Calificar
8,0 71 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de ESPERANDO A GODOT

La angustiosa situación de dos seres cuya vida y grotesca solidaridad se forjan en la espera de ese quién sabe qué . Cuando en 1953 se estrenó en París Esperando a Godot, casi nadie sabía quién era Samuel Beckett, salvo, quizá, los que ya lo conocían como ex secretario de otro irlandés no menos genial: James Joyce. Por aquellas fechas, Beckett tenía escrita ya gran parte de su obra literaria; sin embargo, para muchos, pasó a ser 'el autor de Esperando a Godot'. Se dice que, desde aquella primera puesta en escena fue, realizada por el gran Roger Blin, causó tanta estupefacción y obtuvo tanto éxito hasta nuestros días, no ha habido año en que, en algún lugar de nuestro planeta, no se haya representado Esperando a Godot. Más de cuarenta años en los escenarios del mundo! El propio Beckett comentó en cierta ocasión, poco después de recibir el Premio Nobel de Literatura en 1969, que Esperando a Godot era una obra 'horriblemente cómica'.

Año de publicación:2003

6 reseñas sobre el libro ESPERANDO A GODOT

Leer esta obra dramática de Beckett fue un deseo siempre postergado, hasta ahora que tomé valor. ¡Y por poco y arrojaba la toalla. Un obra que funda su tensión dramática en la espera de alguien: Godot, del que solo se sabe su nombre. Vladimir y Estragón son hombres que cuelgan de un destino absurdo, y sus existencias han perdido todo sentido, porque no ven la claridad hacia adelante, porque no existe, son seres humanos que han sido arrojado a la vida sin ningún sentido y completamente abandonados. No hay salvación, sus existencias carecen de dirección, les falta esa sustancia esencial de la acción dirigida, conciente, y que Godot podría darles. Sus reflexiones son sobre situaciones banales (aunque Lucky y Pozzo son personajes con un simbolismo concentrado, llenos de paradojas terribles). Definitivamente, una obra de enorme profundidad filosófica, y por eso, merece y necesita ser releida.


La eterna espera del ser humano, absurdamente representada, de un algo o alguien, en tanto solo se busca pasar el tiempo y se ve pasar el mismo, absurda, comica risible, para enterarse que hoy no llegara y se reinicia la espera el dia de mañana,


La verdad es que esperaba más de una obra exiscentialista,y de todo un premio Nobel como fue Beckett,se me ocurririan bastantes obras existencialistas infinitamente mejores, bastaría con nombrar a Dostoievski y Sartre dos existencialistas con un talento superior.


Leí esta obra en el bachillerato en la clase de teatro, o historia del teatro, ya no recuerdo bien, pero volví a leerla cuando adquirí el libro en versión náhuatl, traducida por el historiador e investigador Patrick Johansson. El único cambio que le hizo fue un lugar europeo por Comala, de mi precioso estado Colima, México (donde ahora vivo), dicho lugar fue elegido porque la gran novela Pedro Páramo habla de Comala. En fin, una obra muy existencialista, que parece a Godot como Dios (pero según el autor no es, ya que Godot es la bota que uno de los personajes espera), pero que tiene dentro de la obra temas con un transfondo profundo que hay que reflexionar. La obra fue escrita con un contexto histórico muy fuerte y desafortunado, la segunda guerra mundial, al igual que Vicente Huidobro con "Altazor", a quienes leyeron "Esperando a Godot" les recomiendo altamente "Altazor o el temblor en la tierra", del autor chileno.


No tiene sentido. Tiene todo el sentido. Me gusta. No me gusta. Vengo. Voy.


Creo que todos esperamos algo o a alguien. Aquí en la espera pasan eventos que te hacen olvidar la espera y vivir. Así quiero esperar, viviendo.


Más libros del autor SAMUEL BECKETT


MOLLOY

SAMUEL BECKETT

Calificación General:6,7

Frases del libro ESPERANDO A GODOT

Esperamos. Nos aburrimos. (Levanta la mano). No, no protestes, nos aburrimos como ostras, es indudable. Bueno. Se nos presenta un motivo de diversión, ¿Y qué hacemos? Dejamos que se pudra.

Publicado por:

Profrtello

Las lágrimas del mundo son inmutables. Por cada uno que empieza a llorar, en otra parte hay otro que cesa de hacerlo

Publicado por:

Profrtello