1. ALIBRATE
  2. HISTORIA, POLÍTICA Y CIENCIAS SOCIALES
  3. ERASMO DE ROTTERDAM: TRIUNFO Y TRAGEDIA DE UN HUMANISTA

HISTORIA, POLÍTICA Y CIENCIAS SOCIALES

ERASMO DE ROTTERDAM: TRIUNFO Y TRAGEDIA DE UN HUMANISTA

STEFAN ZWEIG

Calificar:

8,9

15 votos

Sinopsis de ERASMO DE ROTTERDAM: TRIUNFO Y TRAGEDIA DE UN HUMANISTA

Stefan Zweig se refirió al gran humanista Erasmo de Rotterdam como el primer «europeo consciente de serlo». Para él, Erasmo era el «maestro venerado», al que se sentía unido no solamente en lo espiritual sino sobre todo en el rechazo de toda clase de violencia. Esta «figura de alguien que tiene razón no en el ámbito tangible del éxito sino únicamente en sentido moral» fascinaba a Zweig. La fortaleza de espíritu y la dificultad para decidirse a actuar constituyen el «triunfo y la tragedia» de Erasmo. Stefan Zweig intenta, con su biografía, que Erasmo replique con lo que fue el sentido de su vida: la justicia. Sabe que «el espíritu libre e independiente, que no se deja atar por ningún dogma y que evita tomar partido, no tiene patria en la tierra».

3 reseñas sobre el libro ERASMO DE ROTTERDAM: TRIUNFO Y TRAGEDIA DE UN HUMANISTA

He de asumir que el hábito no hace al monje y esto me lo acaba de demostrar una vez más un autor. Esta vez ha sido Sweig con esta magnifica biografía de uno de los hombres más ilustres del Renacimiento, representante inequívoco del humanismo más absoluto, llevado a la cumbre más alta con acérrima práctica. Se puede militar, hacer proselitismo sin por ello conllevar fanatismo alguno. Es evidente que gran parte de culpa es mía y solo mía, la sola mención de una sotana, un habito, una mitra me induce a pensar en un fanático de campeonato, la Historia con mayúscula no hace más que corroborar este pensamiento mío, llena de execrable mácula de abusos e injusticias la repleta. Cuántas barbaridades se han cometido enarbolando la bandera de un dios, de cualquiera de los supuestamente existentes. Pero mi culpa está en no conocer con la suficiente entereza que en época determinada solo los religiosos tenían acceso a la cultura y esta premiaba por encima de cualquier religiosidad sincera o encubierta. La verdad que hasta la lectura de este libro ignoraba bastante la obra de Erasmo, su serena ideología, su religiosidad desprovista de fanatismo, de pensamientos guiados por la moderación y la falta de alineamiento a un partido u otro. Esto me hace reafirmarme en la máxima de Sócrates: sólo sé que no sé nada. Hay que mantener encendida la sed de conocimiento. Es una meta absolutamente inalcanzable pero más cercana cada día, cada paso que supone el leer un libro nuevo, desconocido.


Este judío nacido en 1881 y fallecido en Brasil en 1942 ( que visitó varias ciudades argentinas en 1940 ) escribe fabuloso porque "describe" maravillosamente ! Este libro - que es una PERLITA - muestra la grandeza y algunas falencias de un gigante: Erasmo de Rotterdam ( hijo ilegítimo de un clérigo) al que llama "el primer europeo conciente", "el primer cosmopolita", el mayor defensor del ideal humanístico, el primer teórico literario del pacifismo, que amó muchas cosas ( la independencia de pensamiento, la diversidad, fomentar lo que une - no lo que separa, proceder con comprensión) y que odiaba a ultranza el fanatismo, a los obstinados, a los monoideístas y toda opción partidista. Odió siempre la dictadura del pensamiento unilateral). Erasmo fue una LUZ preclara en un momento histórico único ( aparición de América, Copérnico, etc ) Su tarea era - como buen humanista - devolverle a los hombres lo divino sin mediación de lo eclesiástico. Su estancia en Inglaterra "lo cura" de la Edad Media. Cero superstición en su alma. Y fué el que deslizó de contrabando toda la materia explosiva de la Reforma ( Elogio de la Locura es una muestra de ello). Como suele decirse: Erasmo puso los huevos que Lutero empolló. Y aquí toda su agudeza y claridad se depliega en el contrapunto con ese otro grande con quien se escribió pero a quien no conoció: Lutero. Ambos fueron los hombres más célebres de la Reforma alemana: para Lutero lo más importante era lo religioso, para Erasmo lo humano. Spinoza, Diderot, Voltaire, Kant, Tolstoi entre otros, encendieron sus luces en la de Erasmo. Cuando Erasmo agoniza, aparece El Príncipe, de Maquiavelo, Lo opuesto a los ideales erasmistas. Aun así, la Ilustración retomará lo que Erasmo anhelaba: una continua humanización de la humanidad y el triunfo de la razón sobre las pasiones egoístas y pasajeras.


Vaya, realmente la pluma prodigiosa de Stefan Zweig te traslada a aquellos relatos que el quiere compartir con la humanidad, dentro de sus biografías, esta de Erasmo de Rotterdam es una maravilla, uno no puede objetar un solo punto planteado en la misma, y es que la visión de Erasmo es más latente gracias al maestro Zweig, por cierto que sabe reconocer a esas personalidades que a lo largo de la humanidad merecían una biografía plausible de este tipo. Quien lea este libro sera un gran adepto de la visión de estos grandes señores que nos deja como legado el mundo


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN HISTORIA, POLÍTICA Y CIENCIAS SOCIALES