Calificar:

6,5

4 votos

Sinopsis de GUARDIANES DE LA NOCHE

Thriller fantástico, ambientado en un Moscú que podría ser el de nuestros días, pero en el que, sin embargo, conviven personas con poderes sobrenaturales. Enfrentados desde tiempos ancestrales, los «Otros», criaturas de la Luz y de las Tinieblas, han firmado un pacto y se han comprometido a acatar unas leyes que les permitan vivir entre el resto de los mortales. Tras esta moderna historia de vampiros se halla una lúcida reflexión sobre la delgada línea que separa el Bien del Mal.

1 reseñas sobre el libro GUARDIANES DE LA NOCHE

El mundo se divide entre el bien y el mal, entre La guardia de la noche y la guardia del día. Luz y oscuridad deben estar equilibradas siempre. Los otros ,son un grupo de personas (magos, vampiros, demonios, hechiceras) qué pueden internarse en el Crepúsculo, una especie de dimensión paralela en la que habitan las sombras. Cuánto más poderosos son, más profundo pueden adentrarse, son como capas de profundidad, a medida que se adentran en ellas el tiempo se va ralentizando. Existe un tratado firmado entre ambas guardias, que debe respetarse, La guardia de la noche, controla que los del lado oscuro no hagan demasiadas cosas en su propio beneficio y la guardia del día que no se hagan demasiadas obras de bien. Esto mantiene nivelada la balanza. Al adentrarse por primera vez en el Crepúsculo un "otro" debe decidir a qué lado pertenece, si el de la luz o la oscuridad. Anton, nuestro protagonista, pertenece a la guardia de la noche, es un operativo de nivel bajo, y se cruzara con una bruja que tiene un vórtice en su cabeza peligroso para toda la ciudad de Moscú. El libro está escrito en primera persona, y está dividido en tres partes. Corresponde a una saga de seis libros, (se consiguen los tres primeros), pero a mi modo de ver se pueden leer separados, pero si, se debe seguir el órden. Un libro diferente , del género fantasía, con un mundo muy bien planteado, que a mí me ha gustado mucho.


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN CIENCIA FICCIÓN Y FANTASÍA