Calificar
9,5 8 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

Montaigne es el hijo por excelencia del Renacimiento. Y de su padre, naturalmente, que se empeñó en que la lengua materna de su hijo fuese el latín. De ese modo, el pequeño Michel a los seis años leía las "Metamorfosis" en su lengua original, y uno después a Virgilio, cuyas "Geórgicas" admiraría hasta el final. Estudió leyes en Toulouse; fue alcalde de Burdeos como su padre; leyó el "Heptamerón" y hospedó en su casa a Enrique de Navarra; viajó por Suiza, Italia y Alemania, y dejó un "Diario de viaje" que vio la luz doscientos años después. Tuvo un amigo, Étienne de la Boétie: su amistad, como la de Niso y Euríalo, como la de Pílades y Orestes, ha pasado a ser figura y paradigma. Los "Ensayos" es una de esas obras que puede figurar sin reparo en la biblioteca esencial de la humanidad y nos reconcilia con ella. Montaigne —aquel "bordelés escéptico", como lo llamó Carpentier— habla con la misma libertad y sensatez del conocimiento, de la razón o de la tortura, que de las dimensiones (discretas) de su pene. No mitifica nada, todo lo mira con un saludable escepticismo y cierta melancólica distancia, pues, dice él, "solo los locos están seguros y resolutos"; un oportuno distanciamiento que le impedía caer en fáciles idolatrías. Incluso de las letras escribe: "Téngolas en gran estima, mas no las adoro". Incluso de la razón —"cántaro de doble asa, que se puede agarrar por la derecha (continúa...)

Año de publicación:2013

2 reseñas sobre el libro ENSAYOS COMPLETOS

La fascinación que ejerce Montaigne está en la actualidad de sus juicios. Escribió sus ensayos en el siglo XVI para parece hablarnos de lo que sucede hoy. Con insólita sencillez expresa los pensamientos que nos abruman, como cuando somos testigos de la injusticia: “Ningún estado de cosas más detestable puede imaginarse que aquel en que la maldad viene a ser legítima y a adoptar con el consentimiento del magistrado el aspecto de la virtud”; o como cuando uno mira a los incompetentes que nos gobiernan y se pregunta: “¿es razonable hacer depender la vida de un hombre cuerdo del juicio de los locos?”. Aunque creo que no estamos tan cuerdos cuando elegimos a ignorantes, mafiosos y ladrones para dirigirnos. Pero este es un desliz provocado por la indignación. Mejor ignorarlo porque no tiene que ver con el excelente libro.


Una de les raons per les qual mereix la pena de ser humà.


También se buscó en RELIGIÓN Y FILOSOFÍA


Frases de ENSAYOS COMPLETOS

La imaginación hace que las cosas ocurran

Publicado por:

atolomei