Calificar
7,1 16 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

Este maravilloso relato de Hermann Hesse (1877-1962) recrea los últimos meses de vida de Klingsor, un pintor expresionista bebedor y mujeriego retirado en un remoto pueblo suizo en el que, sumido en el cromatismo de la luz meridional, la vida simple y la comunión con la naturaleza, experimenta la pugna entre sus inclinaciones sensuales y su aspiración espiritual al tiempo que barrunta su próximo final. Escrito después de" Demian" y a poco de haber concluido la Primera Guerra Mundial, en" El último verano de Klingsor" (1920) Hesse levanta un trasunto de su propia situación en aquel momento: una encrucijada en que buena parte de su vida anterior –la lucha por hacerse un nombre como escritor, el áspero conflicto con su familia, su primer matrimonio y sus frutos– había tocado fin o estaba a punto de hacerlo.

Año de publicación:2017

2 reseñas sobre el libro EL ÚLTIMO VERANO DE KLINGSOR

EL ÚLTIMO VERANO DE KLINGSOR nos habla de un pintor enfrentándose a su propia muerte a través del color, el color en toda su plenitud con todos su matices y a mi una y otra vez me llevaba al reflejo de Van Gogh. La expresión de los colores, el impulso obsesivo, la descripción de los rasgos, leía y siempre era Van Gogh, Van Gogh dejando de ser pintura para convertirse en palabras, para fundirse con la escritura.


Primero que todo no me considero un buen crítico de la literatura. Simplemente expreso de una forma sencilla cuando un libro me gusta o no. Ahora bien; abandoné lamentablemente El último verano de Klingsor porque me pareció muy aburrido. 🤷🏼‍♂️ Y sin embargo, agradezco a Hermann Hesse, o mejor, agradecer a la editorial por anexar con esta novela una pequeña obra llamada "alma de niño". Alma de niño, obviamente fue escrito por este maravilloso autor, Hermann Hesse, fue escrito en el año 1920 (eso creo) después de la novela Demian. Alma de niño y también llamada Alma infantil, narra la historia sobre un niño ingenuo y callado que comete actos oscuros llevado por su desobediencia inocente. Pero al igual que todos los niños, el niño arrepentido y con miedo espera que la víctima, que es su padre, le pueda hacer algo.


Más del autor HERMANN HESSE


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA


Frases de EL ÚLTIMO VERANO DE KLINGSOR

El amor no debe pedir- continuo-, ni exigir tampoco. Ha de tener la fuerza de llegar en sí mismo a la certeza, y entonces atrae ya en lugar de ser atraído.

Publicado por:

Arnclei.Rg