Sinopsis de EUGENIA GRANDET

La historia del millonario tonelero, quien acumula riquezas y mantiene a su familia en la pobreza para acrecentar su avaricia. Junto a él encontramos a Eugenia, una ingenua chica embelesada por su primo Carlos, y cuyo amor se disputan los nobles del pueblo, que sospechan de la fortuna de la familia.

7 reseñas sobre el libro EUGENIA GRANDET

Excelente retrato social de la primer mitad del siglo XIX, pero no muy lejano a nuestra actual realidad. La avaricia y el interés como fuerzas que rigen la relación entre los hombres frustran los anhelos y deseos más sinceros y nobles.“Tal es la historia de esta mujer que no pertenece al mundo en medio del mundo, que nacida para ser esposa y madre magnífica, no tiene marido, ni hijos, ni familia”.


Entre el pasado y el presente, Balzac nos habla de la avaricia humana y el amor, dos condiciones que no podrán congeniar, por un lado Euginie, joven, inocente e ingenua, por otro lado Charles, rico, mimado y también ingenuo, obligado a transformarse en un hombre de la noche a la mañana, se convierten ambos en enamorados que se enfrentan al mundo con la más dulce intención y que poco saben de la codicia y la ambición del mundo exterior. Un amor frustrado por el avaro padre de Euginie, por los intereses de los que pretenden su mano con el fin de obtener la cuantiosa herencia de su padre, y por el mismo Charles a quien el tiempo, distancia, codicia y orgullo no permitieron seguir albergando el amor puro e infinito que había profesado a Euginie en una vieja banca antes de su partida. Tales hechos revisten de una nueva visión del mundo a Euginie, quien termina por entender de forma solitaria que la vida se labra por uno mismo, y sin perder la pureza de su corazón comprenderá la ingenuidad de las promesas del primer amor, sin dejar de velar por el amor mismo.


EUGENIA GRANDET - Honoré de Balzac Eugenia, es la hija de un rico vinatero, ávaro que guarda su tesoro en casa y que vive y hace vivir a su hija en la más absoluta miseria. Ella enamorada de su primo, un joven parisino, que jurará amor eterno y marchará a las Indias a hacer fortuna y la mezquindad de un padre, son el coctel de ingredientes que Balzac maneja con maestría para engancharnos a una historia, en la que la avaricia rodea la felicidad para ahogar la poco a poco.


Cada época tiene sus peculiaridades, aspectos inherentes al desarrollo en ese momento y observadores sagaces que con escritura incisiva exponen los aspectos más deplorables de la sociedad. Son dos aspectos los que se cruzan en esta historia que trasciende a pesar del tiempo, uno de ellos ha quedado rezagado por el peso del siglo que se extinguió y el otro fue y seguirá siendo parte de la humanidad hasta el fin de los tiempos. En el primero forman parte la avaricia, el sobre control, la paranoia y el machismo paternal del tonelero que no acepta ni el paso del tiempo ni la proximidad de la parca ni el hecho de que tras la muerte te dejas hasta los huesos; el viejo tonelero que se esconde tras un disfraz de circunspección, austeridad y rudeza forzada, pues le teme de sobremanera al axioma que conoce de canto y mil caras: la sociedad de alta alcurnia le consumiría; él y su hija como carne que alimenta un lujurioso cañón de oro y habladurías, tan superficial como el alma misma de los minerales, y es un hecho que no puede soportar. ¿Y lo que ha sobrevivido a través del paso de los años, de las épocas, de los siglos? El segundo aspecto se compone de dos verdades: premièment, la necesidad impulsiva de consumo material que es capaz de imponer valor adicional en las personas, pues mejores seres humanos son considerados aquellos que tienen un cochazo último modelo frente al hogar de clase media que hace lo necesario para consumir los nutrientes básicos. Deuxiemement, el sentimiento inexplicable que trasciende barreras demográficas de todo tipo: edades, géneros, color, consanguinidad... la cinética del amor capaz de llevar al ser humano a un límite intenso de deseo o de sosiego, es un instante por el que hemos de pasar, todo reducido a una opción de entre dos, la salida siempre será complicada y siempre traerá preguntas a futuro, el incisivo "que tal si hubiese..." arribará tarde o temprano, justo en el peor momento, justo antes de otra elección importante.


Me sorprendió el final del libro, parecía que Carlos regresaría de las Indias rico y con deseos de volver con su amada Eugenia


Lo leí porque es Balzac y quién más seria el indicado para dar a conocer los incipientes dramas de la burguesía en su momento de apogeo.


Segundo libro del autor recomendado por mi madre, es que es una enamorada de su pluma. Este me toco más la fibra sensible, si cabe, que el otro. Al ser una chica joven quien sufre el despotismo de un padre avaro hasta limites que lo lleva a la más absoluta crueldad, y es que las crueldades no solo son físicas, también pueden ser las que llegan, como se suele decir, al alma.


MÁS LIBROS DEL AUTOR HONORE DE BALZAC


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


LA HIJA DEL ESTE

CLARA USON

Calificación General: 8,7Por leer

RELATOS I

JOHN CHEEVER

Calificación General: 9,4Por leer

FRASES DEL LIBRO EUGENIA GRANDET

_¿Hay teatro aquí? _¡ir a un espectáculo! ¡Ver a los comediantes! Pero, señor, ¿no sabe usted que eso es pecado mortal?


Publicado porNines65

La compasión y la ternura de una muchacha poseen una influencia verdaderamente magnética.


Publicado porNines65

Charles era un hombre demasiado a la moda, había sido demasiado mimado por sus padres, demasiado adulado por la gente para tener grandes sentimientos.


Publicado porNines65

La adulación no emana nunca de las almas grandes, sino que es patrimonio de los espíritus pequeños que logran empequeñecerse aún más para entrar mejor en la esfera vital de la persona entorno a la cual gravitan.


Publicado porNines65