Sinopsis de HIPOLITO

Eurípides (c. 480 - 406 a. C.) vivió en la época del mayor esplendor político y económico de Atenas, asistió a la construcción del Partenón y los más hermosos monumentos de la Acrópolis, y compartió con sincero patriotismo el orgullo de los ideales democráticos. De su vida tenemos datos poco fiables. Se nos han conservado dieciocho tragedias, casi todas ellas pertenecientes a la plena madurez del autor. Con Hipólito alcanzó Eurípides la cumbre de su creación artística y un éxito rotundo, desvelándonos, con rasgos seguros, la terrible pasión de una mujer enamorada y la firmeza casi enfermiza de un muchacho perfecto. Aquí no hallamos, como en otras tragedias, la menor concesión almelodrama, y Fedra e Hipólito son los dos seres humanos de comportamiento más heroico del teatro de Eurípides, ambos carecen de moderación y deshonran a una divinidad, Afrodita y Ártemis, por lo que deberán sufrir y pagar sus respectivas culpas.«Eurípides fue el dramaturgo decisivo para el teatro posterior, tanto en el griego como en el romano. Séneca se inspiró en él constantemente, y luego su huella ha resurgido en cualquier intento de teatro neoclásico, en Racine, por ejemplo. Muchos han visto en él no sólo al trágico más moderno, humano y realista, sino al más trágico de los trágicos». Carlos García Gual

1 reseñas sobre el libro HIPOLITO

Sobre Hipólito hay que decir sin duda que es una obra maestra. Es más, la obra mereció el primer lugar de la olimpiada ochenta y siete (428 a. C.). Sin lugar a dudas es una tragedia bien planteada basada en el mito de Hipólito, el joven que simboliza la virtud y castidad, que es seducido por su madrastra, Fedra. El mito tiene muchas similitudes con la historia de José, hijo de Israel (antes Jacob). La eterna consigna de que los dioses atormenten con vicisitudes a los seres humanos es un tema recurrente. Los dioses concebidos no como seres perfectos, amorosos y bondadosos, sino seres malvados, poderosos y sumamente manipuladores de los hombres. Una vez más, una diosa, Ciprés o Afrodita, causa un gran daño, esta vez a un joven, hijo de Teseo, quien estaba lleno de pureza y beatitud. Muy recomendada.


MÁS LIBROS DEL AUTOR EURÍPIDES


BACANTES

EURÍPIDES

Calificación General: 8,6Por leer

MEDEA

EURÍPIDES

Calificación General: 8,6Por leer

LAS TROYANAS

EURÍPIDES

Calificación General: 8,5Por leer

TAMBIÉN SE BUSCÓ EN CLÁSICOS UNIVERSALES