Calificar
9,0 4 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de EN BUSCA DE LA FELICIDAD

Manhattan, víspera del día de Acción de Gracias de 1945. La guerra ha terminado y la fiesta de Eric Smythe está en pleno apogeo. Todos sus amigos de Greenwich Village están allí. También su hermana Sara, una joven independiente y despierta, que empieza a abrirse camino en la gran ciudad. Es entonces cuando Jack Malone, un periodista del Ejército estadounidense que acaba de llegar de Alemania, se cuela en la fiesta.En busca de la felicidad, historia trágica de un amor, es la historia de lealtades contrapuestas, decisiones morales y azarosos destinos.

Año de publicación:2005

2 reseñas sobre el libro EN BUSCA DE LA FELICIDAD

Una novela trágica en la que cada capítulo te hace adentrarte y sentirte el propio personaje permitiéndote recapacitar y ver todas las caras de la historia dándote la oportunidad de apreciar porqué cada uno hace una cosa u otra. Cuenta con un léxico impecable y te sitúa por completo en la época. Simplemente, fascinante.


Interesante para reflexionar sobre la vida


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA


Frases del libro EN BUSCA DE LA FELICIDAD

Una muerte muy tranquila. Digna. Estoica. Sin quejas. Mi madre había muerto como había vivido.

Publicado por:

skhaysi

Y me dio en qué pensar: en el momento en que terminamos una discusión hacemos desaparecer el recuerdo de aquella discusión. Es un rasgo humano fundamental: sanear el pasado para seguir adelante.

Publicado por:

skhaysi

¿Era aquello amor de verdad? ¿En su forma más pura y simple? No podía atribuir ningún otro significado a lo que sentía, excepto que me consumía, me debilitaba y me mareaba como una gripe fuerte.

Publicado por:

skhaysi

¿Me estás diciendo que el amor es como tirarse por una ventana?

Publicado por:

skhaysi

Como la persona más cercana al difunto, se esperaba de mí que marcara el tono emocional de la ocasión. Si me mostraba histérica, no temerían abandonarse. Si sollozaba, se limitarían a sollozar también.

Publicado por:

skhaysi

Pero ¿quién no se pone melancólico en un funeral? ¿Quién no mira un ataúd viéndose a sí mismo en el interior? Dicen que los funerales son para los vivos. No puede ser más cierto. Porque no sólo lloramos por los que se van. También lloramos por nosotros mismos.

Publicado por:

skhaysi

El miedo básico de todo adulto a perder lo que ha conseguido con su trabajo.

Publicado por:

skhaysi

Sólo la esperanza de que lo sea. Y, en términos puramente teóricos, la esperanza es un concepto aún más frágil que la fe.

Publicado por:

skhaysi