Calificar
8,3 249 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de FORTUNATA Y JACINTA

Obra del realismo literario español, toma como escenario el Madrid de finales del siglo XIX, donde los protagonistas, Juanito Santa Cruz y Fortunata, viven una tormentosa relación amorosa. Galdós refleja el palpitar de una época, sus movimientos anímicos, la hipocresía dominante en una burguesía que intenta superar su anquilosamiento en la búsqueda de la modernidad, la religiosidad asfixiante y dominante; y el papel de la mujer en la sociedad de entonces, con Fortunata y Jacinta como máximas exponentes de un diferendo que sigue en plena actualidad.

Año de publicación:2016

25 reseñas sobre el libro FORTUNATA Y JACINTA

¡Un placer leer a este autor! La belleza con que describe el interior de el ser humano en sus personajes es conmovedora. Hay que recorrer la lectura como un viaje. ¡Maravilloso!


Considerada la mejor novela de Galdós, narra la relación entre Juanito Santa Cruz, señorito burgués y Fortunata, muy hermosa pero de clase muy humilde. Y de los terceros en discordia, Jacinta, esposa de Juanito, que no es capaz de darle un hijo y Maxi, enamorado hasta la obsesión de Fortunata. Aparte de lo bien que están construidos los personajes, Galdós narra de forma soberbia el Madrid de la época, la hipocresía, la diferencia brutal de clases... Imprescindible.


Galdos y realismo, son indivisibles, siameses. La gran obra del realismo del XIX. Una burguesia y una ciudad que la sostiene y a ella se somete. Puedes recrear madrid y su epoca en cada letra. Y una forma de escribir, definitivamente deliciosa.


“Si no olvidáramos no podríamos vivir, porque en el trabajo digestivo del espíritu no puede haber ingestión sin que haya también eliminación”Fácil es decirlo, difícil llevarlo a cabo cuando la ingestión no se produce por buenos alimentos, pobre Fortunata.He paseado por las calles del Madrid del siglo XIX, visitado corralones de vecinos, presenciado tertulias de cafés. Me he calado hasta los huesos con el frio glacial de sus inviernos y he sentido el calor de los vapores de sus pucheros. Un libro para disfrutar a fuego lento, sin prisas. Galdós dibuja sus escenarios y personajes sin correr, regodeándose en ellos, hurgando tanto en los rincones como en las almas. Un clásico que merece la pena sin duda, realismo galdosiano en estado puro.


Nombre cumbre del Realismo español, considerada por los críticos la mejor novela de Galdos. Leer esta novela es recorrer las calles de un Madrid castizo de la segunda mitad del siglo XIX.


Entré a la Capilla Sixtina, sin saber a dónde me dirigía, oh sorpresa, ya llegué, girar sobre mis talones y observar detalladamente el mural de El Juicio Final, cada detalle, cada personaje, no sabía si reír o llorar; algo similar experimenté cuando empecé a leer Fortunata y Jacinta, me tomó 5 largos meses, pero logré disfrutar cada detalle, cada personaje tiene una historia, me tomo varias horas saber por qué a doña Lupe, la llamaban "la de los pavos", la jerga propia de la época y el país, la sociedad en pleno representada por cada personaje de diferentes estratos y la sicología de cada uno. Las costumbres, la forma de pensar, es una verdadera joya literaria. Una historia de lo más común, el típico don Juan que engaña a una joven humilde e ignorante con promesas de amor, para abandonarla y casarse con la señorita virtuosa seleccionada por su madre. A partir de ahí, comienza a tejerse ésta entretenida historia de amor, engaño, anhelos y traiciones. Lo pasé muy bien durante la lectura, reía, lloraba, me aburría en ocasiones, durante los discursos de algunos personajes, pero en general lo disfruté. Muy recomendada para personas con paciencia. 5/5


Una obra maestra del naturalismo. Gran creación de personajes. Trama muy bien guiada. Reflejo de la sociedad del siglo XIX. Lenguaje magistral. La leí en la edición de la editorial Reino de cordelia que es ilustrada y la he disfrutado mucho más. Final apoteósico. Reflexiones muy acertadas. Todo español la debería de leer.


La descripción de la sociedad burguesa madrileña del siglo XIX es estupenda. Los personajes y la evolución de los mismos a lo largo de la novela es refrescante más de 100 años más tarde (sobre todo tras leer novelas contemporáneas llenas de personajes planos). Puede parecer una novela larga, pero no hay que olvidar que son 4 novelas consecutivas que, perfectamente, se pueden leer de forma independiente. Si te gustan las novelas intensas sin excesivo artificio y quieres entender por qué Galdós se gano tantos enemigos en su época, aquí lo podrás averiguar. Muy recomendable, aunque reconozco que es demasiado larga como para ser la primera novela con la que acercarse al realismo galdosiano.


Ver más reseñas

Más libros del autor BENITO PEREZ GALDOS


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA


Frases del libro FORTUNATA Y JACINTA

Pero el progreso de las costumbres trajo primero cierta suavidad en las relaciones personales, y por fin la suavidad se trocó en blandura. Algunos creen que hemos pasado de un extremado mal a otro sin detenernos en el medio conveniente...

Publicado por:

Aleisa

"No desconocía él la situación poco airosa en que estaba ante Jacinta, cuya grandeza moral se elevaba ante sus ojos para darle la medida de su pequeñez"

Publicado por:

Horacio 3808

"Lo que Fortunata había pensado era que el amor salva todas las irregularidades, mejor dicho, que el amor lo hace todo regular, que rectifica las leyes, derogando los que se oponen."

Publicado por:

Horacio 3808

"Nombrabase Patricia, pero Torquemada la llamaba Patria, pues era hombre tan económico que ahorraba hasta las letras, y era muy amigo de las abreviaturas por ahorrar saliva cuando hablaba y tinta cuando escribía."

Publicado por:

Horacio 3808

"Verdad que en todo lo que corresponde al reino inmenso de las pasiones, las monjas apenas ejecutaban su facultad educatrix, bien porque no conocían aquel reino , bien porque se asustaran de asomarse a sus fronteras."

Publicado por:

Horacio 3808

"Eso es cosa de presentimiento, de adivinación, de corazonada... Se me figura que usted, si la sacuden bien, así como otros cuando los apalean sueltan bellotas, si la sacuden bien, digo, ha de caer alguna flor."

Publicado por:

Horacio 3808

"...con una atmósfera espesa y sofocante que se podía mascar,y un ensordecedor ruido de colmena ;bulla y ambiente que soportan sin molestia los madrileños,como los herreros el calor y el estrépito de una fragua."

Publicado por:

Horacio 3808

"A veces está brusca revuelta dependía de una palabra, de una idea caprichosa que pasaba volando por su espíritu, como pasa un pájaro fugaz por la inmensidad del cielo."

Publicado por:

Horacio 3808

"Al oirlas, un relámpago glacial le corría por todo el espinazo, y sentía que las insinuaciones de su compañera concordaban con los sentimientos que ella tenía muy guardados, como se guardan las armas peligrosas."

Publicado por:

Horacio 3808

"Salió del cuarto con los cara muy mal lavada,y algunas partes de ella parecían no haberte visto más agua que la del bautismo"

Publicado por:

Horacio 3808

"Y cuando pasaba un rato sin que él se moviera, Jacinta se entregaba a sus reflexiones. Sacaba sus ideas de la mente, cómo el avaro saca las monedas, cuando nadie le ve, y se ponía a contarlas y a examinarlas y a mirar si entre ellas había alguna falsa."

Publicado por:

Horacio 3808

"Después el muy tunante empezó a razonar sus explicaciones, revistiendolas de formas seductoras.Pero qué huecas le parecieron a Jacinta, que en las dialécticas del corazón es más maestra que él por saber amar de veras"

Publicado por:

Horacio 3808

"Juanito acabó por declararse a sí mismo que más sabe el que vive sin querer saber, que el que quiere saber sin vivir, o sea aprendiendo en libros y en las aulas. Virvir es relacionarse, gozar y padecer, desear y amar "

Publicado por:

Horacio 3808

"Así pues, la gran Doña Lupe, cuya existencia era muy semejante a un reloj con alma, había distribuido tan bien el tiempo, que hasta para pensar en cualquier asunto de interés que sobrevienese, tenia marcada una parte del día y un determinado sitio."

Publicado por:

Horacio 3808

"Detúvose asustado, a la manera del ladrón que siente ruido,y se volvió a poner le mano sobre la cabeza, como invocando sus canas. Pero sus canas no le dijeron nada."

Publicado por:

Horacio 3808