Calificar
8,0 22 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

Descrita como la novela más personal y autobiográfica de Irène Némirovsky, El vino de la soledad (publicada en 1935) recrea el destino de una adinerada familia rusa refugiada en París, y describe la venganza de una joven contra su madre, motivo que la escritora ya había tratado en esa pequeña joya literaria que es El baile. Con una mirada inteligente y ácida, la novela sigue a la pequeña Elena de los ocho años a la mayoría de edad, desde Ucrania hasta San Petersburgo, Finlandia y finalmente París, donde la familia se instala tras el estallido de la revolución rusa, en un recorrido paralelo al que realizó la propia Némirovsky. La madre de Elena, una mujer bella y frívola de origen noble, desprecia a su marido, un potentado judío, y a su hija. Cuando ésta se convierte en una joven hermosa y descubre que atrae al amante de su madre, comprende que ha llegado el momento de vengarse.Irène Némirovsky, autora de la impactante Suite francesa, mostró desde joven un talento excepcional. Su trágica muerte, a los treinta y nueve años, en un campo de concentración puso fin a una obra magistral, que ha sido redescubierta con enorme éxito. El vino de la soledad es otra magnífica novela de esta escritora maravillosa, lúcida y brillante.

Año de publicación:2014

3 reseñas sobre el libro EL VINO DE LA SOLEDAD

Me gustó, teniendo en cuenta que fue uno de sus primeros libros escritos, en 1939, está bien. Pero para solo bueno, sin mas!


«El vino de la soledad es en parte novela y en parte fantasía autobiográfica, pero es, sobre todo, la condena de una madre que arroja a su hija al papel de rival sexual, robándole así su infancia y precipitándola demasiado temprano en un mundo de pasiones adultas.» J. M. Coetzee, The New York Review of Books «Némirovsky es autora de una de las obras de ficción más grandes, humanas e incisivas que el conflicto ha originado.» The New York Times Book Review «Nunca antes Némirovsky había indagado tan a fondo en el dolor del mundo de la infancia como en esta novela, cuya protagonista, Elena Karol, es de hecho su doble, su álter ego literario.» La Repubblica «Némirovsky da lo mejor de sí en el retrato de la pequeña Elena [...]. El vino de la soledad no es una saga familiar, sino un ajuste de cuentas filial.» Marianne


EL VINO DE LA SOLEDAD - Irène Némirovsky Beber el vino de la soledad, es catar la amargura de una infancia rota por una madre obsesionada por mantener la eterna juventud, por ser Bella, aunque en ello se venda al diablo cualquier cariño hacia su propia hija; y un padre preocupado en acumular riquezas para retener a su hermosa esposa - que no es tal- y para perderlas en el juego de la vida. Un padre de cariños normalmente ausentes que no suple lo suficiente la soledad y la falta de amor de su hija Elena. El mundo de Elena es un mundo de ausencias, de libros y de visión amarga de su triste realidad, con tan solo un pequeño refugio: Rose, su niñera, esa niñera que evoca la magia de París y que no cierra los ojos a una niña que perdió su infancia desde el momento en que tuvo uso de razón. La prosa de Némirovsky es fluida, reposada, con un olor a campiña en primavera. Te desliza por sus frases con quietud. Sin embargo, en el capítulo V de la segunda parte, eje central del libro y que sin duda marca un antes y un después en la historia, la angustia nos acecha como la niebla en la que el texto nos pierde. Aquí, el mundo infantil termina de romperse y surge una Elena más fuerte. Fuerza que surge de la falta de afectos y que convierte a Elena en una mujer dispuesta a utilizar el amor como arma de venganza hacia una madre que destrozó su niñez. Pese a todo, Elena se mece entre la venganza y la condena con ella de su propia esperanza de ser feliz; entre las cadenas de afecto a un padre cariñoso pero ausente y las riendas de su libertad. Un libro sobre el amor fraternal o su carencia, sobre la corrupción del dinero, sobre la falta de afectos en la infancia. Un libro sobre la soledad, ese vino que deja un poso de amargura.


Más del autor IRENE NEMIROVSKY


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA