Calificar:

8,0

46 votos

Sinopsis de FORMAS DE VOLVER A CASA

Formas de volver a casa habla de la generación de quienes aprendían a leer o a dibujar mientras sus padres se convertían en cómplices o víctimas de la dictadura de Augusto Pinochet. Alejandro Zambra muestra el Chile de mediados de los años ochenta a partir de la vida de un niño de nueve años. El autor apunta a la necesidad de una literatura de los hijos, de una mirada que haga frente a las versiones oficiales. Pero no se trata sólo de matar al padre sino también de entender realmente lo que sucedía en esos años. Por eso la novela desnuda su propia construcción, a través de un diario en que el escritor registra sus dudas, sus propósitos y también cómo influye, en su trabajo, la inquietante presencia de una mujer. Con precisión y melancolía, Zambra reflexiona sobre el pasado y el presente de Chile. Formas de volver a casa es la novela más personal de uno de los mejores narradores de las nuevas generaciones. Un libro que ratifica lo que Ricardo Piglia ha dicho sobre el autor: «Un escritor notable, muy perceptivo frente a la diversidad de las formas.» «Zambra ha optado por escribir la novela de los hijos de la dictadura. El juego metaliterario y autobiográfico recuerda al mejor Coetzee» (Ignacio Echevarría). «Sus tres novelas conforman efectivamente un estilo propio y triunfador, pero más importante aún, dan pie a una obra perdurable, estabilizada y atractiva» (Juan Manuel Vial, La Tercera, Chile). «Un magnífico lenguaje, a la sombra de Carver (precisión, tristeza, crueldad, ternura)» (Joaquín Arnaíz, La Razón).

10 reseñas sobre el libro FORMAS DE VOLVER A CASA

🥺🥺🥺Este hombre sí que me puede. Tiene verdadero poder sobre mí. Él escribe y simplemente muero de amor. No hay otra explicación. No hay otra lógica, ni otra forma de decirlo. Estoy enamorada...y lo estoy desde hace un año. Cuando lo conocí, recuerdo que dije que leerlo era como ser besada. Sigo pensandolo. Zambra es suave conmigo, me habla en susurros, me mira a los ojos, me toma de las manos... y siempre pero siempre, me llega. Por qué me seduce tanto este hombre? Porque se da a sí mismo, se abre el pecho, se expone, se muestra vulnerable... y eso me conmueve. Lo siento en el pecho, muy adentro, tan íntimo, tan privado, tan él. Dicen que este es un libro sobre los hijos de quiénes lucharón o aceptaron la dictadura de Pinochet. Tal vez. Zambra está enojado, está herido. Todavía le duele. Lo entiendo. Yo también tengo padres que vivieron una dictadura y callaron. A mí también me siguen doliendo los muertos, y el silencio, la mirada hacia otro lado, el olvido... Pero creo que "Formas de volver a casa", es, en realidad (y esto sí que me mata🥺), un hombre escribiéndole a una mujer para que vuelva con él. Es un hombre desesperado y deshecho que intenta recuperar un amor que se le escapa de las manos y del corazón. Ese hombre no es ficticio, no es inventado, no es un personaje. Es un hombre real, un hombre bello, un poeta...Ese hombre es Zambra.❤


Formas de volver a casa tiene un poco de sabor a tristeza y a nostalgia. El sentimiento de pérdida de muchas cosas y el conocimiento de la muerte toma fuerza, aquella muerte conocida, reconocida, la contada a voces y la muerte desconocida. No se por qué me quedo con esta parte, no es que la novela nos muestre solamente esto. También hay mucho sobre el amor, el amor suave, doloroso, ese amor que se escapa y abandona. La obra cuenta sobre una generación que estaba empezando a vivir, mientras que sus padres ya vivían pero no una vida normal y tranquila sino una atormentada, una donde la dictadura de Pinochet, allá por los años ochenta, tomaba protagonismo. El autor me narra una etapa de inocencia y cuando deja de serlo, sobre dudas, y también las idas y vueltas que se presentan en la vida. Y todo aquello que sentía a la hora de retratar una historia con mucho peso. Su escritura es sencilla pero profunda con muchos matices de significados. Sin embargo, me hace reflexionar sobre aquellas muertes (no solo dentro de la dictadura sino también en lo personal) que para muchos es muy sentida y para otros aún ignorada por el solo hecho de no conocer la pérdida de un alguien importante. Pero también está el sentimiento de empatía o lo que creemos que sentimos al escuchar del otro. La historia de cada persona tiene mucho que decir, y hay un montón de formas de contarlo... E incluso pueden volverse novelas, tristes o alegres, de superación u oscuridad. Zambra construye, reflexiona, y nos exhibe su sensible y delicada historia. ⚠️⚠️⚠️ SI TE GUSTÓ esta reseña o la de algún otro usuario, el like, por favor, va en el corazón de arriba a la derecha dentro de un círculo. MUCHAS GRACIAS ♥️♥️♥️


Una crónica, ¿una biografía disfrazada de ficción? Zambra nos adentra en los años de la dictadura chilena a través de los ojos de un niño que termina volcando sus experiencias y exorcizando los demonios del pasado gracias a la escritura. Un relato ameno, intenso y con una prosa diferente que me agradó. Primer acercamiento a un autor que seguramente seguiré leyendo.


Alejandro Zambra tiene una forma especial de escribir y en este libro me demuestra que es una "joya chilena". El termino no es mío, así me lo recomendaron y así llegué a conocerlo. Zambra me presenta un texto lleno de vivencias. ¿biografía? es posible, un poco de vida un poco de imaginación, pero sobre todo expresa pena y dolor. La historia se inicia en la época del terremoto de 1985 en Chile, cuando aquel "personaje de la televisión que conducía un programa sin horario fijo.." que fue Pinochet  y una sociedad dividida generaba diferencias sociales y miedos que se heredarán a las siguientes generaciones; y pasando por el terremoto del 2010 (Dios!!! En ese pensé que era el fin del mundo 😟😟) donde los recuerdos que el personaje arrastra de esa época y un amor que se muere en la actualidad te acompaña en cada pagina, creando relaciones entre pasado, presente y el incierto futuro. Un buen libro en donde la historia resulta muy interesante, cargada de citas (no soy de buscar citas pero este libro me entregó muchas), experiencias y sobre todo, sentimientos. 03/2021 PD. Mientras escribía la reseña se movió el piso (sismo), algo suave 5.1 richter, 3-4 Mercalli (nada que asuste al chileno promedio😆😆) pero me hizo recordar  una cita en relación a eso y al Chile de los 80. "Si había algo que aprender, no lo aprendimos. Ahora pienso que es bueno perder la confianza en el suelo, que es necesario saber que de un momento a otro todo puede venirse abajo. Pero entonces volvimos, sin más, a la vida de siempre..."


Autor: Alejandro Zambra Fecha de publicación: 2011 Editorial: anagrama Páginas: 164 "Formas de volver a casa" (2011) es la tercera novela del destacado escritor chileno Alejandro Zambra, esta es considerada por los críticos como el cierre de una "trilogía" conformada por bonsai (2006) y la vida privada de los árboles (2007), con las cuales comparte algunos tópicos. El autor ha sido merecedor de una serie de premios por su obra literaria, lo cual lo ha llevado a situarse en un lugar importante dentro de la literatura chilena del siglo XXl. Nos encontramos ante un libro profundamente autobiográfico y reflexivo, en este se abordan una serie de importantes temáticas, tales como la nostalgia, el crecer en dictadura, el fin del amor y el proceso de creación literaria, entre otros. La trama de la novela propiamente tal llega hasta la página 53, luego está se convierte en algo totalmente distinto gracias a los recursos que utiliza el escritor. Zambra saca a relucir toda su genialidad en los narradores, el autor adopta dos voces narrativas a lo largo de la novela, estas se van entrelazando a través del juego metaliterario de la segunda parte, convergiendo de una forma sutil y natural en la tercera parte del texto. De este modo, la voz inicial del niño narrador, más lejana, se convierte explícitamente en la del propio autor, más cercana, es en este momento que Zambra da una pincelada clave de su filosofía al momento de escribir: la literatura más sincera y, por lo tanto la mejor, es la que surge de las propias experiencias de vida, esa es la verdadera trama. Mi apreciación de este libro es de obra maestra, es uno sencillo y con escasos efectos especiales, pero profundamente honesto y humano, un hombre que quiere volver a amar como antes, pero que se da cuenta que el paso del tiempo siempre va cambiando las cosas. Con esa lectura pude confirmar dos ideas que venían rondando por mi mente: 1. Se consolida mi apreciación de Alejandro Zambra como un referente ineludible de la literatura nacional y Latinoamericano del siglo XXl. 2. El nivel del florecimiento cultural y literario post dictadura en Chile es altísimo y debe estar entre los más prolíficos de toda la historia de nuestra joven república. Absolutamente recomendado. PD: Hablar del cierre de una trilogía me parece forzado, si bien el texto comparte algunas características comunes con sus dos obras anteriores, creo que son más cosas las que lo diferencian que las que los unen, el factor común es el tópico de la creación literaria, sin embargo ese tema es transversal a toda la obra de Zambra y no solo atribuible a esta "trilogia".


Destaco la cadencia del ritmo narrativo, y con seguridad este libro será encantador para muchos, mas no para mí. Yo necesito que me cuenten una historia, necesito una trama y en caso de no tenerla, el escritor debe ser tan hábil de aún así poder atraparme. Zambra nos cuenta partes de su infancia, partes de su presente, enlazando ambas etapas con un mismo acontecimiento importante, terremotos mayores en Chile. Me gustaría leer otros libros del autor, algo no autobiográfico.


Forma y estilo se conjugan, como las muñecas rusas, para contar una historia que contiene otra historia dentro, y a su vez, dentro de esta, otras más.


Esta novela se puede resumir como "una historia de actores secundarios". Desazón, insatisfacción y realismo encontramos en sus páginas. El autor hace y deshace en este relato, tomándose libertades que se convierten en aciertos a mi parecer. Una novela entretenida e interesante de leer por su contexto político/histórico


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


EL PSICOANALISTA

JOHN KATZENBACH

Calificación General: 8,3Por leer

EL TUNEL

ERNESTO SABATO

Calificación General: 8,2Por leer

MÁS LIBROS DEL AUTOR ALEJANDRO ZAMBRA


POETA CHILENO

ALEJANDRO ZAMBRA

Calificación General: 8,6Por leer

MIS DOCUMENTOS

ALEJANDRO ZAMBRA

Calificación General: 8,0Por leer

FACSIMIL

ALEJANDRO ZAMBRA

Calificación General: 7,7Por leer

TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


LA HIJA DEL ESTE

CLARA USON

Calificación General: 8,7Por leer

RELATOS I

JOHN CHEEVER

Calificación General: 9,4Por leer

FRASES DEL LIBRO FORMAS DE VOLVER A CASA

Era como si quisiera perderme por alguna calle nueva. Perderme absoluta y alegremente. Pero hay momentos en que no podemos, no sabemos perdernos.


Publicado porBarbiMore

Mientras la novela sucedía, nosotros jugábamos a escondernos, a desaparecer.


Publicado porBarbiMore

Ahora pienso que es bueno perder la confianza en el suelo, que es necesario saber que de un momento a otro todo puede venirse abajo.


Publicado porBarbiMore

El pasado nunca deja de doler, pero podemos ayudarlo a encontrar un lugar distinto.


Publicado porAlcazar57