LITERATURA JUVENIL

HARRY POTTER: LA SAGA COMPLETA

J.K. ROWLING

Calificar
9,4 1.2k votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de HARRY POTTER: LA SAGA COMPLETA

La serie completa de novelas fantásticas. Las aventuras del aprendiz de magia y hechicería Harry Potter y sus amigos Hermione Granger y Ron Weasley, durante los años que pasan en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería. El argumento se centra en la lucha entre Harry Potter y el malvado mago Lord Voldemort, quien asesinó a los padres de Harry en un intento fallido de matar a Harry, para así poder acabar con la profecía que citaba su propia muerte. Voldemort no consigue acabar con la vida de Harry Potter, pues este último, al estar protegido por el amor de su madre, logra protegerse, y, a la vez, adquirir una relación con Voldemort.

Año de publicación:2013

54 reseñas sobre el libro HARRY POTTER: LA SAGA COMPLETA

Conocí a Harry cuando el tenía un año y yo catorce. Jamás olvidaré la primera línea que aún después de 16 años sigue sacándome una sonrisa "El señor y la señora Dursley, que vivían en el número 4 de Privet Drive, estaban muy orgullosos de decir que eran normales, afortunadamente.." o más adelante " Nada había en aquel nublado cielo que sugiriera los extraños y misteriosos acontecimientos que poco después tendrían lugar en la región" y así comenzó la mejor saga que leí o leeré en mi vida. Fui testigo, a sus 11 años, de como Harry descubría, en una casa durante una tormenta en medio del mar, de los labios de un gigante "Eres un mago Harry". Yo estuve con Harry en el callejón Diagon, donde huérfano, se entera que sus padres fueron asesinados por el mago tenebroso más grande de todos los tiempos y que él, Harry, sobrevivió, nadie sabe cómo o porque pero por eso es famoso es " el niño que vivió". Lo acompañé en su primer día de escuela donde aún dudaba de su valía. Estuve en sus clases, en sus aventuras, y es que no leía el libro ¡realmente estaba en él!. Qué se puede decir de un libro que no lo lees sino te teletransportas dentro de él, cuando era pequeño ví la película "Una historia sin fin", donde el protagonista abre un libro mágico y se adentra en él y jamás llegué a pensar que eso sería posible hasta que abrí los libros de Harry Potter. Te conviertes automáticamente en el cuarto miembro invisible, ubicuo, preternatural, que está siempre ahí aunque ellos no lo sepan, los acompañas a sus clases, por el castillo, estás en el estadio viendo quiditch o en navidad abriendo los regalos. Compartes sus alegrías y sus miedos, sus victorias y sus derrotas y también sus pérdidas y es que cada muerte te duele en el alma. Tuve mucha suerte de conocer esta saga cuando solamente existian dos películas y cuatro libros, así que cada libro nuevo era una aventura y un acontecimiento mundial, como los que vivieron esa época podrán recordar. No había sentimiento más embriagante que el de ir a tu librería, comprar un nuevo libro y perderte en sus páginas, viendo amaneceres, para luego tener que esperar un año para el próximo (dos si lo querías en español).Me da mucha pena talvez jamás llegar a sentir esa sensación nuevamente y más aún para todos aquellos que no la sintieron porque fue algo simplemente indescriptible. Cuando llegué al último libro después de años de espera y lo abrí ví la dedicatoria más hermosa jamás hecha " Para Neil , para Jessica, para David, para Kenzi, para Di, para Anne y para ti si has seguido con Harry hasta el final" y es que fue así, estuvimos con él desde el inicio hasta el final cuando en todo el mundo pudimos alzar nuestras copas diciendo con voces quedas: "¡Por Harry Potter...el niño que vivió!".


Los siete libros siguen una estructura similar, capítulos numéricos con un pequeño título, largos, pero rápidos de leer y narrados en tercera persona por un narrador omnisciente. La pluma de la autora yo no la conocía, pero sí había oído muy buenas críticas y ahora entiendo el porqué. Su manera de escribir es muy buena, a mí me pareció maravillosa, muy cuidada, cómoda y llena de magia. Sus descripciones son largas, pero te meten muy bien en el fantástico mundo que ha creado y en todos los detalles que lo componen. Un punto fuerte de estos libros son los personajes, me parecen muy bien trabajados y son de esos que te llegan al corazón. Todos y cada uno de ellos, protagonistas, secundarios, de relleno, villanos, todos tienen una personalidad marcadísima y están muy bien hechos y profundizados. Desde muy pequeña mis preferidos son Ron y Hermione y eso no ha cambiado. Me ha gustado muchísimo conocer mejor a todos los personajes y ver que los actores los actuaron muy bien. La trama que compone esta historia es maravillosa también, no puedo ni imaginar cómo los autores crean algo así. Imaginan un mundo y lo plasma haciendo que el lector lo visualice perfectamente como si fuera real, yo siempre lo diré, los autores de fantasías tienen mi mayor respeto porque me parece dificilísimo crear un mundo de la nada, plasmarlo y hacerlo real hasta tal punto de querer vivir en él o visitar sus lugares. Por otro lado me sorprendió mucho muchas explicaciones o detalles sobre escenas que en la película tocan muy por encima o casi no las tocan. Aquí yo encontré explicaciones sobre escenas que no esperaba, todo me dejaba con la boca abierta y sorprendida porque no me esperaba que ciertas escenas que yo tanto amaba tuvieran detrás ese tipo de explicación. Esto no solo me sorprendió sino que también hizo que amara y entendiera mucho más el mundo y todo lo que gira en torno a Hogwarts y a los personajes que componen esta historia. Hay escenas que me hicieron sentir muchísimo, algunas muertes me dolieron mucho más en la película por cómo estaban detalladas, los sentimientos de los personajes me tocaron el corazón, la comedida de los hermanos Wesley la amé del todo y creo que muchas escenas desprenden magia. Y no exagero. No quiero contar mucho más de la trama, creo que las películas están muy adaptadas y los actores están a la altura de sus personajes a la hora de crearlos, pero los libros son una pasada y me quedo con ellos sin duda porque me han flipado y sorprendido muchísimo. El final de cada libro me dejaba con muchas ganas de leer el siguiente, pero quedaban bastante cerrados. Y para hablar un poquito del final de la saga, quiero decir que me encantó. La batalla final me pareció muy bien hecha y la autora creo una tensión impresionante que aún sabiendo como acababan las películas estaba muy nerviosa. Yo literalmente viví los libros completamente como si fuera uno de los personajes. Además el prólogo me llegó al alma y me hizo llorar por la ternura que desprendía. Me creó un vació muy grande acabar la saga, me vi todas las películas de nuevo y no pude empezar otro libro hasta un par de días después. Si tengo que decir algo negativo es que me estreso muchísimo que las 30 primeras páginas de casi todos los libros que componen la saga eran súper introductorios. Es decir, explicaban lo mismo de los anteriores en cada uno de ellos y a mí eso me parecía innecesario. Soy consciente que son libros para un público más juvenil o infantil, pero eso de presentar y describir personajes, lugares y hechos de los anteriores libros completamente me parecía un poco pesado. Por ejemplo: explicaban en cada uno de los libros los hechos de los anteriores anterior o por ejemplo las reglas del Quidditch sin omitir detalles y eso no me convenció del todo porque me resultaba pesado y tedioso leer una y otra vez lo mismo.


Harry Potter, es un icono de la cultura popular, la influencia ejercida va más allá de los libros, ha inspirado movimientos, convenciones y el trasladar lugares icónicos del mundo de ficción al mundo real. No importa los años transcurridos desde el fin de la saga, es grato recordar algún acontecimiento o releer algún pasaje pues siempre se recuerda ese momento años atrás cuando Ron, Hermione, Harry, Hagrid, Dumbledore o Snape, entre muchos otros, despertaron mil y una emoción. Algún detalle pudo hacer falta, pero estoy seguro que se nos brindó el mejor desarrollo y desenlace posible. Un momento icónico y de mayor gratitud despierta por Rowling, es cuando Snape pasa su pensamiento a Harry y se muestra sin si habitual prepotencia y desdén, un momento épico inigualable.


“Mi mamá siempre decía que las cosas que perdemos regresan a nosotros al final, aunque a veces no del modo que esperamos”. Se cumplieron 20 años de la aparición de Harry Potter. Además de ser abanderada, Harry fue mi único permitido de ñoñez. La mayoría de mis amigos, a quienes respeto en muchísimos planos, asegurarán con razón que es un best seller que viene masticado. No voy a batallar contra eso. Sólo voy a decir lo que Harry Potter significó para mi. Como la mayoría de las cosas que me gustan, me lo presentó mi hermana cuando yo tenía 11. A esa edad todavía estaba a tiempo de que me llegara la carta y me invitaran a estudiar en Hogwarts. Pero no pasó. Leí los primeros tres de un saque, en una semana, no sé. Después para el cuarto tuve que esperar un siglo, y así con los siguientes. Recuerdo que cuando tenía 14 años, me llamó por teléfono una amiga y me preguntó si podía venir a merendar a mi casa. Dudé. Acababa de llegar un nuevo número traducido al español a mis manos. Le dije que sí, que no había problema, pero si podíamos juntarnos a leer. Fuimos a la librería, se compró su ejemplar, y nos quedamos así, tiradas en mi cama de una plaza leyendo toda la tarde. Nos mirábamos sólo cuando pasaba algo muy bueno que queríamos compartir. También me acuerdo de tener 16 y que me gustara mucho un chico que después fue mi novio por mil años. Mis amigas iban a ir a bailar a un lugar donde estaba él con sus amigos. Pero yo tenía sin terminar un Harry Potter 6, así que no fui. Me viene a la cabeza un sms de las chicas: “Sebi pregunta dónde estás”. Yo estaba en el baño, llorando a mares, encerrada, porque acababa de morir Dumbledore. En Harry Potter vence el bien contra el mal. La luz contra la oscuridad. Es un cliché, es cierto. Pero en el medio, antes de la victoria final, Harry y sus amigos se organizan en la clandestinidad contra la dictadura de Voldemort, que tiene tomados ministerios y medios de comunicación. Enfrentan dementores y sicarios. Y muchos personajes, tantos, dejan la vida en el camino. Harry Potter no es sólo fantasía: es amistad, es amor, es convicción. En un momento, cuando Voldemort está a punto de volver, los amigos de Harry están asustados. Y Harry les dice una frase que me tatuaría en el corazón: “Aunque nos queden muchas batallas por librar, tenemos algo que ellos no tienen: algo por lo que merece la pena luchar”. Felices 20, Harry. Sos lo más.


Si hablamos en general de toda la saga completa se podria hablar de evolucion. Todos y cada uno de los personajes evolucionan, pasan de niños a adultos. Los problemas cambian y crecen con ellos. Me parece una saga con la que crecer y evolucionar. En conclusion, soy una autentica fan de Harry Potter


Excelente! Esta saga logró hacer que miles de niños que no leíamos nos interesemos en la lectura! Larga vida a mi Diosa JK ♥


Confieso que me pilló ya mayor, y dejé pasar un tiempo extra porque me daba vergüenza cogerlo de la biblioteca de los niños. Cuando acabé el primer libro, fue como un ¡¡¡BOOM!!! en mi cabeza. Quería, necesitaba más. ¡Qué gran historia!, ¡qué gran mundo!. Viva Rowling y la madre que la... Me bebí toda la saga prácticamente sin respirar. Todos deberíamos poder disfrutar de estos libros .


Maravillosa la he leído hace tiempo y es una pena que la gente sólo disfrute de las películas...ya que la obra es genial a mí me enamoró de principio a fin, sin lugar a dudas una de mis favoritas.


Ver más reseñas

También se buscó en LITERATURA JUVENIL


Frases del libro HARRY POTTER: LA SAGA COMPLETA

«Las historias que más amamos viven en nosotros para siempre. Así que, cuando vuelvas o por las páginas o por la gran pantalla, Hogwarts estará siempre allí para darte la bienvenida a casa.»

Publicado por:

IKUWA