COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

Entre sus elementos de mayor ínteres, este diálogo cuenta con la puesta en manifiesto de las ideas corrientes en los círculos griegos cultivados, sobre la dignidad de los poetas y de sus intérpretes, los rapsodas. La discusión entre Sócrates y el rapsoda Ion atraviesa precisamente la problemática de sí la visión poética de las cosas supone un conocimiento científico de las mismas, cuestión que atañe doblemente a los rapsodas por ser intérpretes de los poetas tanto porque ponen en actos sus creaciones como porque ofician de comentadores y exégetas de las obras.A través de su conocida técnica interrogatoria, Sócrates consigue poner en evidencia la fragilidad del prestigio sobre el que los rapsodas asentaban su fama y problematiza ciertos aspectos fundamentales acerca de la relación entre el pensamiento griego, los artistas y el arte.

Año de publicación:2010

3 reseñas sobre el libro ION

Ion es uno de los diálogos de Platón que releo cada que vez que puedo. En el arte de buscar la verdad el filósofo griego Socrates es la referencia necesaria. En el diálogo titulado Ion, Platón da voz a Socrates quien nos adentra en la naturaleza de la poesía, a partir de un contrapunto entre él y uno de los críticos y estudiosos de la poesía y los poetas griegos. El viejo debate entre la creación poética a través del dominio del arte de la composición poétics, o la inspiración divina como fuente del genio poético, queda aquí resuelto en favor de la inspiración. Aun todavía en muchos ámbitos académicos se siguen escribiendo y discutiendo sobre la manera en que un escritor logra y consigue la gloria en la poesía. Pero ahora hay más tendencia a creer que el sudor gana sobre la influencia de las musas. Si Socrates volviera, preguntaría: y porqué no hay entonces obras de la talla de la Odisea, Fausto, La Eneida, la Divina Comedia, etc.? Recomiendo todos los diálogos. Sin duda de una grandeza literaria sin par.


Uno de los dialogos mas intensos de nuestro rebuscado socrates. Mediante sus puntillosas preguntas, arrincona al rapsoda ion y a su crecido ego, en un apasionante dialogo sobre el conocimiento cientifico del poeta, frente a la vanidad del rapsoda...como siempre, haciendo amigos! No es de extrañar que acabara como acabó!


Es un diálogo breve, en el cual, básicamente, Platón le dice a un rapsoda que no tiene ni idea de lo que está cantando y que los filósofos entienden más su objeto que aquel que lo canta. Entre en cierta contradicción con lo que dice en Leyes, por ejemplo; y en total contradicción de lo que plantea en La República. Pero la idea de arte en Platón es bastante moral (restringido a la moral de él) y difiere, de por ejemplo, Aristóteles.


Más del autor PLATON


También se buscó en RELIGIÓN Y FILOSOFÍA