LITERATURA CONTEMPORÁNEA

ESCUCHA LA CANCION DEL VIENTO Y PINBALL 1973

HARUKI MURAKAMI

Calificar
7,1 69 votos

Sinopsis

El origen del mito Murakami: las dos primeras novelas del célebre autor japonés, en un solo volumen. Escucha la canción del viento (1979), la ópera prima de Murakami, sigue a un estudiante de veintiún años, sin nombre, de vacaciones en su ciudad natal, en agosto de 1970. El joven pasa el tiempo en compañía de su mejor amigo, apodado el «Rata», una chica con cuatro dedos en la mano izquierda y un barman. A estos personajes se suma la fi gura de un escritor (inventado): Derek Heartfield, con quien se abre y se cierra la obra. Pinball 1973 (1980) se desarrolla tres años después. Ese mismo joven vive ahora en Tokio, con dos gemelas idénticas, mientras el «Rata» sigue viendo pasar la vida en el J.’s Bar. Una novela melancólica (con gatos, pozos y antiguas novias), en una atmósfera poética, que contiene las mejores escenas de pinball de la historia de la literatura.

Año de publicación:1979

8 reseñas sobre el libro ESCUCHA LA CANCION DEL VIENTO Y PINBALL 1973

Murakami comenta en la introducción que uno de los métodos que lo ayudó a empezar con la escritura fue el pensar en otro idioma. Así las emociones e imágenes que le inundaban el pensamiento se sintetizaban y fluían más simple. Esa forma se ve reflejada fielmente en su impronta junto con una fuerte intencionalidad (espero) en transmitir la sensación de que el tiempo es un letargo y que todo lo que ocurre se sucede sin variar. En cada oportunidad que pude leerlo sentí que estaba leyendo alguna secuela de cualquiera de sus libros. Por eso no resumo de que tratan estas historias, porque agarres el libro que agarres lo que se cuenta suele tener el mismo formato. Como si gran parte de su obra fuera un solo flujo de pensamiento rondando hacía alguna parte, siempre con los mismos componentes y con la misma sensación final de incomprensión y hastío. Sumando que la divagación es bastante. No sé quizás se pierda gran parte de la magia con la traducción. Lo que rescato son las citas y datos que mezcla cada tanto, algo nuevo descubris seguro. Lo recomendaría para leer entre otras lecturas, como descanso, pero sin esperar obtener mucho al final.


Las novelas que lo empezaron todo. Escucha la canción del viento y Pinball 1973 son, más que una introducción a lo que el autor fuera a presentarnos en el futuro, una expresión de desasosiego, melancolía y quietud. La prosa, aún en el estado más temprano, bien pulida y provoca al mundo onírico. Desde la chica de cuatro dedos hasta el almacén frigorífico de las máquinas pinball. Es una gran forma de empezar a leer a Murakami. Y es una gran forma de empezar a leer en primero lugar.


Las dos primeras novelas de Murakami, en Escucha la Canción del Viento se nota una gran diferencia con las posteriores, incluso con Pinball 1973, que está mejor escrita, es más amena y hay mayor madurez literaria. Ambas están relacionadas, los mismos personajes, la misma ciudad y circunstancias pero con historias distintas. Desde sus inicios el autor se caracteriza por hablar de bares, jazz, gatos, mujeres, etc. Dos historias que se disfrutan, en especial la segunda.


Las primeras novelas de Murakami, no son nada deslumbrantes, sin embargo ya esboza algunos de los tópicos que serán referentes constantes en sus obras posteriores.


No sé cómo hablar de los libros de Murakami, ya he leído más de 6 de él y aún me quedo con el sabor de boca de no haber entendido completamente la historia, hay momentos donde me pierdo. Lo que no puedo negar es su agradable manera de escribir las historias, no faltan las frases que marcar. Da la impresión de que se sentaba en la mesa de su cocina a escribir lo que le viniera en mente (jeje, ya sé que él mismo lo dice al inicio de esta edición, de hecho me pareció la parte más interesante del libro aunque no formara parte de la historia). Pero a lo que me refiero es que sí parece divagar, incluye lo que quiere cuando quiere y eso también hay que agradecerlo porque ya antes lo he escuchado: un escritor debe escribir para sí mismo, dejar fluir sus ideas por más inverosímiles que parezcan, no escribir aquello que los demás quieren o creen necesitar. Bueno, fue reconfortante haber leído las primeras dos historias de Haruki, a veces me confunde pero siempre me divierte.


Si bien no me pareció de lo mejor de Murakami (por algo son las primeras dos novelas del autor) no hay una vez que no me sorprenda, no me enseñe algo y no me deje pensando. Por eso y por la forma de engancharme en sus novelas es mí escritor preferido. Recomiendo el libro, sin embargo, si no conocen al autor, no empiecen por este libro. Tiene otros muchísimo mejores!


No es lo mejor del autor nipón porque es lo primero que escribió, sin embargo lo considero buena lectura .Ambas están relacionadas, los mismos personajes, la misma ciudad y circunstancias pero con historias distintas. Desde sus inicios el autor se caracteriza por hablar de bares, jazz, gatos, mujeres, etc. Dos historias que se disfrutan, en especial la segunda.


Después de leer algunas obras posteriores de Murakami, leer su primera obra es reconfortante. Puesto que en este texto se abordan muchos de los temas que el autor desarrollará a lo largo de su escritura. Un buen libro para iniciarse en el mundo "murakamiano".