a la incertidumbre de niñera sí, niñera no, sentirse culpable y demás. Pero me niego a creer que ser feminista implica ver a la maternidad como un impedimento. Yo soy MAMÁ, cuido a mis hijos y soy rebelde. Una cosa no quita la otra.


Kim Ji-Young es una mujer coreana de treinta y pocos años que comienza a sufrir desórdenes de personalidad desde el nacimiento de su hija. A través de sus recuerdos y de los que la conocen, vamos descubriendo su recorrido vital desde la infancia. Una vida que se caracteriza por la sumisión ante la figura del varón, el sentirse y estar en inferioridad ante éste, tal y como fomentaba la sociedad de su país. Siendo muy jovencita Kim sufrió el acoso de un pervertido en un autobús que incluso la estuvo siguiendo tras bajarse en su parada. Le da miedo pasar de noche por determinados lugares. Aunque fue una estudiante brillante Kim accede al mercado laboral con desventajas. Es mujer, los puestos más importantes están reservados a los hombres, los mejores sueldos, los ascensos… porque, como mujer, tendrá que ser madre y la empresa se resentirá cuando tenga que acceder a una baja o llevar a su hijo al médico, por ejemplo. Imposible conciliar… ¿Os suena todo esto? Porque salvo por algunos aspectos culturales que se muestran en el libro, yo diría que es el retrato de una España de no hace mucho. De hace dos días. En realidad de ahora mismo. Y probablemente haya quien no lo comparta. Eso será que no lo ha sufrido, porque el techo de cristal existe a nivel laboral para la mujer. El acoso...qué se manifieste la mujer que no lo haya sufrido nunca en su vida... en un metro, en la universidad, en el trabajo. ¿Criar un bebé? ¿En serio creen que con una baja de cuatro o cinco meses es suficiente? Se han dado pasos importantes en pos de la ïgualdad¨ en Corea y en España, pero es mucho lo que queda por conseguir. Yo quiero que mis hijas puedan vestirse como quieran y vayan por donde quieran sin temor. Yo quiero que mis hijas vayan a entrevistas de trabajo sin que un jefe baboso se les insinúe. Yo quiero que mis hijas puedan ser madres sin menoscabo de sus metas laborales… Este libro no es apasionado ni apasionante. Kim expone una realidad casi desde fuera. Informa, incluye datos. No se involucra apenas. Pero a nosotras consigue ponernos la piel de gallina porque podemos entenderla. Es muy fácil meterse en su piel, aunque seamos distintas. Ella pasiva, yo guerrera. Cada una lo afronta como puede o sabe pero...¡vaya si la comprendo!


Cho Nam Joo nos trae una novela que refleja ampliamente la diferencia e injusticias históricas entre el estilo de vida de los hombres y las mujeres, sobre todo en Corea, un país que hasta el día de hoy crítica a quienes optan por una forma de vida fuera de la tradicional. Es la autora quien nos deja vivir esas experiencias al lado de Kim Ji Young, y quien sabe reflejarlas perfectamente puesto que es información recolectada de primera mano, a través de diversas experiencias que ella misma presenció. Dejando en claro esto, el libro trata sobre la historia de Kim Ji Young, quien de repente empieza a hablar con las voces de otras mujeres. Ahí vamos a tener un repaso por su vida, y en este amplio recorrido, veremos las injusticias y discriminaciones a la que deben someterse continuamente las mujeres de su entorno. Una representación social que, según la autora, manifiesta la forma en la que tiene que vivir una mujer promedio en Corea, y a mi parecer, en varias partes del mundo. Ahora bien, la historia es atractiva y en verdad plasma la visión de la escritora, pero su estilo de escritura no me gustó. Falta de alguna manera emoción en esas palabras contadas; más impotencia y enojo, y no tanta frialdad. Es un libro corto, pero se me hizo pesado de terminar. No está mal, aunque como dije, faltaron cosas para deleitarme totalmente.


Mayo 2021 Me embarqué en esta lectura animada por la fama internacional que la precede y movida por la curiosidad que me provocaron las anécdotas que mi hijo me contó sobre un amigo surcoreano y la sorprendente percepción que este chico tiene del roll que desempeña su madre dentro de su familia,. Y eso prometía precisamente este libro: ser un fiel reflejo novelado del modo de vida y del papel que juegan las mujeres en la cultura asiática , reivindicar sus derechos y mostrarnos los entresijos de una desconocida sociedad coreana. Kim Ji-young, nacida en 1982 cuenta la historia de una joven surcoreana cualquiera de unos treinta años, casada y con un bebé, que ve como a medida que va atravesando nuevas etapas a lo largo de su vida, su libertad de decidir cómo vivirla va disminuyendo hasta sentirse atrapada por los condicionantes que una sociedad tradicional y machista le marcan. Una novela breve, narrada en un lenguaje claro y muy bien documentada, aporta datos porcentuales objetivos sobre la discriminacion sufrida por las mujeres, que en voz de su protagonista nos muestra, a modo casi de ensayo, cuál es el papel de la mujer adulta en Corea del Sur. Cualquier mujer trabajadora y cualquier madre del mundo se sentirá identificada, cómo no, con la historia de esta mujer universitaria que se enfrenta a empleos en peores condiciones y menor retribución que sus colegas varones sin ninguna razón aparente debido a una consabida desigualdad laboral. Muchas se habrán visto abocadas por condicionantes sociales a formalizar su vida en pareja mediante el matrimonio sin anhelarlo y algunas incluso presionadas a tener hijos antes de sentirse preparadas para ello o a renunciar a sus carreras profesionales sin desearlo para cuidarlos ante la multitud de trabas existentes para compatibilizar vida laboral y familiar y una vez superada la etapa de crianza empujadas a aceptar empleos precarios para conseguir un mayor desahogo económico para su familia. Y es verdad, todo esto está pasando y es tan indignante, tan injusto...... Pero después de leerlo yo me pregunto: ¿y cuál es la particularidad de este libro? ¿Que tiene de novedoso?¿unas cifras quizás más alarmantes de disparidad en Corea? Puede ser.... pero a mi sinceramente el libro no me habla de nada que no supiera, de nada que no haya vivido, de nada que no le suceda cada día en cualquier rincón del mundo a multitud de mujeres. Me ha faltado esa peculiaridad que iba buscando cuando me decidí a enfrentar esta lectura. El libro ha sido para mi una mera exposición de hechos, le ha faltado alma desde un punto de vista literario, ni la historia ni los personajes están a mi juicio desarrollados completamente. Teniendo un inicio original, rompedor y muy prometedor que nos invita a indagar en las razones que llevan a la protagonista a desarrollar un trastorno psiquiatrico que le hace hablar en boca de otras mujeres como su madre o su prima sobre sus necesidades y frustraciones, el desarrollo ha resultado ser completamente lineal y el desenlace precipitado y anodino. Una obra con un gran valor divulgativo y de concienciación, un alegato al derecho de las mujeres a decidir, pero cuya calidad literaria a mi se me ha quedado corta.


Esta reseña está realizada desde el más profundo respeto y sensibilidad. Kim Ji-young, nacida en 1982 nos presenta la vida, la situación e ideología de la mujer en Corea del Sur. Kim Ji-young es nuestra protagonista que desde muy chiquita tiene que aprender que su vida no será fácil, por el simple hecho de ser mujer. Ya que en su sociedad, en su cultura y creencias la mujer siempre tiene que estar en segundo plano. Tiene que aprender a ocultar sus sentimientos, matar sus sueños y morder su dignidad. La autora nos plantea la situación actual de las mujeres en Corea del Sur por medio de una protagonista con voz baja, que apenas habla en susurros donde visualiza la situación, más no reacciona y nunca alza la voz. Entiendo que la autora creo a Kim Ji-young para representar a una parte importante de las mujeres coreanas, las que a pesar de la frustacion, agachan la cabeza y aguantan como pueden. Seré totalmente franco, jamás juzgaría a una mujer y mucho menos a nuestra protagonista que día a día se enfrenta a un entorno lleno de injusticia y carente de sensibilidad y raciocinio, pero en la forma que la autora decidió contar la historia no me gustó, hubo momentos que no entendía al personaje principal, al tener una voz tan apagada, que la autora así lo decidió, me hizo falta más sensibilidad, no conecté con los personajes y siento que Kim Ji-young merecía más, merecía valor, merecía sentimientos y merecía una mejor visión, ya que al final se diluye el mensaje de la autora. Hubo un hecho puntual en el que no estuve de acuerdo en la forma en que se nos planteó, la maternidad y en la de tomar la decisión de dejar de trabajar por ser madre. Considero, con todo el respeto, y que no es así como lo plantea la autora, fue muy visceral y sentía a nuestra protagonista como un robot al momento de ser madre. Cómo les digo, es un libro para abrir los ojos. ¿Tiene fallos? Sí. ¿Vale la pena leerlo? Por supuesto. Kim Ji-young, nacida en 1982 merece ser salvada, merece ser escuchada y , sobre todo, merece ser ella misma.


¡Wow! Una historia que nos presenta el machismo en Corea del Sur, pero lo interesante es que en ningún momento te dicen que se esta cometiendo una injusticia, vas leyendo pequeños recuerdos de la infancia del personaje principal, donde en algunas circunstancias hasta te podrías sentir idetificada con lo que esta pagando, y comienzas a sentir enojo y frustración que te lleva a reflexionar acerca de la sociedad en la que vivimos. Hemos avanzado mucho y a veces parece que aún falta un gran camino por recorrer, como mujer se esperan ciertas cosas de ti y aun hay mu has costumbres que cortan las alas de las mujeres y las empujan a tener que decidir entre lo que quieren y lo que la sociedad quiere para ellas. La verdad es que el libro ws una historia corta y fácil de leer que seguramente te hará sentir frustración pero te hará reflexionar.


Estaba en decidir si el Libro es feminista o no?... Creo que no lo es en realidad!... pero retrata un problema intemporal que aunque es producto de la sociedad Coreana, en realidad refleja la situación emocional de sufrimiento, vulnerabilidad, discriminación y violencia hacia la mujer!... te relata de manera corta la vida de Kim Ji-young desde su nacimiento hasta el año 2016!... y las situaciones en cómo la mujer es juzgada en cada aspecto de su vida, desde que nace por haber nacido mujer, como estudiante, como batallan para encontrar trabajo solo por ser mujeres y no se cuenta con las mismas posibilidades o facilidades que los hombres!... la temática es excelente, y la verdad es muy sincero, no te lo relata en forma de reclamo ni tampoco se me hizo muy dramático sin embargo es difícil no empatizar e identificarte. En lo personal me ha sido muy difícil mantener una relación o decidir a casarme, porque he luchado tanto por mi trabajo, mi posición, mi sueldo y he tenido que ver a muchas amigas y compañeras que han terminado con sus vidas laborales o profesionales ya que al casarse ya no pueden continuar con el trabajo o sus maridos no las dejar seguir, o se embarazan y al dar a luz ya no pueden porque deben atender a sus maridos a sus hijos y no les da el tiempo... cuando al fin ya pueden regresar a trabajar se les dificulta mucho por no estar actualizadas o etc!... también te habla sobre un problema que más mujeres de está generación hemos tenido que padecer que son los trastornos psicológicos y emocionales como la ansiedad, estrés, depresión o de personalidad!... como la presión de la sociedad y de tener que reprimir lo que deseas por lo que te piden u obligan a hacer y tener que callarte!.,, escuchar como te juzgan sin saber o conocer tu vida. es corto pero contundente, te muestra lo que debe y quiere y punto!... y no solo es para Corea y esa generación, sino para todo el mundo y todas las sociedades!... no es solo la historia de Cho Nam-joo sino la de innumerables mujeres!... No es un Libro para protestar, hacerte enojar contra la sociedad o el hombre, no, es un simple retrato de lo que ocurre y de cómo se actúa en la vida real en una sociedad como Corea, donde no puedes reaccionar no puedes levantar la voz y te tienes que reprimir y callar es un retrato de las mujeres comunes que nunca se atreven a levantar esa voz y él como no hacerlos les afecta su vida emocional y psicológica... entiendo a las que se desesperan con la prota pero hay muchísimas personas que no siempre cuentan con ese valor de protesta y alzarse, esta padre esas historias pero esta es la realidad de todas esas que no logran encontrar ese valor y se lo guardan!


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


MÁS LIBROS DEL AUTOR CHO NAM-JOO


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


LA HIJA DEL ESTE

CLARA USON

Calificación General: 8,6Por leer

RELATOS I

JOHN CHEEVER

Calificación General: 9,1Por leer