HISTORIA, POLÍTICA Y CIENCIAS SOCIALES

HISTORIA DE ESPAÑA CONTADA PARA ESCEPTICOS

JUAN ESLAVA GALAN

Calificar
8,3 48 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de HISTORIA DE ESPAÑA CONTADA PARA ESCEPTICOS

Esta Breve historia de la cultura participa por completo de la rara virtud que atesoran los libros sabios de verdad: transmite, de forma inteligible, amor e interés por la historia que nos promete su título. Lo primero que se pregunta Gombrich es: ¿qué es y cómo se escribe la historia de la cultura? Su polémica respuesta azuza nuestro intelecto y nos pone en guardia ante todo apriorismo: la cultura no es, como han pretendido muchos, una fórmula única, sino un conocimiento básicamente creador e integrador, que rebasa y anula los compartimentos cerrados.

Año de publicación:2016

4 reseñas sobre el libro HISTORIA DE ESPAÑA CONTADA PARA ESCEPTICOS

Muy entretenido y recomendable. Bien organizado en capítulos breves y de lectura ágil y repleto de ironía, que buena falta nos hace.


Una historia de España amena, irónica, divertida y muy entretenida. Con un lenguaje sencillo, bien explicado, con anécdotas y comentarios que facilitan la lectura. No es tan trasgresor como Reverte, pero también es fácil y delicioso este libro. Es el típico libro que te lleva su tiempo porque son muchas páginas y el contenido es variado y nutritivo, que no es un novelón que te lo ventilas en dos días, pero te quedas con ganas de repetir, te prometes una relectura al menos dentro de un año para anclar conocimientos y volver a deleitarse con el contenido y las buenas maneras del autor. Y además descubres que el fulano ha escrito más libros de historia para escépticos, para gente común. No siendo necesarios profundos conocimientos previos para descubrir y disfrutar de estas obras. Pues al tajo, a instruirse y a disfrutar con estas gratificantes lecturas.


"El escéptico lector deberá perdonar si, dejándonos arrastrar por los sentimientos, damos en creer que los rasgos de esta virgencita de pómulo alto, boca fina, mirada soñadora y griega, y gesto serio y solemnemente hierático reproducen los de alguna princesa de la ciudad ibérica de Illici, cercana a Elche. La dama es solo un busto, pero nada cuesta imaginar que la infanta fuera una jaca de buena alzada, corpulenta, algo escurrida de tetas pero potente de muslos, con un pubis duro como una piedra y tapizado de un vello apretado y espeso como una macetica de albahaca." Y así , desde casi el comienzo, nos percatamos de que vamos a tener que esquivar comentarios de viejo rijoso (con ambicioncilla quevedesca para mas inri) si queremos disfrutar de un libro que, por otra parte, es bastante ameno gracias a la ligereza de la escritura. En fin, una pena. Más lamentable aún porque este humor de cuñado "repre" acaba alterando el meollo del libro, que siendo por fuerza breve, no deja de encontrar tiempo para describir a todas y cada una de las reinas españolas y a cualquier mujer de alcance en términos de su sexualidad, ya sea por exceso o por defecto. No es que el asunto no pertenezca a la historia, pero enseguida se ve por donde van los tiros. El autor no comulga con la "corrección política" de hoy (el libro ha tenido muchas reediciones y estos parrafitos podían haber mejorado) y la malentiende adrede para informarnos de su despechugada indiferencia a los modos y costumbres. El humor mosconea sólamente en esos asuntos y en algún otro desplante graciosillo a figuras masculinas de sobra conocidas, Franco, Fernando VII, Carlos "el Hechizado", etc.. Por lo demás, el libro hubiera obtenido cinco estrellas por lo ameno de la lectura, el buen enlace de los párrafos que no dejan al lector en la estacada y le invitan a ahondar. Los episodios finales, donde el autor se acerca a nuestros tiempos (los suyos también) dejan algo que desear pues se centra más en las actitudes de los políticos que en sus acciones concretas- que son pocas, de acuerdo, pero las hay. Quizá falte distancia para realmente tratar las últimas decadas del mismo modo que el resto de libro, quizá hasta el franquismo necesite un poco más de reposo para poder ser analizado con la neutralidad de la indiferencia histórica aunque creo que el autor hace un resumen bastante bueno del tema. Ni pone a Franco al nivel de psicópata de Hitler (Franco era listillo pero también burgués y cambiante según qué aires) ni le da un pase como hacen muchos: ni nos salvó de entrar en la Guerra Mundial ni hubiera hecho falta un "salvador patrio" si no se hubiera empeñado, con otros, en dar un golpe de estado y, de paso, empezar un guerra cruel y ruinosa. El libro tiene algunas tesis de fondo, eso es inevitable. Pero no son novedosas. Juan Eslava Galán se esmera en destacar a los buenos gobernantes y a los patriotas -pocos salieron bien parados todo hay que decirlo: Blas de Lezo, Fernando III, Castelar y otros muchos. A algunos les quita el falso lustre aunque recuerda al lector el contexto de los tiempos y la dificultad de sus logros: Carlos III, ilustrado pero no brillante, los Austrias, más preocupados por la empresa familiar que por sus súbditos -casi como Trump; los conquistadores de América, violentos quizá pero con un valor más allá de lo imaginable, y el pueblo español, capaz de todo pero a menudo ignorante. La conclusión, que la historia de España es gloriosa pero descorazonadora, que los gobernantes que nos tocaron han sido una colección ideada por un destino perverso con Fernando VII a la cabeza, que tenemos vicios nacionales como la envidia, la chapuza, la ambición de vivir de las rentas o del gobierno o de los dos, que ,a pesar de todo, existe una historia de España aunque los escépticos se empeñen en que eso es un despropósito porque somos una tabula rasa a merced de los tiempos, las estadísticas y los ideólogos.


Libro ameno y divertido, no profundiza en nada, pero tiene anécdotas y algunas historias interesantes.


Más libros del autor JUAN ESLAVA GALAN


También se buscó en HISTORIA, POLÍTICA Y CIENCIAS SOCIALES