Sinopsis de JENNIFER MORGUE

Cuando un despiadado magnate del software se propone recuperar del fondo del océano un antiguo artefacto —conocido con el nombre en clave de «Jennifer Morgue»—, Bob Howard, geek y hacker demonológico, deberá enfundarse a su pesar en un esmoquin e infiltrarse en el yate del villano antes de que la operación atraiga la ira de una antigua raza submarina. 

1 reseñas sobre el libro JENNIFER MORGUE

¡Uaaauuu! Una novela de la Lavandería con referencias continuas al género de espías y, en especial, a James Bond e Ian Fleming. Para mí debería ser la leche, pero todo es confuso. Y es que como ya pasaba en la primera novela de la Lavandería, esa agencia secreta gubernamental dedicada a combatir las amenazas arcanas y alienígenas cthulhuideas que amenazan el mundo, todo es inevitablemente confuso y farragoso. Mola la combinación de ideas y géneros. Y también el concepto de cómo la informática ha evolucionado la posibilidad de lanzar hechizos y contramedidas esotéricas con aplicaciones del móvil. Pero Charles Stross quiere meternos en la jerga continua de sus protagonistas, hablándonos de programación, hardware, redes... como si un manual de dummies de la informática se tratara. Quizá sigue buscando justificar las posibilidades de sus novelas, mostrar sus conocimientos informáticos o simplemente que el lector no sepa qué cojones está ocurriendo. Y es que en muchos pasajes de la novela tengo la misma sensación que tenía a la hora de ver las primeras pelis de "Transformers" de Michael Bay (las últimas ni me he molestado en verlas): todo es borroso, precipitado, a corre prisas... Y uno se pregunta qué cojones está viendo y el porqué de todo. La trama general de "Jennifer Morgue" arranca bien. Con un flashback bastante sugerente y que pone en situación al lector. Luego continuamos con la actualidad de los personajes principales que ya aparecieron en la primera novela, El archivo de atrocidades. Se plantea un caso y para allá que va nuestro protagonista. Aparece un par de personajes nuevos muy interesantes (me encanta Ramona Random) y, por arte de magia, estamos con un montón de elementos de las pelis de Bond: casinos, mujeres guapas, archivillano rico, matones, persecuciones... Pero Stross mezcla con todo eso criaturas de otro mundo, hechizos que te dejan con el encefalograma plano en cuestión de segundos, tratados con culturas ocultas a nuestra civilización por las principales agencias paranormales... Todo muy guay a la vez que caótico. Añade elementos enrevesados para la trama como los geis, que traerán de cabeza al lector intentando entenderlos. Algunos personajes se comportan de manera inepta cuando más se espera de ellos. Y el final, aunque espectacular, te deja un poco con sensación de no superar las expectativas creadas. Aún así es una novela entretenida y te deja con ganas de ver cómo siguen evolucionando las aventuras de la Lavandería. De hecho, en la chulísima edición publicada por Insólita Editorial se incluye un relato corto ("Pimpf") mucho más original y entretenido que los anteriores, en los que Bob tendrá que jugar como nunca antes al "Neverwinter Nights" si quiere solucionar el problema en el que se ha metido. Un guiño a todo friki de los RPG online. También esta edición incluye un ensayo sobre la edad de oro del espionaje, centrándose en el personaje de James Bond. Y precisamente, por tener bastante recientes sus primeras novelas, he de decir que en algunos conceptos que expone no estoy muy de acuerdo. Creo que aunque Stross habla especialmente de las novelas, creo que confunde el personaje con el de las películas. Como ya he dicho en anteriores reseñas, las dos versiones tienen bastantes diferencias y no solo físicas.


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN TERROR, POLICIAL Y SUSPENSO