COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de HOMO VIDENS

Un clásico sobre la constante transformación del hombre ante la sociedad de la imagen. Nos encontramos en plena revolución multimedia. El homo sapiens, producto de la cultura escrita, se está transformando en un homo videns para el cual la palabra ha sido destronada por la imagen. Y en todo ello la televisión cumple un papel determinante. La primacía de lo visible sobre lo inteligible lleva a un ver sin entender que ha acabado con el pensamiento abstracto, con las ideas claras y distintas. Ésta es la premisa fundamental a partir de la cual el gran pensador italiano Giovanni Sartori examina en esta obra -ya clásica y, sin embargo, hoy más actual que nunca- la vídeo-política y el poder político de la televisión; la conversión del vídeo-niño en un adulto sordo de por vida a los estímulos de la lectura y del saber transmitidos por la cultura escrita; la formación de la opinión pública, y la cantidad de saber que pasa -y no pasa- a través de los canales de comunicación de masas. Ante el avance imparable de la edad multimedia ¿aparecerá una nueva forma de pensar, un postpensamiento acorde a la nueva cultura audiovisual?

Año de publicación:1997

6 reseñas sobre el libro HOMO VIDENS

Sartori plantea una transición del sapiens sapiens al videns, una versión depravada de la evolución. Se supone que la evolución es mejora, pero no, Sartori critica con agudeza el retroceso que el nuevo hombre representa. Un ser que se complace con lo que recibe y que pierde el sentido del discernimiento y la abstracción. Obviamente, este ensayo no se debe juzgar como uno que compete actualmente, sino a inicios del siglo XXI, antes del 2010. Año en el que la Internet tomó el rumbo acelerado de degradación hasta llegar al Millenian. Habría que darle una oportunidad por lo que enseña, es una tesis de la influencia de la TV En la sociedad consumista.


Todos hemos sido partidarios del progreso en algún momento. La idea de mejorar, de cambiar lo establecido por algo mejor, suele ser excitante y retador. Hemos crecido con la idea de que la ilustración trajo progreso; que la luz ha sido el mejor invento; que la evolución del fax al teléfono, de la radio al televisor, han sido necesarios para el desarrollo del hombre, un aspecto concomitante de la evolución. Pero ¿Y si esto no fuera cierto? ¿Y si el progreso estuviera acompañado de inconvenientes de los que pocas veces nos preocupamos? La televisión fue el gran invento que rompió con las barreras del tiempo y el espacio, el único que era capaz de llevarnos de un lado al otro del globo en tiempo real; el hombre presentaba un incremento en su conciencia del mundo; nunca antes la cultura oriental era tan cercana a occidente. Internet trajo un mundo nuevo: el ciber espacio; un lugar donde cabe todo lo que puedas imaginar. Si la televisión redujo las distancias en el mundo, el internet nos brindó la posibilidad de crear uno nuevo y, aún más, de vivir dentro de él. Pero ¿Qué pasa cuando este progreso bloquea aspectos tan importantes como el pensamiento abstracto y la lógica lineal? ¿Qué pasa cuando la lectura, fuente de ambas habilidades, se ve limitada y sustituida por el video-ver? En la incansable necesidad de denunciar aquello de lo que nadie se atreve, o no quieren hablar, Giovanni Sartori escribe homo videns, un libro donde se refutan los argumentos más conocidos detrás del progreso. Las premisas son sencillas: con la llegada de la televisión la palabra ha sido destronada por la imagen, representación carente que no logra sustituirla con plenitud. El niño formado bajo la influencia de la televisión es un ser cuya paideía se ve fragmentada pues, la lectura, fuente del pensamiento abstracto es constantemente rechazada, creando jóvenes incapaces de comprender el funcionamiento del mundo. Es cierto que una imagen puede enseñar conceptos como amigo, casa, país; pero será deficiente para describir amistad, hogar, nación. Estos son los elementos a los que el video-niño no puede acceder. Pero no queda ahí. ¿Qué pasa cuando ese video-niño se vuelve adulto, cuándo tiene que elegir y decidir el rumbo de su nación? Sin duda es algo interesante que vale la pena reflexionar. El internet y la televisión se han vuelto el sedante perfecto para obnubilar el pensamiento del hombre actual. La democracia por tanto ya no puede ser considerada como tal pues el hombre de hoy es incapaz de razonar, de pensar abstractamente, de conocer siquiera el sentido de su vida. A simple vista podría decirse que el autor se opone al progreso, pero siendo reflexivos podemos deducir que en la profundidad de su pensamiento es capaz de vislumbrar lo que le espera al hombre del mañana y a la sociedad de la que será parte, de ahí, quizá, su magnífico final: “en este mundo ya todo es neo, trans, post. El novismo y el beyondism, el ir más allá, vuelven locos. Hoy día, si no superas, si no adelantas o saltas la vaya, no existes. Arriesgándome a no existir, yo prefiero resistir.”


Lei esta obra hace unos años, para presentar una plática acerca de la lectura a un grupo de universitarios, con una tendencia tecnológica importante, resultaba interesante la proposición de la transición hacia un fenómeno que escapaba del control del ser humano, su traspaso a simple espectador, Como todo aquel que se mete a vidente fallo y por mucho, la transición se convirtió en un salto enorme, y sin transición, a la era de la interacción, sin precogniciones y mucho más “ masificada” de lo esperado, Queda como un hecho anecdótico, con una buena revisión de las causales que llevaron a perder el interés por la lectura en físico y la información certera, Ahora mismo, estoy, paradójicamente, reforzando su teoría, al convertirme en instrumento de la tecnología, al tiempo que rechazo la misma, al demostrar que la lectura, pervive y no podrá ser sustituida, tal vez en el plano físico, pero no como fuente de crecimiento e información, para seguirse retroalimentando, Una lectura interesante, pero caduca, Para entendernos mejor como sociedad globalizada, habrá que buscar otras fuentes . Aunque no se equivocó en la dependencia de la tecnología, fallo y por mucho, en la diana que esta representa en la actualidad.


Un libro que desarrolla una teoría sobre el poder de la imagen en muchos aspectos de la vida social: la política, la cultura y el arte, entre otros. Definitivamente es un libro que revela la manera en que la televisión, sobre todo, ha influido en la capacidad o incapacidad del hombre para ejercer de manera crítica su papel dentro en la sociedad. Por la influencia de la TV se redujo la capacidad para pensar críticamente, tener un papel más activo, participativo en la sociedad. Nos ha hecho más sumisos, manipulables, irreflexivos, pasivos ante la injusticia e indiferentes ante los abusos del poder.


Una obra de 1997, que ya se encuentra desfasada, pues los avances de la tecnología en 20 años han sido muchos y muy rápidos, demasiados como para que Sartori pudiera hacer predicciones certeras sobre lo que sucedería con la televisión y el internet. Pese a ello, es interesante saber lo que se pensaba entonces y muchos de sus conceptos se pueden trasladar a la actualidad. Sí es verdad que la información que la mayoría de gente consume es bastante superficial y que no son pocos los que exigen que un texto escrito no supere los 140 caracteres, porque de otra manera no le prestaran atención. Sí sigue siendo verdad que es una élite la que busca culturizarse y son seres pensantes. Pero no fue un efecto puro de la televisión como Sartori propuso en su momento. No tenía forma de anticipar el mundo como es hoy.


El politólogo italiano nos muestra como el.hombre a hecho la transición desde lo leído a lo visto y como, en este recorrido, ha perdido la capacidad ce crítica y de abstracción


También se buscó en HISTORIA, POLÍTICA Y CIENCIAS SOCIALES


Frases del libro HOMO VIDENS

En este mundo ya todo es neo, trans, post. El novismo y el beyondism, el ir más allá, vuelven locos. Hoy día, si no superas, si no adelantas o saltas la vaya, no existes. Arriesgándome a no existir, yo prefiero resistir.

Publicado por:

Isidro López