Calificar
8,4 116 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de GABRIELA, CLAVO Y CANELA

Empapado de vitalismo ligado a la cultura y las costumbres de Bahía, es una celebración de la existencia y del humor. Cuando Gabriela, una hermosa mulata analfabeta, llega a Ilhéus, ciudad del estado brasileño de Bahía, huyendo del campo y de la miseria, se desencadena un divertido cúmulo de pasiones humanas en un abigarrado marco rebosante de sabores, colores y olores.

Año de publicación:1958

9 reseñas sobre el libro GABRIELA, CLAVO Y CANELA

Jorge Amado me llevó a Ilhéus y me la pasé muy bien con todas las personas que conocí y compartí. Me sentí hechizada en ese universo y la idiosincrasia de este pueblo donde mandaban los coroneles que no todos eran coroneles, porque muchos de ellos habían pagado para ser nombrados, en los años en que Ilhéus era conocido por su cultura del cultivo del cacao. Una Ilhéus que empezó a ser transformada con nuevas calles, importación de automóviles, se hacían carreteras, se publicaban periódicos, se fundaban club de baile, cines y bibliotecas. Pero para muchos el progreso era una obscenidad. Cambios políticos, los nuevos gobernantes gente joven, los nuevos opositores de los coroneles que impartían las leyes. Y Gabriela una mujer imposible de limitar, hacía lo que le daba placer y rechazaba lo que no le gustaba, amando con sinceridad, sin ataduras, sin etiquetas, sin apariencias al sirio Nabib.


"Ella tiene alguna cosa...Algo que nadie tiene. ¿No la viste en el baile de año nuevo? ¿Quién arrastró a todo el mundo a la calle, a bailar el "reisado"? Creo que esa es la fuerza que hace las revoluciones, que impulsa los descubrimientos. No hay nada que me guste más que ver a Gabriela en medio de un montón de gente. ¿Sabes en lo que pienso? En una flor de jardín, verdadera, exhalando perfume en mitad de un ramo de flores de papel..." Gabriela viene escapando de la gran sequía en la zona del sertao brasileño y se dirige a la ciudad de Ilhéus en el nordeste brasileño. Buscando trabajo se emplea en casa del turco Nacib donde se dedica a hacer la limpieza y a cocinarle. De a poco va naciendo la pasión entre ellos. Grabriela es sinónimo de libertad, ella se pasea por las calles del pueblo meneando sus caderas y enamorando al pueblo entero, un pueblo bastante pacato y machista en su accionar. No conoce ni quiere atadura alguna, como un casamiento, ella actúa de acuerdo a su parecer. La ciudad de Ilhéus va transformándose de pueblo a gran ciudad gracias al mercado de cacao. Jorge Amado habla de esta época particular de la historia donde los coroneles se hacen de la tierra convirtiéndose en amos y señores. El autor hace un verdadero collage de los habitantes del pueblo, donde la mujer siempre se encuentra en segundo plano, sumisa a los hombres. Éstos pueden abusar de ellas y hasta matarlas sin que se haga justicia. Gabriela con su constante alegría y su cuerpo escultural va a desenmascarar la pacatería del pueblo. Jorge Amado plantea así una historia hermosa, con personajes entrañables, un humor irónico y una magia como solo el escritor bahiano puede lograr. Enamora desde el primer momento.


Jorge Amado, puntal de las letras brasileñas, , miembro de la academia brasileña de letras, Esta novela forma parte de una serie de novelas costumbristas dentro de lo que se conoció como “ciclo del cacao” Irónicas , mordaces, con una ácida crítica ala sociedad Bahiana y sobre todo a la época de los grandes estancieros, ( hacendados en Mexico) y militares que dominaban la zona. Todo comienza con un crimen pasional, donde un militar asesina a su esposa y un dentista que era su amante, A partir de aquí se develan la forma de vida de esta población y otras similares, donde la convivencia, de zafios, borrachines, prostitutas, militares, familias de Alcurnia y aventureros crean una sociedad donde la mentira y el engaño en todas sus formas es moneda corriente. En medio de esta Batahola, que por momentos resulta difícil de seguir, por la abundancia de nombres e interrelaciones, Amado nos presenta a su protagonista masculino, el Sirio Nacib, que es dueño del bar del lugar, y requiere de una cocinera, Pero sobre todo requiere, el afecto, la compañía de una mujer, cosa ala cual se consideraba inmune, A fin de solventar esta carencia, o ambas, contrata a una mulata joven, que viene huyendo de una hambruna provocada por la sequía en su lugar de origen, Gabriela Poco a poco se deja conquistar, se casa con ella, y caen sobre la pareja todas las historias, costumbres o calamidades propias de la zona, la época y la sociedad Bahiana, y de sus alejados municipios, So riesgo de ser iterativo la pluma de Amado, derrama ironía, cinismo, es festivo, jocoso, pero sobre todo crítico implacable de toda una forma de vida, supeditada en la evolución de esta zona tan favorecida por la naturaleza, y olvidada de Dios, Amena y Divertida lectura ligera, con un gran trasfondo social, muy recomendable, Lo que le ha valido múltiples representaciones gráficas, cine, teatro, televisión e incluso historietas,


Un auténtico novelón que acoge varias historias paralelas, cada cual más potente, desde mezquinas relaciones sentimentales hasta complejos intereses políticos y sociales. La prosa de Amado, formidable, única en su estilismo, en su ironía y hasta en su sensación de cercanía.


Es una novela en la que se celebra la vida y el amor a partes iguales. Nos enamoramos del personaje de Gabriela por su belleza, vitalidad y optimismo. Una novela insuperable.


Preciosa historia, cruda pero pese a todo optimista


La trama es bastante interesante y te va atrapando poco a poco. Quizá un poco falto de emoción e intensidad; sin embargo es un buen libro. Una mezcla entre política, amor, un pueblo con ansias de progreso en todos los sentidos, pues no se trata solo de un progreso económico sino también social, de costumbres, de amoríos y demás. En más de una ocasión me vi tentado a abandonarlo porque parecía que no avanzaba y se volvía muy plano, no predecible, pero sí plano.


Influenciado por haber visitado Ilhéus, que es donde se lleva a cabo esta historia, me pareció una fascinante novela. No tiene puntos bajos, siempre me mantuvo prendido a ella. Novela de época, bien narrada y con personajes entrañables: imposible no enamorarse de Gabriela. Como dato colorido, el bar Vesubio tiene en una de sus mesas una estadía de su autor.


Ver más reseñas

Más libros del autor JORGE AMADO


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA


Frases del libro GABRIELA, CLAVO Y CANELA

Historias como aquélla, de amor ilícito y venganza mortal, con detalles tan suculentos - medias negras, Dios mío! - no ocurrían todos los días.

Publicado por:

Albyta Nunex

El Doctor no era doctor, el Capitán no era capitán, como tampoco eran coroneles la mayor parte de los coroneles.

Publicado por:

Albyta Nunex

Gabriela sintió un escalofrío : estaba muy bien dormir con un hombre, pero no con un hombre viejo a cambio de casa y comida, vestidos y zapatos, sino con un hombre joven, dormir por gusto, con un mozo fuerte y guapo como el señor Nacib.

Publicado por:

Albyta Nunex

El amor no se prueba, ni se mide, es como Gabriela. Existe y eso basta.

Publicado por:

Albyta Nunex

La ciudad comentó el asunto : "La cama se le cayó antes de que se acostara"... 😄

Publicado por:

Albyta Nunex

Así, a base de paciencia y bombones, iba Tónico "preparando la cama para acostarse"...

Publicado por:

Albyta Nunex

Atrasados e ignorantes, incapaces de comprender los nuevos tiempos, el progreso, la civilización, esos hombres ya no pueden gobernar...

Publicado por:

Albyta Nunex

Me explico : antes Era fácil mandar. Bastaba con tener fuerza. Gobernar era fácil Nosotros nos ganamos el mando, como usted decía, derramando sangre. Y nos lo ganamos para garantizar la posesión de las tierras, era necesario.

Publicado por:

Albyta Nunex

En aquellos años, Ilhéus había comenzado a ser conocido en todo el país como "Reina del Sur". La cultura del cacao dominaba todo el sur del estado de Bahía, no había cultivo más lucrativo, las fortunas crecían, y crecía Ilhéus, capital del cacao.

Publicado por:

Albyta Nunex

Aquellos brotes recién nacidos del cacao, cuyo desarrollo se viera amenazado por el sol, habían crecido magníficos con las lluvias, en un número nunca visto, pero ahora comenzaban de nuevo a necesitar del sol para acabar de sazonarse.

Publicado por:

Albyta Nunex

Las costumbres y los hábitos de los hombres, en cambio, evolucionaban más lentamente. Así ocurre siempre, en todas las sociedades.

Publicado por:

Albyta Nunex

–El amor eterno no existe. Hasta la más fuerte pasión tiene su tiempo de vida. Llegando su día, se acaba; nace otro amor. –Por eso mismo el amor es eterno –concluyó Juan Fulgencio–. Porque se renueva.

Publicado por:

Edd62

Pero era un adiós de macumba; en la mano derecha el orgullo, la libertad en la izquierda.

Publicado por:

Edd62

Para qué explicar? Nada deseo explicar, porque explicar es limitar. Es imposible limitar a Gabriela, disecar su alma.

Publicado por:

Edd62

No era un día apropiado para derramar sangre. No obstante, como el coronel Jesuíno Mendonza era hombre de honor, y muy decidido, poco afecto a lecturas y a razones estéticas, tales consideraciones ni siquiera le pasaron por la cabeza dolorida por los cuernos.

Publicado por:

Edd62