1. ALIBRATE
  2. ARTE Y ARQUITECTURA
  3. EMOCIONARTE. LA DOBLE VIDA DE LOS CUADROS

ARTE Y ARQUITECTURA

EMOCIONARTE. LA DOBLE VIDA DE LOS CUADROS

CARLOS DEL AMOR

Calificar:

7,7

27 votos

Sinopsis de EMOCIONARTE. LA DOBLE VIDA DE LOS CUADROS

Con un estilo literario y profundamente divulgativo, seductor y personal, Carlos del Amor nos ofrece un viaje por treinta y cinco obras de todos los tiempos, con especial atención a la pintura femenina y a la española. Un viaje a través de texturas, colores, claroscuros, historias, miradas, vidas, abrazos, besos…, que nos descubre un caleidoscopio donde se aúnan verdad y ficción, historia del arte, imaginación y emoción.   «El arte es una celebración. Un cuadro no se acaba en lo que encierra su marco, un cuadro vive antes y después de que lo miremos. El marco lo acota y nosotros debemos cruzar esa frontera para hacer que su existencia siga saltando siglos y vidas, y se renueve con cada mirada. Cada cuadro es un cuento, una novela, un relato, y eso he pretendido reflejar en estas páginas: romper el marco y expandir el lienzo hasta donde sea posible».  

6 reseñas sobre el libro EMOCIONARTE. LA DOBLE VIDA DE LOS CUADROS

Es una pena no poder hacer una bonita valoración de un libro que intenta ahondar en las múltiples facetas que engloban a una obra de arte y quizás mi valoración no sea del todo justa como historiadora del arte, pero la profundidad con la que trata Carlos del Amor cada una de las obras comentadas no me ha aportado nada. Es posible que esta obra sea para esas personas que intentan introducirse levemente en el mundo artístico, pero aún así especular sobre conversaciones, pensamientos y recuerdos de artistas me parece devalúan un gran trabajo de investigación.


Cuando leí la sinopsis del libro me hice la idea de una colección de historias relacionadas con distintas obras pictóricas y me pareció una idea genial y muy sugerente. La realidad, sin embargo, es muy distinta pues auque como ensayo no está mal y te ayuda a la lectura de los cuadros que va presentando, de la parte novelada pienso que el autor no ha sabido sacar todo el provecho que podía. Me hubiera gustado que se hubiese centrado más en los relatos. Interesante si quieres conocer un poco más la vida y obra de los pintores que trata. Si buscas ese relato inspirado por el cuadro, muy flojito.


Noviembre/26/2020 Este libro es una obra de arte, qué formidable y a la vez sencilla forma de darnos a conocer pinturas y pintores. Un tesoro de libro. Me sorprendió y me emocionó Carlos. Extractos del libro: Una obra de arte concluye siempre en los ojos del espectador. El arte es una celebración. Lo que nos sirve de refugio y nos pone a salvo del ruido exterior, de la sinrazón, de la barbarie: el arte. ¿Cómo no amarlo? ¿Cómo no emocionarte?


Lo abandoné al poco de empezar a leerlo porque no sentía que me aportaba nada sobre el cuadro.


Una obra que trata los sentimientos, las impresiones y sensaciones; que va directa al alma. Habla de todo lo que trasciende la técnica y de lo que nos hace crear arte. Habla de nosotros. Es un libro maravilloso como pocos se han escrito. Combina la historia que podría albergar el cuadro, trabajando la imaginación del que aprecia el arte, con un contexto histórico o social de la obra. La originalidad del autor buscando otra forma de interpretar la pintura me ha permitido disfrutar y reencontrarme con el arte de otra forma, mucho más particular y emocional.


Edición ligera. No entiendo que haya recibido ningún premio teniendo en cuenta lo descuidado de la edición: faltas de ortografía, frases con sintaxis equívoca, etc. El libro está dividido en capítulos cortos, cada uno dedicado a un cuadro y, aún así, se hace pesado. Cada capítulo incorpora una especie de reflexión imaginativa donde el autor fantasea sobre las ideas que el cuadro evoca en él. Esto es lo peor del libro porque estas elucubraciones son de un lenguaje poético un tanto sobado, lleno de repeticiones anafóricas, lugares comunes y una dosis generosa de temas sociales de cajón: un feminismo forzado, empatía condescendiente y proyectada, sobrevaloración de la ensoñación banal que pasa de un salto de lo cotidiano a lo abstracto. Lo mejor del libro son los segmentos factuales que explican algo de la historia del cuadro en cuestión aunque aquí también lo novelesco tiende a destacar -quizá eso mantiene el interés del lector. De hecho, dos tercios dentro del libro empezé a saltarme los vuelos poéticos del autor y a leer sólo lo interesante, las historias. Los cuadros escogidos por el autor son su prerogativa, claro. Al fin y al cabo, es un libro personal. Algunos pertenecen a pintores/as "recuperados" por la historia. La mil veces contada historia de Madame X y el deletéreo efecto ( no por mucho tiempo) sobre Singer Sargent; el triunfo de Rosa Bonheur y sus increíbles cuadros de animales; Hammershoi, el de los interiores minimalistas; Otros cuadros son obras "menores" de autores celebérrimos, los prisioneros de Van Gogh o la Camile muerta de Monet. Ocasiones para escaparse de las avenidas famosas y meterse en pasadizos menos explorados. Hay un esfuerzo por incorporar muchas pintoras aunque, con la excepción de Bonheur, el autor evita las que realmente han pasado a la palestra mundial como Georgia O'Keefe, Vigée Lebrun o Mary Cassatt, y se centra en rescatar a pintoras desconocidas (dos españolas, por cierto). Uno hubiera deseado que se hiciera lo mismo con los pintores españoles menos conocidos para eliminar del todo la sensación de haber reciclado historias expuestas en otros países. A nota personal, me parece muy bien que el autor se haya centrado en mujeres artistas o el lesbianismo de Bonheur. Hubiero sido mejor aún, ya puestos, que hubiera destacado la importancia de la homosexualidad de Grant Wood que informa tanto de su "Gótico Amricano" o la de Singer Sargent que permite explicar la elegancia femenina de sus retratos. También huniera hecho bien, ya puestos, en recuperar a algunos pintores no europeos como Juan de Pareja, Osawa Tanner y otros que poco a poco se han apreciando, o al menos reivindicando. De ahí que parezca un poco forzado enll tratar de tomar un ángulo social esclarecido. Un libro fallido pero con buenas intenciones y fácil de leer si se omite la prosa pseudo-poética del autor. No para premio pero para una tarde entretenida. (less)


MÁS LIBROS DEL AUTOR CARLOS DEL AMOR


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN ARTE Y ARQUITECTURA


FRASES DEL LIBRO EMOCIONARTE. LA DOBLE VIDA DE LOS CUADROS

Una obra de arte concluye siempre en los ojos del espectador.


Lo que nos sirve de refugio y nos pone a salvo del ruido exterior, de la sinrazón, de la barbarie: el arte.


El arte es una celebración.